:::: MENU ::::

16 de enero de 2018

  • 16.1.18
La bombona de butano ha visto hoy crecer su precio máximo por segunda vez consecutiva desde el pasado mes de noviembre, con un incremento de 24 céntimos, situándose ya un 14 por ciento más cara que hace un año, tal y como ha puesto de manifiesto FACUA-Consumidores en Acción a través de un comunicado.



Con la última revisión bimestral, la bombona pasa a costar un tope de 14,69 euros (incluidos los 0,015 euros del impuesto de hidrocarburos y el 21 por ciento del IVA), un 1,7 por ciento más que en noviembre de 2017, cuando su precio máximo era de 14,45 euros.

El butano, cuyo precio es actualizado bimestralmente por la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Energía, ha sufrido un incremento del 14 por ciento desde enero del pasado año, cuando alcanzaba 12,89 euros.

La bombona estándar de 12,5 kilogramos se comercializaba en noviembre de 2016 a 12,29 euros, impuestos indirectos incluidos, precio que empezó a aplicarse desde el día 15. A partir de entonces, el 17 de enero su precio se situó en 12,89 euros; el 21 de marzo, en 13,52 euros; el 16 de mayo, en 14,19 euros; el 18 de julio, en 14,89 euros; el 19 de septiembre, en 14,15 euros; y el 21 de noviembre, en 14,45 euros.

Máximo histórico de 17,50 euros

FACUA recuerda que el máximo histórico de la bombona han sido los 17,50 euros que tuvieron que pagar los usuarios durante casi la mitad de la décima Legislatura, entre el 14 de mayo de 2013 y el 16 de marzo de 2015 (672 días). El precio más alto durante los gobiernos de Zapatero fueron los 15,19 euros vigentes desde el 1 de octubre de 2011 (a 81 días del fin de su segunda Legislatura) y que Rajoy mantuvo hasta el 31 de marzo de 2012.

FACUA-Consumidores en Acción viene reclamando al Gobierno central que establezca "otros instrumentos de cálculo en la revisión de tarifas que garanticen la protección de los intereses económicos de todos los consumidores".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO
  • 16.1.18
Las exportaciones de aceite de oliva y aceituna se situaron, entre los meses de enero y octubre del pasado año 2017, por encima de los 2.900 millones de euros, una cantidad récord que supera, incluso, la cantidad dejada en la balanza comercial de la comunidad autónoma por las ventas de este producto en todo el año 2016.



Con esta “muestra ineludible de liderazgo y empuje” abrió ayer el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, la octava reunión del Consejo Andaluz del Olivar, en la que resaltó la trascendencia de “un cultivo que define nuestra economía, nuestro paisaje y la cultura de nuestra tierra, que fija la población en nuestros pueblos y que aporta alrededor de un tercio del empleo agrario de la región”.

Sánchez Haro puso en valor “el dinamismo y el carácter emprendedor” de un sector que ha alcanzado en el año que acaba de concluir un valor de producción de más de 3.800 millones de euros, lo que equivale a cerca del 30 por ciento de la facturación total agraria andaluza. Esto es resultado, a juicio del consejero, de “una fuerza exportadora que nos lleva a ganar mercados, por delante de potentes competidores como Italia, y a liderar destinos como Estados Unidos, China, Taiwán, Japón, Francia, Reino Unido, Bélgica, Holanda o India”.

Con Japón, por ejemplo, se han cerrado transacciones por un importe de casi 91 millones de euros, un 23 por ciento más que el volumen de negocio con este país de todo el ejercicio 2016, desde enero hasta diciembre.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, según expuso su titular, “acompaña al sector en su esfuerzo por llegar más lejos, para ganar dimensión y establecer alianzas”, un punto en el que Rodrigo Sánchez dedicó un apartado especial a las entidades de economía social, “que tienen un gran arraigo en el territorio y contribuyen a un mejor reparto de la riqueza”.

Con estos objetivos, explicó, el pasado año se pusieron en marcha el Decreto de Entidades Asociativas Prioritarias de Andalucía, la ayuda para el fomento de la integración, fusión o constitución bajo un presupuesto cien por cien autonómico de 3,3 millones de euros o los nuevos criterios para la modernización de industrias, que ponen por delante la dimensión y la incorporación de jóvenes y mujeres.

Junto a todo ello, Sánchez Haro abogó por la importancia de avanzar, además, en materias como la innovación y la promoción, para mejorar la competitividad, la seguridad alimentaria, la sostenibilidad, afianzar nuestra posición internacional y, en definitiva, generar mayor valor añadido”.

De ahí, como continuó, el apoyo del departamento que dirige a la creación de los Grupos Operativos de Innovación y la reciente concesión de más de dos millones de euros a once proyectos relacionados con el olivar y sus productos.

“Hablamos de valorización de residuos, mejora de la eficiencia de las almazaras, armonización de paneles de cata o el uso de nuevas tecnologías en el cultivo”, detalló. De igual modo, el sector cuenta con 600.000 euros para la promoción de los aceites y aceitunas de calidad andaluces en Europa, “para transmitir sus cualidades en unos mercados cada vez más exigentes”.

Apoyo de más de 300 millones

El compromiso con el sector es, en palabras del titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, “inequívoco”. Andalucía es la única comunidad autónoma que ha incluido, dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR), un subprograma temático para el olivar que, con la reserva de un presupuesto específico de más de 300 millones de euros, “se encuentra a pleno rendimiento”.

De hecho, la Consejería ha puesto ya a disposición del sector, mediante la publicación de convocatorias, hasta 230 millones de euros, el 77 por ciento de lo previsto para todo el marco comunitario, y, “de ellos, 185 millones están ya comprometidos, tienen ya nombre y apellidos”, apostilló Sánchez Haro.

De igual modo, la Consejería ha puesto toda la experiencia y el potencial investigador y de transferencia del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) al servicio de los retos del olivar a través de seis líneas de investigación, seis de sus centros y una superficie experimental de 200 hectáreas. En 2017 se llevaron a cabo 153 acciones formativas que, con un total de 4.300 horas lectivas, abarcaron a 3.400 alumnos. También se ha puesto en marcha una decena de convenios de colaboración enfocados al sector.

Lucha decidida contra la Xylella

Otro de los “grandes desafíos” es la lucha para prevenir y, en su caso, atajar la aparición de la Xylella fastidiosa en la comunidad autónoma. Se han tomado, como anotó ayer Rodrigo Sánchez Haro, más de 6.600 muestras en todo el territorio andaluz, un “esfuerzo de control sin precedentes que nos ha llevado a estrechar el cerco sobre viveros, explotaciones, puertos y parques y jardines”. La buena noticia, a juicio del consejero, es que todos los resultados obtenidos hasta ahora han sido negativos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 16.1.18
El alcalde de Baena, Jesús Rojano, trató de salir ayer al paso de las críticas vertidas por el Partido Popular relativas a la no concesión de un taller de empleo a Baena por parte de la Junta de Andalucía y defendió la gestión de los técnicos municipales, con “mucha experiencia y un largo recorrido” a la hora de tramitar subvenciones y ayudas.



“A veces, en su afán de tratar de enturbiar la gestión del equipo de gobierno, hacen un ataque desconsiderado a todo el equipo técnico de este Ayuntamiento, que son excelentes profesionales en la tramitación de subvenciones”, aseguró Rojano, que lamentó que la Junta no haya concedido esta subvención formativa a Baena.

El primer edil baenense explicó que este último expediente ha contado con el asesoramiento de varios técnicos y quiso distinguir el requerimiento de subsanaciones que hizo la Junta de Andalucía a la solicitud inicial –propias de cualquier trámite administrativo y similares a las de otros ayuntamientos– con la resolución final, que excluía a Baena y otras muchas Administraciones por no tener homologadas 420 horas teóricas en su taller de empleo, no por errores en la solicitud inicial, como señalaba el PP.

“Respetamos la crítica política y entendemos la labor de oposición, pero no podemos entender que haya manipulación y se digan medias verdades para generar malestar y poner a la ciudadanía en contra del Ayuntamiento”, concluyó Rojano.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 16.1.18
El Consejo Provincial de Medio Ambiente y Biodiversidad ha informado favorablemente acerca de la inclusión de cuatro nuevas lagunas cordobesas en el Inventario de Humedales de Andalucía. Se trata de las de Gamonosa y Consuegra en Baena; Jarata en Montilla y San Cristóbal en Cabra que, de este modo, se suman a los 27 humedales cordobeses ya incluidos con anterioridad.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Tal y como destacó ayer la Junta, "se trata de lagunas de carácter temporal que mantienen de dos a cinco meses una lámina de agua de distintas profundidades, según la cantidad de lluvias". Dos de ellas dependen exclusivamente del agua de escorrentía y de lluvia caída directamente sobre ellas y otras dos parecen tener cierta relación con acuíferos subterráneos. Su superficie oscila desde las 1,29 hectáreas de Consuegra a las 8,65 de Jarata, siendo de 1,97 en Gamonosa y de 2,29 en San Cristóbal.

Estas lagunas tienen interés geológico, geomorfológico y cultural. Algunas presentan poblaciones de Marsilea strigosa, un trébol, especie incluida en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas como “vulnerable”. Otras presentan poblaciones de interés de gallipato y tritón pigmeo, así como variedad de aves acuáticas como ánades reales, zampullines, fochas, y cigüeñuelas.

Tres de las lagunas son de titularidad privada y una es pública, la de Jarata, al tratarse de un descansadero de la vía pecuaria Malabrigo o Cansinos. En este último caso el Ayuntamiento de Montilla viene realizando diversas acciones de concienciación para que se recupere este humedal.

Todas estas lagunas se encuentran rodeadas de olivares y presentan problemas propios que genera este tipo de agricultura, la colmatación de los vasos lagunares y la contaminación difusa de abonos y fitosanitarios. En el caso de la laguna de San Cristóbal, el Plan General de Ordenación Urbana de Cabra plantea la construcción de un centro didáctico de interpretación de la naturaleza.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 16.1.18
La delegada del Gobierno, Esther Ruiz, acompañada por el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, y del alcalde de Montilla, Rafael Llamas, hizo entrega ayer de las resoluciones de ayuda a agricultores de las comarcas de la Subbética, Campiña Sur y Guadajoz, en un acto que tuvo lugar en el Centro de Arte Contemporáneo y Vino (Envidarte) de Montilla. En total, la Junta va a destinar 2,4 millones que van a beneficiar a 42 agricultores.



En el caso de la Campiña Sur, la Junta de Andalucía, ha resuelto 17 expedientes con un importe de 1,03 millones que van a impulsar estos proyectos empresariales en esta comarca, fundamentalmente relacionados con el olivar y los productos hortícolas. En concreto sólo Montilla cuenta con 10.340 hectáreas de olivar, otras 2.500 hectáreas de tierra arable y otras 2.000 hectáreas en viñedos. En la Subbética, hay 16 expedientes con una inversión de 876.000 euros. Y en Guadajoz, 9 expedientes con 537.000 euros.

Como señaló la delegada en su intervención, “estas ayudas contribuyen a asegurar el futuro para estas comarcas eminentemente agrícola con sectores determinantes como el olivar que necesita de personas comprometidas, cualificadas, y que merecen una oportunidad para poder desarrollar su proyecto empresarial, fuertemente ligado al territorio”.

“De esta manera, contribuimos a fomentar el relevo generacional, para que los más jóvenes vean en el campo una oportunidad , apuesten por el desarrollo socioeconómico de nuestra provincia y puedan quedarse aquí, en su tierra a trabajar en un sector dinámico y emprendedor como es el agrícola en Córdoba”.

La delegada comprobó cómo “en los diferentes territorios hay jóvenes dispuestos a encaminar su futuro laboral ligado al sector agrícola y ganadero, y eso es una muy buena noticia para Córdoba porque así, seguiremos siendo un referente en el sector agroalimentario ligado a la calidad, la innovación y la modernización”.

En la última convocatoria, las recientes resoluciones van a permitir que se instalen un total de 120 jóvenes agricultores (26 mujeres y 94 hombres) que recibirán ayudas por valor de unos 7,23 millones de euros en toda la provincia. Esto supone que cada explotación recibiría una prima media cercana a los 60.000 euros.

Ruiz destacó “el esfuerzo de los agricultores y ganaderos por mantener el medio rural. Debemos trabajar conjuntamente administración y sector para adaptarse a las nuevas necesidades y retos del mercado; estar al día en lo que se refiere a la modernización y adaptación a las nuevas tecnologías de las explotaciones, para en definitiva ser más competitivos y asegurar la calidad y la viabilidad de las explotaciones y la sostenibilidad del medio agrícola y ganadero”.



Andalucía es la comunidad autónoma que más fondos destina a fomentar que los jóvenes se comprometan con el campo, al ver en este ámbito una verdadera posibilidad de emprendimiento. Los jóvenes menores de 40 años titulares de explotaciones en Andalucía,, no representan el 10% del total, y aunque tenemos una estructura de menor edad que la media nacional, no creemos que sea suficiente.

Por regla general los jóvenes que se instalan en explotaciones agrícolas y ganaderas son más dinámicos, con empresas mejor dimensionadas, más viables, con una mejor cualificación y son más abiertos a innovaciones y a sistemas de producción más sostenibles, como es el caso de la agricultura ecológica.

En este nuevo marco de programación, y concretamente en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía (PDRA) 2014/2020, se refuerzan aún más las políticas orientadas hacia los jóvenes agricultores y ganaderos, siendo la línea de incorporación a la actividad agraria la medida con mayor visibilidad en el medio agrario.

El objetivo sigue siendo la mejora del capital humano en el complejo agroalimentario y el medio rural, poniendo el acento el relevo generacional porque es una necesidad para la actividad agraria y ganadera, una prioridad para la Junta de Andalucía que apuesta por favorecer la incorporación de jóvenes capacitados profesional y empresarialmente, impulsar la innovación y las nuevas tecnologías para aumentar la rentabilidad de las producciones y conseguir explotaciones mejor dimensionadas, más sostenibles y competitivas; impulsar el empleo agrario asociado a los proyectos beneficiarios de ayuda y mantener la población en el medio rural.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

15 de enero de 2018

  • 15.1.18
Aunque madrileña, reside en Barcelona y es profesora de Periodismo en la Universidad de Zaragoza. Ahora publica Inmersiones. Crónica de viajes y periodismo encubierto. María Angulo es doctora por la Universidad Autónoma de Madrid y ha trabajado en diversas universidades españolas y americanas.



Tiene una delgadez elegante de actriz que huye de las pasarelas y una mirada honda de arañar la vida en las crónicas que aún no escribió pero que ya pergeña. A veces, cuando lee sus propios textos, deja a su paso una melancolía que ni ella sabe de dónde le viene y que tampoco puede descifrar.

Si la investigación académica le dejara más tiempo libre, se sumergiría de lleno en esas otras historias que ella lleva dentro y que no sabe bien cómo administrar. Mientras, una copa de amontillado y un libro le valen para entender los reversos incondicionales del azar.

Es coautora de los libros Periodismo literario. Naturaleza, antecedentes, paradigmas y perspectivas (2010), Artículo femenino en singular. Diez mujeres esenciales en la historia del articulismo español (2011), Contar la realidad. El drama como eje del periodismo literario (2012) y Crónica y mirada. Aproximaciones al periodismo narrativo (2014).

—Ahora publicas ‘Inmersiones’. Dice Leila Guerriero que el libro debería leerse lápiz en mano. Es decir, ¿un libro para leer y escribir?

—Se trata de conocer historias periodísticas potentes y motivadoras que nos puedan llevar a la lectura pero también inspirar en la escritura.

—El periodismo de inmersión, donde el profesional se adentra en determinado entorno para ser testigo de lo que cuenta, se ha estudiado poco. ¿A qué crees que se debe?

—A que el trabajo y la labor de los periodistas no ha interesado en general a los académicos. Hasta hace muy poco han sido historiadores y filólogos los que se han acercado a la producción de algunos periodistas y sus intereses tienen más que ver con las técnicas narrativas o su concreta aportación a un engranaje histórico.

—La crónica es el texto que mejor se presta a estos quehaceres. ¿Un género en permanente evolución?

—Es el género que no le tiene miedo al yo del periodista y que se presta bien al relato de las emociones.

—El periodismo tradicional está agotado. O al menos eso parece. ¿Te atreverías a hacer un diagnóstico de futuro?

—El periodismo tradicional no creo que esté agotado. El periodismo encubierto o la crónica de viajes son también un periodismo tradicional, si lo pensamos. Estas fórmulas periodísticas llevan ahí desde tiempo inmemorial. No creo que el periodismo del tipo que sea esté agotado mientras los periodistas estén vivos y con ganas. Y de esos conozco muchos.

—Jon Lee Anderson, uno de los mejores periodistas del mundo, habla de un segundo boom en América Latina, pero esta vez no de literatura sino de periodismo narrativo. ¿Compartes su opinión?

—Sí, al menos en el impacto. Habrá que ver, en cuanto a calidad, cómo transcurre el tiempo.

—El yo se ha instalado en el periodismo narrativo de América Latina, pero aquí le cuesta llegar. Igual somos muy pudorosos.

—Seguimos regidos por los parámetros periodísticos anglosajones. Sólo dejamos el yo para las columnas y para el tertulianismo. En este último formato se nos llena la boca de yo, yo y yo.

—En tu libro hablas también del papel de la mujer en la profesión. Un oficio tradicionalmente de hombres pero que, poco a poco, os cede espacio.

—No se nos cede espacio. Lo estamos ganando por derecho propio. Pero queda tanto por hacer…

—En tu libro hablas de dos mujeres pioneras. Una es Nellie Bly. ¿Qué encuentras en ella y en su obra que te atrae?

—Me fascina su arrojo. Los reportajes que llevó a cabo suponían mucho riesgo. ¡¡Infiltrarse en un manicomio en 1887 para denunciar aquellas vejaciones y malos tratos!! Verdaderamente algo loca había que estar. ¡¡Y proponerse, siendo mujer, dar la vuelta al mundo!! Una crack del periodismo o una temeraria maravillosa.

—La segunda es Gabriela Wiener, que va más allá de su propio yo. Dice que ella misma es su materia de estudio.

—Leer a Gabriela es estimulante y perturbador. Siempre te interroga sobre ti misma y hace cuestionarte, como mínimo, tu adocenamiento. Gabriela en sus crónicas nos descubre mundos que están dentro de nosotros mismos.

—Gabriela Wiener, Leila Guerriero, Lydia Cacho, Silvia Cruz, etcétera. ¿Era el momento soñado?

—No es un mal momento. Pero siempre hay que estar soñando.

—Madrileña, profesora en la Universidad en Zaragoza, pero resides en Barcelona. ¿Cómo vives todo el ‘procés’?

—Lo vivo. Lo sufro. Trato de entender. Y salgo mucho a la calle para ver lo que dice la gente, lo que siente.

—En el libro incluyes tu propia crónica de inmersión, pero no al infierno, sino a un paraíso llamado Caños de Meca. ¿A veces la escritura creativa puede más que la investigación?

—Si te pica el gusanillo de lo creativo, es inevitable. Otra cosa es que los ritmos y exigencias académicas suelan cercenar esa creatividad, pero yo lo intento, aunque sea en pequeñas dosis.

—Te sumergiste en los lagares de la Sierra de Montilla, sobre todo en Cabriñana. ¿Un lugar para volver o para no haber salido nunca?

—Un lugar para volver y para terminar de escribir una crónica o un buen perfil de Pepín Carbonero en su bodega rockera.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 15.1.18
La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, llevó a cabo en Córdoba un total de 375 actuaciones de protección y custodia de menores durante todo el pasado año 2017, tal y como ha confirmado hoy la delegada del Gobierno andaluz, Esther Ruiz.



Estos agentes especializados en la protección de menores han intervenido para evitar el absentismo escolar y ante situaciones flagrantes de riesgo y desamparo, siempre y cuando los mecanismos institucionales y familiares no puedan garantizar la protección de los menores en casos de especial conflictividad o gravedad.

Esther Ruiz ha señalado que el absentismo escolar es un problema que en algunos casos ha concluido con la imputación de los padres o tutores como presuntos responsables de un delito contra los derechos y deberes familiares. Los agentes realizan patrullas preventivas en horario escolar para la localización de menores ausentes de los colegios, así como inspecciones periódicas en las zonas en los que el índice de absentismo es más elevado.

Cuando se detecta que un menor es absentista, la policía informa a los padres o tutores de la obligación que tienen de velar por la asistencia regular a clase y de las consecuencias, incluso penales, que puede acarrear su incumplimiento.

Si el menor se encuentra en compañía de sus progenitores, los agentes lo comunican a la Delegación de Educación. Si el menor está solo, la policía lo traslada al centro escolar y lo pone en conocimiento de la dirección, trasladando el caso a los servicios sociales municipales y al fiscal de Protección de Menores por si procede la imputación de sus padres o tutores.

Los agentes de la Unidad de Policía han realizado 45 informes de absentismo escolar y el seguimiento de 13 escolarizaciones irregulares, con la averiguación de domicilios de alumnos, ante las reclamaciones por matriculaciones irregulares y a requerimiento de la Delegación de Educación.

La delegada del Gobierno ha señalado también que la Unidad de Policía adscrita a la Junta ha intervenido en 229 traslados de menores de reforma, 16 de menores de protección y ha llevado a cabo 17 reintegros de menores fugados de dichos centros de protección.

El grupo de menores de la Unidad dependiente de la Comunidad Autónoma investiga todos los casos que considere necesario el Servicio de Protección de Menores de la Fiscalía, recabando la información necesaria para conocer las condiciones de vida de los menores para poder decidir de esta forma si es necesario adoptar alguna medida de protección y determinando al mismo tiempo cuál es la más adecuada en cada caso.

Como en años anteriores, la Unidad de Policía adscrita a la Junta ha establecido diversos dispositivos para la prevención de la mendicidad con menores en zonas comerciales y turísticas de la ciudad, sobre todo durante la feria de mayo y en las fiestas navideñas.

Esther Ruiz ha agradecido y valorado el trabajo que lleva a cabo esta Unidad como una Policía democrática al servicio del cumplimiento de la ley y próxima a la ciudadanía. Particularmente delicada considera Ruiz el trabajo de la Unidad en el área de Menores, dada la importancia de la protección de los niños y niñas.

En este ámbito, la Policía de la Junta colabora estrechamente con el Servicio de Protección de Menores de las Delegaciones de Igualdad, Salud y Servicios Sociales y de Educación, la Fiscalía de Menores, los Servicios Sociales de los municipios de la provincia, la Unidad de calle del Ayuntamiento de Córdoba, así como con la Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO
  • 15.1.18
El joven de 20 años, vecino de Fernán Núñez, que resultó herido en el accidente que tuvo lugar ayer en el kilómetro 26 de la carretera autonómica A-386, a la altura del término municipal de La Rambla, permanece "estable dentro de la gravedad" en la Unidad Especial del Hospital Comarcal de Montilla. Así acaban de confirmarlo a este periódico fuentes del centro sanitario, a donde el joven fue trasladado de urgencia tras haber sufrido una perforación de pulmón y una rotura de fémur como consecuencia del terrible accidente que se cobró la vida de la joven montillana María Estepa Gómez.



Tal y como avanzó Baena Digital, la joven montillana, que el pasado 26 de diciembre cumplió 19 años, falleció en la tarde de ayer tras una violenta colisión frontal registrada en el kilómetro 26 de la carretera autonómica A-386, a la altura del término municipal de La Rambla, según informó el servicio de Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta.

El Teléfono de Emergencias 112 recibió a las 17.40 de la tarde el primero de varios avisos que alertaban de una colisión frontal con posterior vuelco de uno de los turismos implicados, en el que viajaban varias personas. A consecuencia del impacto, una persona quedó atrapada en el interior del vehículo, por lo que se movilizó a los Bomberos del Parque de Montilla.

Hasta el lugar se desplazaron también agentes de la Guardia Civil de Tráfico, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), Policía Local de La Rambla y personal de mantenimiento de la vía, que trabajaron para poder restablecer el tráfico en la carretera, que discurre por los términos municipales de La Rambla, Montalbán y Santaella, hasta desembocar en la autovía A-4 que conduce a Sevilla.

Según confirmaron a este periódico fuentes próximas a la investigación, la joven fallecida ocupaba en el momento del siniestro el asiento del copiloto y recibió prácticamente de lleno el impacto del vehículo que circulaba por el carril contrario.

El fallecimiento de María Estepa Gómez ha causado una profunda conmoción en Montilla, donde la joven era muy querida. Gran amante del atletismo y de los caballos, sus allegados y conocidos destacan el gran sentido del humor, la alegría y la generosidad que derrochaba entre quienes la rodeaban. El Ayuntamiento de Montilla ha decretado un día de luto oficial "como testimonio de dolor del pueblo de Montilla", toda vez que el Club Atletismo Montilla ha expresado su pésame a sus familiares y amigos.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO


DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos