:::: MENU ::::

25 de septiembre de 2018

  • 25.9.18
La Red de Información Europea de Andalucía celebró ayer en el Museo Histórico y Arqueológico de Baena una consulta ciudadana sobre el futuro de Europa con el objetivo de que los ciudadanos pudieran expresar su opinión y formular propuestas concretas sobre el devenir de la Unión Europea (UE). Este foro debate se enmarca en las consultas ciudadanas que promueve en España el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, y que se celebran de forma conjunta en los 28 países miembro.



El secretario general de Acción Exterior de la Junta de Andalucía, Ángel Luis Sánchez, valoró de forma muy positiva la utilidad de recoger las sugerencias, peticiones y opiniones de los ciudadanos. "En 2017 se presentó el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa. Desde ese momento la Unión Europea pretende mitigar la sensación de que hay desconexión entre las instituciones europeas y los ciudadanos", indicó Sánchez, que destacó que "vivimos un momento un tanto conflictivo" por la presencia de "populismos antieuropeos que no creen en los valores comunes".

Y es que para el responsable de Acción Exterior de la Junta, la UE no debe ser simplemente una unión económica, sino "una unión en valores y principios". En este sentido, Ángel Luis Sánchez resaltó que se trata de un momento importante para Andalucía porque se está definiendo el marco comunitario 2021-2027. "Queremos seguir en esta Europa que ayuda a la Andalucía rural con una Política Agraria Común fuerte que sirve para fijar la población a su territorio", aseveró.

En los mismos términos se expresó Jesús Rojano, alcalde de Baena y presidente de la Asociación para el Desarrollo del Guadajoz y Campiña Este (Adegua), institución coordinadora del evento. Rojano mostró su agradecimiento a la Junta de Andalucía por tener en cuenta a Baena para la celebración de este encuentro de "intercambio de impresiones e ideas" y que constituye una "oportunidad" de promoción turística y patrimonial para la ciudad.

El foro celebrado en Baena, en el que participaron los responsables de todos los Centros de Documentación Europea, centros EuropeDirect y centros Enterprise Europe Network de Andalucía, contó con una conferencia de Diego Javier Liñán Nogueras, catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Granada; así como un debate coordinado por el propio Liñán, junto con Marycruz Arcos y Magdalena Reifs, directores de los Centros de Documentación Europea de las Universidades de Granada, Sevilla y Córdoba.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

24 de septiembre de 2018

  • 24.9.18
¿Quién fue en realidad Vivian Master? Berta Vias Mahou, escritora y traductora, desvela y recrea en Una vida prestada el perfil de esa gran fotógrafa que fue niñera, culta y autodidacta, pero quien nunca mostró sus fotos a nadie. Sus miles de negativos descansaron durante mucho tiempo en cajas viejas, y solo después de su muerte alguien empezó a revelar al mundo su obra única. Berta Vias da vida en estas páginas a esta mujer misteriosa que, aun hoy, nos puede parecer un enigma maravilloso e irresoluble.



—'Una vida prestada' está escrita entre la realidad y la ficción. ¿Pero quién fue de verdad Vivian Maier, esa gran fotógrafa?

—Bueno, yo sí que creo que no se puede disociar la niñera de la fotógrafa. No se entiende la una sin la otra. Son muy importantes y eso es lo que en la novela he querido reflejar. Creo que fotógrafo y una persona que se ocupa de los niños son de alguna manera educadores.

—¿Y no te parece eso en sí una relación extraña?

—Pero si uno piensa que un fotógrafo ve la vida desde fuera y una niñera también, y siempre están en medio de la escena pero en un segundo plano, y piensas efectivamente que un fotógrafo lo que está haciendo es educar nuestra mirada y una niñera también está educando a unos niños, Vivian Maier era muy especial también en eso, tenía unas ideas muy radicales y muy particulares. Creo que sí, que tienen mucho que ver.

—Cuidadora de niños ricos, nunca expuso, nunca mostró sus fotos a nadie. ¿Eso es lo que más te atrae de ella?

—Es lo que más me atrajo en un principio, está claro. Porque esa reticencia la hace una rara avis en su época y la hace muy similar a muchos de los escritores que yo más admiro que son, por ejemplo, Kafka, Robert Musil, que son personas que tampoco se prodigaron mucho.

—En sus días libres, se dedicaba a fotografiar a gente por las calles y a veces se fotografiaba a sí misma. ¿Qué buscaba en las imágenes ajenas y en las propias?

—Bueno, yo creo que en la fotografía ella ha buscado siempre personas muy distintas a sí misma y, al mismo tiempo, también parecidas, muchos marginados, mucha gente sola, enferma. Yo creo que buscaba sentirse no tan ajena como era. Y a sí misma, creo que ello demuestra un poco la teoría del libro de que ella era consciente de su talento, no era una simple niña niñera, como se ha dicho. Ella lo que está dejando es su firma. Por eso creo que ella sí que tenía la intención de dejar eso pero jugando con la casualidad de que llegara a nosotros cuando ella ya no estuviera.

—Si curiosa es su vida, más lo son las circunstancias por las que ahora se conoce su obra.

—Sí. Y con eso he jugado también en el libro. Es decir, yo he querido dejar a Vivian Maier por encima de sus descubridores y que es ella la que prepara, como si dijéramos, una trampa para que la descubran. Es ella la que descubre a Maloof y no al revés.

—En tu novela no has querido recrear la vida la vida exterior de Vivian Maier, sino la interior.

—Sí, porque de la vida exterior se sabe poco. No me interesan tanto los datos como su relación con el arte. Y eso es lo que quería, meterme en su pellejo, intentar entender por qué no quería mostrar sus fotos.

—Tú recreas su vida a partir del documental de Maloof, artículos de prensa y fotografías suyas. ¿Qué encuentras ahí que te llama la atención?

—De los documentales, que hay dos, sobre todo los testimonios de la gente que la conoció, que son interesantes porque son muy contradictorios pero, como decía Kafka, la verdad está en el coro y hay que acabar como juntando todas las piezas del puzle. Y, por supuesto, de las fotografías. Lo que he querido es que muchos de los personajes de la novela estuvieran sacados de esas fotos.



—Niñera, culta, autodidacta, iba al cine y estaba pendiente de lo que ocurría en el mundo. ¿Algo más que sea singular?

—Sí. Esa soledad que ella escogió, me recuerda a la soledad de Kafka, que Kafka definió cono una soledad rusa, en el sentido de que no eran personas que se prodigaran en el mundillo del arte pero, por otro lado, tampoco tenía problemas en tener amistades. Pero lo que sí no tuvieron es que no se casaron, no tuvieron hijos. Tenían una vocación tan grande que no les permitía ese tipo de relación que es más absorbente y te coarta la libertad.

—“Las fotografías te cuentan mucho de sus preferencias y el mundo en el que se movía”. ¿Cómo era su vida cotidiana?

—Ella eligió un trabajo que, efectivamente, le daba esa libertad, porque los niños iban al colegio y son horas y horas en las que ella podía vagar por la ciudad y dedicarse a su pasión, que eran las fotos.

—En el libro hablas de otras fotógrafas como Bérenica Abbot o Dorotea Lange. ¿Maier, a diferencia de otras artistas, tenía una sabiduría visual natural o también estudió el arte de la fotografía?

—A ver. La mayor diferencia que hay entre Vivian Maier y la mayor parte de las fotógrafas de su tiempo es que ellas fueron a la universidad, tuvieron becas, tuvieron muy buenas relaciones con otros fotógrafos de la época. Y Vivian Maier era una persona seguramente con una memoria visual fuera de lo común y se autoeducó viendo lo que hacían otros fotógrafos.

—Dices que a ella le gustaba el “feísmo”. Otros dicen que tenía síndrome de Asperger, porque nunca estaba bajo los focos.

—Yo lo que creo es que era una mujer muy inteligente, muy orgullosa y probablemente lo que vio del mundillo del arte, y eso se refleja en la novela, no le gustó. Es decir, ella habla de la charca pútrida. La corrupción la tenemos en la política pero no nos damos cuenta de que la corrupción está en la vida de cualquiera, en cualquier tipo de oficio. Y, sin duda, en el arte, muchísimo.

—No es una novela de trama, sino un monólogo de Maier que se desdobla en un “tú”. ¿Por qué la segunda persona?

—Yo no la escogí. Salió de manera natural y me paré rápidamente a reflexionar porque es una voz incómoda y, sobre todo, para mantenerla durante todo el libro. Pero rápidamente me di cuenta de que, bueno, a mí me pareció que era la adecuada. Me permitía un relato muy íntimo y a la vez muy distante. Es ella la que rememora su vida, se está hablando a sí misma. Habla al lector. También me habla a mí como si yo le hablara a ella y al cabo le estoy prestando muchas de mis reflexiones.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍAS: ELISA ARROYO
  • 24.9.18
El delegado de Festejos del Ayuntamiento de Baena, Carlos Valentín Bernal, fue el encargado de presentar el programa de actividades festivas y actuaciones musicales que tendrán lugar del 3 al 6 de octubre próximos con motivo de la Feria Real. Como en años anteriores, destacan las actuaciones musicales de las orquestas y grupos locales en la Caseta Municipal y el concierto de Paco Candela en el Colegio Amador de los Ríos.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Bernal detalló que la feria mantendrá un número similar de atracciones y chiringuitos. Entre las casetas destacan la Caseta de la Juventud, llamada este año Ágora, con una Caseta Light en la zona de atracciones; el Rincón Cubano, que este año cumple su trigésimo aniversario; y Mangü, en Cinema Parque.

Además del dispositivo especial de seguridad, el responsable del Área Municipal de Festejos apuntó que este año la feria contará con una campaña contra las agresiones sexuales y otra de limpieza con el lema Llena la Feria de colores, no de basura.

Como es tradición, el programa de actos se iniciará el martes con el encendido del alumbrado en la portada, ubicada en la puerta principal del Parque Municipal Ramón Santaella, a las 21.00 de la noche. Media hora después la Caseta Municipal vestirá sus mejores galas con la celebración del XLII Salmorejo Flamenco que organiza la Peña Flamenca Baenense, en el que actuarán Marina Heredia, Julián Estrada, Alfredo Tejada, Rafael Ordóñez, Manuel Párraga, El Bolita, Manuel Silveria, Antonio de Patrocinio y Manuel Jiménez.

El miércoles, primer día de feria, la Caseta Municipal contará con el concierto de Versiones Informales a las 18.00 y la actuación de La Divina Orquesta y Rafa Acapulco & Aldebarán a partir de las 22.30 de la noche.

La jornada del jueves se iniciará a las 15.00 en la Caseta Municipal con la presentación de la Escuela de Flamenco de Eduardo Tarifa, con la guitarra de Morelito de Moriles. El concierto de Radio Paraíso a las 18.00, la actuación de La Divina Orquesta las 22.30 y el concierto de copla de Antonio Jesús Plaza a las doce de la noche completarán la programación de este segundo día festivo.

El viernes, a partir de las 11.00 de la mañana, la Feria Real de Baena alcanzará su ecuador con un desfile de gigantes y cabezudos por la zona de la avenida Cervantes, amenizado por la charanga sevillana Los der taco. Tras el tradicional concurso de sevillanas a las 13.30, tendrán lugar las actuaciones de Aconsensia a las 18.00, La Divina Orquesta a las 22.30 y Planeta 80 a las doce de la noche.

A las 22.30 horas, el centro de atención se trasladará hasta el patio del antiguo colegio Amador de los Ríos con el concierto de Paco Candela, el artista elegido por los vecinos en la encuesta web de la Delegación de Festejos.

Por último, el sábado se celebrará un segundo desfile de gigantes y cabezudos por el casco antiguo con la participación de la charanga de Rute Si lo sé no vengo. La caseta vivirá las actuaciones del grupo flamenquito Almoradú a las 16.00, una gran fiesta infantil con cuenta juegos a las 18.00, la actuación del Mago Aroca a las 19.00, un pasacalles infantil a las 20.00, la actuación de La Divina Orquesta a las 22.30 y para terminar un concierto a la media noche de Molina, excomponente del grupo El tren de los sueños.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.9.18
El corredor del Trotasierra Cristóbal García Guillén consiguió ayer, por segundo año consecutivo, el primer puesto en la carrera 2 Leguas "Ciudad de Baena" – XII Carrera Popular Día Mundial del Alzheimer y estableció un nuevo récord de la prueba con un crono de 36:06, un minuto y 32 segundos mejor que su registro del año pasado (37:38). Esta carrera solidaria organizada por el Club Deportivo Media Legua volvió a superar las expectativas con cerca de un millar de participantes.



Con un ritmo de 3:14 el kilómetro, García Guillén se anotó el triunfo de manera incontestable y encabezó un podio de la general al que también se subieron el atleta del Club Atletismo Lucena Antonio Otero (38:45) y Zaid Ait Malek (39:21), del Buff Pro Team, que fue vencedor de las ediciones de 2011, 2012 y 2013 .

Las altas temperaturas registradas en esta edición, con la que el club celebraba su décimo aniversario, hicieron que solo los tres primeros clasificados pudieran completar el exigente trazado urbano de 11.145 metros en menos de 40 minutos. A solo seis segundos de conseguirlo estuvo el primer clasificado local, Rafael Vizcaíno (40:06), del Media Legua, con un brillante cuarto puesto de la general.

La categoría femenina también tuvo una ganadora destacada, la atleta del Club Trotasierra Mari Carmen Mayorga, que repitió su triunfo de 2017 con un tiempo de 45:03, dos minutos menos que su crono del año pasado. Le acompañaron en los puestos de honor Paloma Zambrano (49:42) –ganadora en 2015– y María Inmaculada León (50:12).

En la modalidad de parejas mixtas el triunfo se lo adjudicaron los luqueños del Club Abuchite Xtreme María Flores y José Luis González, con un tiempo de 49:54, seguidos de los baenenses Encarni Castro y Jesús Morales (57:15) y María José Ramírez y Lorenzo Ruiz (58:00). Además de Zaid Ait Malek y Rafael Vízcaíno, en categoría local los mejores atletas fueron Francisco José Navarro y Elena Marín, de categoría Juvenil.

La solidaridad y el deporte se vuelven a dar la mano

Además de fomentar el atletismo en la ciudad, la carrera que organiza el Club Deportivo Media Legua con la colaboración de la Delegación de Deportes del Ayuntamiento y otras muchas empresas que colaboran a través del kilómetro solidario, el principal objetivo de las 2 Leguas es colaborar con la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer "Jesús Nazareno" de Baena, institución a la que un año más se destinarán todos los beneficios de la carrera.



Tras la llegada de los corredores de la prueba reina que consiguieron terminar los 11 kilómetros, las pistas de atletismo de la Ciudad Deportiva "Juan Carlos I" volvieron a ser escenario de las carreras de promoción de categoría base, con un gran ambiente en las gradas.

Durante la clausura, a la que asistieron el delegado de Deportes del Ayuntamiento de Baena, Antonio Linares, la presidenta de la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer, Alicia Molina y el presidente del Media Legua, Jesús Morales, también se entregaron los tradicionales jamones y latas de aceite a los clubes más numerosos, entre ellos el Club Maratón Lucena, el Club Amo Allá de Aguilar de la Frontera, el Club Atletismo Rute, el Club Atletismo Runners Pura Cepa de Moriles, el Centro Fitness Jeysa y Unión Deportiva San Francisco.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.9.18
Un grupo de investigación del Rancho de La Merced, adscrito al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), ha descubierto tras más de cuatro años de trabajo la dosis idónea de un extracto elaborado a partir del reciclaje de la madera de poda de vid que permite reemplazar el uso de sulfitos en el proceso de elaboración del vino tinto.



"El extracto es rico en estilbenos, unos compuestos bioactivos con actividad demostrada cardioprotectora y antienvejecimiento, entre otras muchas cualidades saludables, que permiten sustituir al dióxido de azufre, utilizado hasta ahora para la elaboración del vino como sustancia conservante que no es tan beneficiosa para la salud", detallan los investigadores.

Con todo, el hallazgo más relevante del estudio, que ha visto la luz en la revista Journal of the Science of Food and Agriculture bajo el título Effect of a grapevine shoot waste extract on red wine aromatic properties, ha sido que las propiedades de olor, sabor y apariencia del vino no se ven negativamente afectadas tras sustituir los sulfitos por el extracto de madera de poda conseguido durante el proceso de elaboración del vino.

"Los parámetros de calidad no se alteran y la bebida mantiene las propiedades físico-químicas que debe tener para su consumo", detalló la investigadora principal del trabajo, Emma Cantos-Villar, quien explicó que la nueva técnica consistiría en añadir el extracto "en los mismos momentos de la elaboración del vino en los que se añade el sulfuroso, en el momento del despalillado y tras la fermentación mololáctica".

Los autores del estudio aclaran que los estilbenos son "compuestos polifenolicos que están presentes en la naturaleza", con múltiples propiedades beneficiosas para la salud. "Además de su actividad antioxidante y cardioprotectora, diversos estudios han demostrado otras muchas cualidades del producto como el poder antimicrobiano, antienvejecimiento e, incluso, como inhibidor de la obesidad", aclaran los científicos del Ifapa, que son expertos en esta familia de compuestos tal y como avalan los numerosos estudios que han realizado hasta la fecha sobre las propiedades de este hidrocarburo aromático.

Economía circular

La madera de poda de la viña es un subproducto al que, hasta el momento, no se le atribuía ningún valor añadido, más allá de su uso como materia orgánica o como combustible. En este sentido, el equipo del Ifapa ha querido reciclar este subproducto y contribuir así a la economía circular.

“Al comienzo del trabajos descubrimos que la madera de la viña tenía cantidades de estilbenos, pero de forma muy baja, por lo que planteamos la posibilidad de crear un extracto que tuviera más concentración y poder utilizarlo en el mismo momento en el que se añade el sulfuroso”, aclaró Emma Cantos-Villar.

El dióxido de azufre es un compuesto que se añade como conservante en multitud de alimentos, entre ellos el vino. "En los últimos años se ha demostrado que los sulfitos provocan bastantes problemas de salud ya que, además, tienen un efecto acumulativo en el organismo y predisponen a algunas patologías como, por ejemplo, algunos tipos de alergias", resaltan los autores del estudio.



No en vano, la Unión Europea está endureciendo cada vez más la legislación comunitaria para tratar de reducir el azufre en productos de consumo alimentario, de ahí que existan cada vez más estudios científicos para intentar minimizar las cantidades añadidas en los alimentos.

La dosis óptima del extracto añadido a los vinos tintos durante su elaboración que ha sido descubierta en este estudio "afecta a lo sensorial", en palabras de su máxima responsable, toda vez que reconoce que “existe otra sensación organoléptica con notas de madera, y cierta astringencia y amargor, pero no se trata de un cambio que afecte de forma negativa a la sensación". A juicio de Emma Cantos-Villar, "incluso podría ser una sensación mejorada y, de hecho, las características de color se ven sensiblemente mejoradas".

A su vez, los investigadores han centrado ahora sus esfuerzos en tratar de mejorar el extracto, "purificándolo más y modificando sus propiedades" para tratar de optimizarlo y que pueda utilizarse también en la elaboración de vinos blancos y rosados. "Nuestra intención es presentar el extracto a la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), encargada de toda la regularización existente en la elaboración del vino", aclararon.

El grupo de investigación liderado por Emma Cantos-Villar ha contado con la participación de numerosos colaboradores, entre los que destacan la Universidad de Burdeos, la Universidad de Sevilla, la Universidad de Cádiz y el Centro de Investigación Alameda del Obispo, también perteneciente al Ifapa.

El proyecto ha sido financiado por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA) y por el Ifapa, cofinanciados al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dentro de los Programas Operativos FEDER de Andalucía 2014-2020.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

23 de septiembre de 2018

  • 23.9.18
El concejal de Festejos del Ayuntamiento de Baena, Carlos Valentín Bernal, dio a conocer esta semana el cartel anunciador de la Feria Real de Baena. El primer premio, dotado con 300 euros, lo ha ganado en esta edición Carmen Victoria Gutiérrez, vecina de Valenzuela.



Según explicó la autora, conocedora de la Feria Real y otros festejos del municipio, para realizar este trabajo ha empleado una técnica mixta y ha utilizado materiales como el acrílico, las acuarelas, la tinta y los rotuladores. Su intención ha sido “expresar lo llamativo de la Feria, el colorido de las luces, las atracciones y los farolillos, y como contra punto el blanco de las casas del pueblo”.

El concejal de Festejos detalló que este año han participado en el concurso cinco trabajos de pintura y fotografía. El jurado del certamen, que estuvo estuvo compuesto por los fotógrafos Carmelo Ruiz y Manuel Priego, la artista Rocío Pérez y el impresor Antonio Gómez, decidió también conceder un accésit al trabajo presentado por Manuel Ramírez.

Bernal mostró su felicitación por estas “magníficas obras” y explicó que ambas servirán para ilustrar la portada y contraportada del programa anunciador de las actividades y eventos de la feria, que se celebra del 3 al 6 de octubre próximos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos