:::: MENU ::::

10 de noviembre de 2020

  • 10.11.20
La mayoría de las almazaras y cooperativas de la provincia de Córdoba reciben desde hace varios días las primeras aceitunas para molturar en el marco de esta nueva campaña de aceite que, además de comenzar antes de lo habitual, se encuentra claramente marcada por las medidas de prevención frente al coronavirus. De esta forma, almazaras y cooperativas implantan ya sus planes de contingencia frente a la pandemia que, en el caso de la zona de Montilla-Moriles, resultaron totalmente efectivos durante la pasada vendimia.


De esta forma, cooperativas como La Unión y Nuestra Señora de La Aurora de Montilla, o Nuestra Señora de La Asunción de Montemayor, han adaptado las medidas desarrolladas durante la vendimia a la campaña oleícola que, en sus primeros días, ha estado marcada por el cierre perimetral de ambos municipios.

"El plan de prevención y contingencia de nuestros trabajadores es el mismo, mientras que se han establecido algunas limitaciones de acceso a los socios a zonas como la zona de pesaje, y esperemos tener tan buenos resultados como en la vendimia", reconoció a Andalucía Digital el director-gerente de La Unión, Francisco Fernández, quien destacó que "en una campaña tan larga como es la de la aceituna, no se puede permitir que exista riesgo de contagio".

Una idea compartida tanto por el presidente de La Aurora, Antonio López, y el responsable de La Asunción, Juan Luque, quienes reconocen que las características del proceso de recogida de la aceituna "permite cumplir con más seguridad con medidas como la distancia entre los trabajadores", si bien la incidencia del covid-19 en el distrito sanitario Córdoba Sur es mucho mayor en la actualidad.

En este sentido, el presidente de la organización agraria Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, subrayó que se trata de “una campaña particular por la situación de la pandemia, que hace que los empresarios olivareros que contraten trabajadores temporales tengan que disponer de un plan específico que asegure un entorno de trabajo seguro”. Distancia de seguridad, uso de mascarilla, información y formación o reorganización de espacios y tiempos son algunas de las medidas a llevar a cabo también en el campo.

Más producción

Con todo, las previsiones que baraja el sector para la nueva campaña son, en la mayoría de los casos, positivas en lo que a producción se refiere, si bien preocupa el estrés hídrico que presentan muchas de las plantaciones. "Sin duda las últimas lluvias están ayudando mucho a mejorar el rendimiento, pero lo ideal es que se hubieran registrado más cuantiosas y más tempranas", apuntó Antonio López quien, con todo, estima que la Cooperativa La Aurora molturará entre un 20 y un 30 por ciento más que en la pasada campaña.

Unas cifras que también comparte la Cooperativa La Unión y que, sin embargo, desde La Asunción revisan a la baja pues, según apuntó Juan Luque, "los olivos se encuentran muy deshidratados y la lluvia que ha caído es insuficiente".

Mientras tanto, el aforo presentado por la Consejería de Agricultura prevé en la provincia de Córdoba 317.000 toneladas de aceite, un 62 por ciento más que la campaña anterior y un 16,9 por ciento más que la media de las últimas cinco campañas. Una buena campaña a nivel provincial que, sumada al resto de España, prevé una producción total en torno a 1.500.000 toneladas.

Por otro lado, junto a la meteorología, desde Asaja señalan a la situación económica del sector como otra de las causas de la temprana recolección de esta campaña pues "los aceites tempranos suelen ser más apreciados por su calidad, y por los que normalmente se reciben mejores precios". "Actualmente, en los stocks no hay aceites vírgenes extra por lo que estos primeros aceites son más demandados y mejor pagados", indicó la organización agraria.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos