:::: MENU ::::

24 de abril de 2018

  • 24.4.18
El Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba, ha acogido hoy la presentación de un número especial de la revista Andalucía Económica dedicado al análisis de la realidad económica de la provincia, sus sectores productivos, sus fortalezas y debilidades, así como las estrategias a seguir para afrontar el crecimiento futuro. Esta publicación se pretende revisar la visión planteada hace cuatro años, tras el monográfico que se realizó en plena crisis económica.



Durante la presentación de este número dedicado a Córdoba, el máximo representante de la institución provincial, Antonio Ruiz, ha felicitado a la publicación por sus 28 años de trayectoria "analizando la realidad económica andaluza" y le ha agradecido que, nuevamente, haya realizado un especial dedicado a analizar el presente y el futuro de la provincia.

Ruiz ha destacado que la provincia cuenta con un primer diagnóstico "bastante sencillo" al ser un territorio en el que la agroindustria tiene un peso protagonista "cimentado en productos de excelencia, con siete denominaciones de origen como la de los aceites de oliva, los ibéricos de Los Pedroches y los vinos de Montilla-Moriles".

"También tenemos el sector turístico y unos emprendedores bastante dinámicos, pero necesitamos un esfuerzo en la industria para luchar numéricamente contra el desempleo y cualitativamente sobre la estacionalidad de muchos de los empleos", ha señalado.

El presidente provincial ha insistido en que es necesaria una apuesta desde las administraciones y agentes económicos y sociales por la logística. "Estamos en el centro y demandamos que se apueste por el corredor logístico central, una cosa mandatada por la Unión Europea", ha apuntado.

Por su parte, el presidente de Andalucía Económica, Alfonso Castilla, ha destacado que la publicación "es el mejor medio para conocer la realidad productiva y empresarial de Córdoba, con un análisis del presente, de las heridas de la crisis y de los desafíos necesarios para avanzar hacia el futuro".

Castilla ha recordado que la revista ya realizó un monográfico hace cuatro años, en plena crisis, y ahora es oportuno realizar "una mirada sosegada y rigurosa hacia este campo tras la batalla librada por los diferentes sectores que siguen siendo la base del desarrollo provincial: el aceite, los cítricos, los vinos, la ganadería y el sector industrial".

La revista analiza los factores de desarrollo económico de la provincia cordobesa, sus sectores productivos más importantes, sus municipios más dinámicos, las empresas con mayor peso, los proyectos de infraestructura e inversión más destacables que se están llevando a cabo, así como entrevistas a sus principales protagonistas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.4.18
El concurso de vinos ecológicos EcoRacimo 2018, que organiza la Diputación de Córdoba junto a Ecovalia y al Ayuntamiento de Montilla, alcanza su decimonovena edición con la novedad de reconocer a vinos ecológicos de siete categorías distintas. En concreto, serán vinos tranquilos, blancos, rosados y tintos, de aguja, espumosos, de licor, de uvas y sobremaduras, estando cada una de ellas divididas en subcategorías y grupos según añadas, métodos de elaboración y riqueza en azúcares.



El delegado de Agricultura de la institución provincial, Francisco Ángel Sánchez, destacó durante la presentación de esta nueva edición que este concurso recoge la apuesta que la Diputación de Córdoba viene realizando desde hace más de dos décadas por fomentar la agricultura ecológica y su consumo en la provincia.

En concreto, la organización espera que en esta edición del concurso, que tendrá lugar el próximo 12 de mayo en el castillo de Montilla y cuyo plazo de inscripción finaliza el próximo 7 de mayo, participen cerca de 140 muestras llegadas de todas partes de España y fuera de ella.

De esta forma, el delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, resaltó el carácter pionero de EcoRacimo y afirmó que iniciativas como este concurso hacen que Córdoba sea "un referente en la agricultura ecológica".

En la misma línea, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, aseguró que vincular la ciudad de montilla a la sostenibilidad y la producción ecológica, supone proyectar la localidad a nivel nacional y regional "vinculando el turismo enológico al cultural".

Por su parte, la secretaria general de Ecovalia, Desirée Rubio, destacó que los objetivos de este certamen son apoyar la producción ecológica, que se elaboren vinos ecológicos y que ese valor añadido retorne y se promocione su consumo. "A nivel nacional se presentan muchas bodegas, pero nuestro reto es internacional. Por ello, hemos estado en distintas ferias para dar a conocer nuestro certamen", reconoció.

Asimismo, la directora técnica del certamen, Rocío Márquez, destacó que este tipo de concursos son una "herramienta de incentivo de lo ecológico". Además, explicó que a día de hoy, son unas 50 bodegas las que se han presentado procedentes de Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Andalucía y Valencia. A nivel internacional han llegado muestras francesas.

Premios

Márquez especificó que se otorgarán los premios EcoRacimo Gran Oro (a los que obtengan 100-93 puntos); EcoRacimo de Oro (92-88 puntos); y EcoRacimo de Plata (87-83 puntos). Además, recibirán el Premio Especial Diputación de Córdoba los vinos con máxima puntuación de los EcoRacimos Gran Oro.

Asimismo, el certamen ha incluido como novedad este año, el Premio Especial EcoRacimo al EcoDiseño y el Premio Especial EcoRacimo a la Sostenibilidad, para reconocer las bondades de la utilización de materiales ecológicos en el embotellado de vino, así como para premiar el esfuerzo realizado por el compromiso medio ambiental.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.4.18
Coincidiendo con el Día Internacional del Libro, el Museo Cervantes de Baena entregó la tarde de ayer en el Teatro Liceo los Premios Quijote del Año, unos galardones que reconocen la trayectoria humana y profesional de personas e instituciones desde hace diez años. Entre los premiados de esta décima edición se encontraba la Cátedra Miguel de Cervantes de las Letras y las Armas de la Academia Militar de Zaragoza.



Su director, el coronel Miguel Santamaría, que recogió el premio acompañado por el subdelegado de Defensa en Córdoba, el también coronel Íñigo Laquidáin y el máximo responsable del Puesto de la Guardia Civil en Baena, el teniente José Antonio Hidalgo, aseguró que la academia es “una fábrica de quijotes” porque “apuesta por la formación integral” de sus más de 1.000 cadetes.

Según Santamaría, la Cátedra Miguel de Cervantes de las Letras y las Armas de Zaragoza “no elige entre las armas y las letras”, ya que durante los cinco años de formación “todos los profesores civiles y militares están comprometidos con dotar a España con los mejores oficiales que podamos conseguir”.

A lo largo del acto, el director del Museo Cervantes, Manuel Cubillo, fue destacando los valores de amistad, generosidad, solidaridad y tolerancia del resto de premiados: el cofrade Rafael Cano, la artista Sierra Cortés, la administrativo de la Safa María Isabel López, el ciclista Jorge Cubero, el jefe de bodega José Antonio Cubillo, el fotógrafo Carmelo Ruiz, la historiadora María del Carmen Jiménez, el médico José Ángel Fernández, la bailaora María del Mar Luna y el párroco de Santa María la Mayor Juan Laguna. Además, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Guillermo Iván Bernal, recogió un reconocimiento simbólico a Jesús de Nazaret como Quijote Universal.

El alcalde de Baena, Jesús Rojano, cerró el acto destacando la “constancia y el trabajo” de Manuel Cubillo por premiar los valores humanos que representan estos galardones. Rojano aseguró que los valores del Quijote están presentes en todos los ámbitos de la sociedad y señaló que los premios no son casuales: “habéis demostrado una dedicación a los demás por encima de vosotros mismos”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.4.18
El Área de Contratación del Ayuntamiento de Baena ha adjudicado ya la renovación de los equipos de iluminación interior de los colegios Virrey del Pino, Juan Alfonso de Baena, la Plaza Vieja y la piscina cubierta. Con estas mejoras energéticas y otras actuaciones de climatización que se llevarán a cabo en los colegios y edificios públicos de la ciudad se podrá reducir de forma considerable la factura eléctrica y las emisiones de CO2 a la atmósfera.



La instalación de nuevas luminarias con tecnología LED en techos y paredes en el colegio Virrey del Pino tendrá un coste de 13.400 euros. En el caso del colegio Juan Alfonso de Baena de 6.400 euros, en las instalaciones de la Plaza Vieja se invertirán 1.500 euros y en la nueva iluminación de la piscina cubierta 6.300 euros. Estos trabajos los ejecutará una empresa instaladora de la ciudad.

Una vez adjudicados estos contratos, el Consistorio también pedirá ofertas en los próximos días para la renovación de la iluminación interior del Hogar del Pensionista Municipal de la calle Alta, la Biblioteca Municipal y el Colegio Valverde y Perales, unas mejoras energéticas que también se llevarán a cabo en el Centro de Congresos y Exposiciones, las instalaciones deportivas, el Teatro Liceo, los museos o el mercado de abastos de Salvador Muñoz.

Estos trabajos se financiarán con el Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía en el periodo 2017-2020, cofinanciado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, la Junta de Andalucía y fondos propios del Ayuntamiento de Baena.

Además, la mejora de la iluminación de estos edificios se completará con la renovación de los equipos de climatización, ventilación o refrigeración, la sustitución de las calderas de gasóleo por sistemas de bombas de calor y la instalación de varias redes fotovoltaicas.

El coste del total de las inversiones que se llevarán a cabo en los colegios, edificios y alumbrado público –con la sustitución de 560 puntos de luz en 43 calles– supera los 5,2 millones de euros, con una subvención de la Junta de 3,8 millones y una inversión local de 1,4 millones.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

23 de abril de 2018

  • 23.4.18
De El día que se perdió la cordura, vendió 100.000 ejemplares. Ahora Javier Castillo (Málaga, 1987) publica El día que se perdió el amor. Y ha vendido los derechos para la producción de una serie en televisión. A las doce de la mañana del 14 de diciembre, una joven llena de magulladuras se presenta desnuda en las instalaciones del FBI de Nueva York con varias notas amarillentas en la mano. Así arranca una novela en la que el inspector Bowring, jefe de la Unidad de Criminología, intentará descubrir qué oculta esta joven.



—“A veces el amor te pone en el camino equivocado para que sepas lo que duele”. ¿Por qué siempre asociamos amor y dolor?

—Porque el amor, cuando lo pierdes, es como si te extirparan algo, como si te quitaran la vida.

—Ahora publicas 'El día que se perdió el amor'. Con 'El día que se perdió la cordura' vendiste 100.000 ejemplares. ¿Dispuesto a superar ese vértigo?

—Uno nunca se acostumbra a esta locura que está pasando. Es la verdad. Es mágico todo lo que está sucediendo. Superagradecido y ojalá siga sucediendo.

—En esta nueva novela exploras los límites del amor. Y yo que pensaba que en el amor no había límites.

—En el amor los hay. Los hay. Yo creo que el amor tiene algo y es el miedo a perderlo. Y eso te pone en las ganas de luchar por él. Es bonito.

—¿Esa es la única frontera?

—Sí. El miedo a perderlo.

—¿El amor que se alimenta de la cordura tiene los días contados?

—Sí. El amor bonito es el que te hace perder la cordura, te hace perder la noción del tiempo, te hacer perder todo. Por así decirlo. Es el amor que de verdad merece la pena.

—¿Para enamorarse hay que perder un poco la cabeza o basta con dejarse llevar?

—Hay que perder la cabeza como dejarse llevar. Lo bonito del amor es que cuando te dejas llevar pierdes la cabeza. La magia del amor consiste en eso, en luchar por lo que importa y en valorar las cosas pero luego siendo tú mismo y disfruntándolo.

—En tu novela, una joven llena magulladuras se presenta desnuda en las instalaciones del FBI de Nueva York. ¿Qué más les puedes decir a tus lectores?

—Que es una novela que engancha muchísimo, que tiene un ritmo que te atrapa desde esa primera aparición y que es una novela en la que, cuando empiezas a leerla, no hay manera de cerrarla hasta que terminas. Te entretiene muchísimo.

—Tu primera novela se publicará en México y Colombia, y en Italia se prepara un gran lanzamiento. ¿Todo esto ya te permite dejar la contabilidad y dedicarte a las letras?

—Sí. Desde agosto, cambié de trabajo. Ya dejé de ser asesor financiero y ahora soy, cien por cien, escritor. Me dedico a esto y estoy disfrutándolo. No quería estar entre los dos mundos. Quería disfrutar el momento, todo lo que está pasando y dedicarme a lo que me apasiona.

—Los derechos audiovisuales han sido adquiridos para la producción de una serie de televisión. ¿Sabes algo más?

—No puedo avanzar mucho más. Yo sé más pero no lo puedo contar todavía. Sí es verdad que es un proyecto superilusionante, superbonito, y que pronto seguramente ya saldrán a la luz más detalles, pero estoy ilusionadísimo, y ver a los personajes adaptados en vivo es el sueño de casi todo creador de historias. Pronto se comenzará a producir.

—En tu segunda novela resuelves la trama que ya iniciaste en la primera. Aunque la historia continúa y los personajes principales continúan, ¿qué sorprenderá a tus lectores?

—Yo creo que sorprende el cierre de toda la novela. Cierra de una manera que te deja muy sorprendido cómo conectan las dos novelas una con otra. Y sobre todo, cómo lleva la pérdida del amor uno de los personajes, cómo precipita la historia de las dos novelas. Es lo que más sorprende.

—En 'El día que se perdió el amor' también dejas algunos guiños personales.

—Sí. Sí. Hay mucho de mí en la novela. Los tres lunares que tiene la protagonista son de mi mujer. Soy una persona que idolatro a mi hija y hay mucho de mi relación y mi amor por ella en la novela.

—Te leen muchas mujeres. Igual en tu tercera novela deberías plantearte que el personaje principal no fuera un hombre.

—Bueno, en esta, en realidad, cuando lo piensas, es una mujer. Está la historia de Carla que es casi la protagonista junto con el inspector Bowring. En esta novela casi toda la trama la lía ella, en realidad. Parece un personaje secundario pero en realidad toda la trama la mueve ella. Luego está el investigador que es un hombre. Pero sí, lo pensaré.

—¿La autoedición te ha dejado alguna secuela o ya no piensas volver a ella?

(Ríe). Muy cachonda la pregunta. Yo creo que escribir de vedad es lo que te deja secuelas todo el rato. No importa dónde publiques. Al final, escribir te acaba dejando un poco loco.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 23.4.18
Cerca de cincuenta entrevistas personales, consultas al archivo municipal, álbumes de principios del siglo XX y 81 horas de grabación han permitido recuperar, para conocimiento de toda Córdoba, la historia de la industria Electromecánica con motivo del primer centenario de su nacimiento, allá por el año 1917.



Con el nombre de Vida e impacto de una industria. Electromecánicas 1917-2017, la exposición, fruto de la colaboración entre la Delegación de Cultura de la Diputación y el Ayuntamiento de Córdoba, podrá verse en la Galería de Presidencia de la institución provincial hasta el próximo 25 de mayo.

La delegada de Cultura de la Diputación, Marisa Ruz, ha señalado que “se trata de un proyecto comisariado por Rafael Obrero pero que cuenta con un equipo multidisciplinar, así como el apoyo social de todos los vecinos y vecinas”.

Ruz ha destacado su “valor e interés patrimonial, así como su valor social, ya que nos habla de la huella que dejó la implantación de la Electromecánica”. Según la diputada provincial, “trata de recuperar el patrimonio industrial y la memoria de los vecinos del barrio para entender cómo ha ido cambiando la vida cotidiana de la ciudad a lo largo del siglo XX”.

Marisa Ruz ha explicado que “la exposición se organiza en torno a cinco ejes temáticos; el urbanismo y la arquitectura, la producción industrial del cobre, el impacto social de la industria eletromecánica, que llegó a tener más de 5.000 trabajadores, la Letro como referente sindical y el paisaje humano, a través de testimonios, documentos e imágenes”.

Por su parte, Alba Doblas, teniente de alcalde y concejala de Participación Ciudadana, ha abundado en que “se pretende poner en valor un patrimonio físico y humano, una memoria colectiva en torno a lo que supuso la fábrica y la barriada que se construyó alrededor”.

Doblas ha valorado el trabajo realizado por el personal del archivo municipal, “un trabajo arduo y minucioso, especial, el de recuperar la memoria social a través del testimonio de tres generaciones para cubrir toda la información sociológica”.En este sentido, ha recordado que se han realizado 47 entrevistas, 52 sesiones y 81 horas de grabación.

El comisario de la muestra, Rafael Obrero, ha manifestado que “ el reto era trasladar algo histórico al elemento tangible, para lo cual se han realizado más de 40 entrevistas con metodología científica para obtener la mayor cantidad de datos.

“Es una exposición de aluvión, porque había muy poco investigado aunque de mucha calidad. Había poca documentación porque en el año 74 se incendiaron todos los archivos y no había nada, salvo lo que hemos podido rescatar, como álbumes de 1920-1922 o tres bicicletas en las que los trabajadores iban a la fábrica” , ha reiterado Obrero.

Finalmente, Conchi Sánchez, presidenta del Consejo de Distrito Poniente Norte, ha mostrado su satisfacción por haber podido celebrar el centenario de la Electromecánica con esta exposición.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 23.4.18
El municipio de Iznájar celebra el VII Festival de los Balcones y Rejas con una programación paralela de actividades durante todo el mes de mayo, entre las que está prevista su tradicional Alcaicería Nazarí. La delegada de Turismo de la Diputación de Córdoba, Carmen Gómez, ha destacado que este evento “es una apuesta por visibilizar algunos de los rincones más atractivos de este pueblo, que ya de por sí tiene bastante encanto”.



“Este municipio viene participando con un nivel muy importante en el Concurso Provincial de Patios, Rincones y Rejas organizado por el Patronato de Turismo, resultando galardonado en diferentes modalidades en distintas ediciones del mismo”, ha señalado la diputada.

Con respecto a este concurso, Gómez ha recalcado que “está suponiendo todo un reto, lleno de matices culturales, que los pueblos están sabiendo aprovechar, así como los empresarios que están sacando rentabilidad de este producto, que está generando considerables ingresos”. Al respecto, la delegada de Turismo ha indicado que “en la edición de este año se ha incrementado el número de participantes, pasando de 79 del año pasado, a 127 de este año”.

Por su parte, el alcalde de Iznájar, Lope Ruiz, ha insistido en que “este festival tiene dos objetivos fundamentales, como es el de promocionar nuestro pueblo a través de las flores, y darlo a conocer también turísticamente a través de las distintas actividades que organizamos durante todo el mes de mayo”.

“Hemos engalanado varios rincones de nuestro pueblo y hemos repartido dos mil gitanillas entre los vecinos para que adornen sus fachadas y balcones”, ha resaltado Ruiz, quien ha apuntado que habrá una serie de actividades complementarias los fines de semana de mayo, que comienzan el día 1 con la celebración de la Cruces, y continuarán el próximo con la VII Alcaicería Nazarí”. Asimismo, “se seguirá desarrollando el Urban Knitting, una de las actividades que está teniendo bastante atracción turística”, ha resaltado el alcalde.

Lope ha recalcado que Iznájar tiene un gran potencial, que estamos intentando aprovechar, con el embalse y con el patrimonio histórico, lo que está dando unos resultados óptimos, como que somos a día de hoy el tercer municipio de la provincia en número de alojamientos, y algunos de ellos están entre los 25 mejores establecimientos de España, según Tripadvisor”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos