:::: MENU ::::

14 de noviembre de 2020

  • 14.11.20
La experiencia acumulada a lo largo de sus más de sesenta años de historia ha situado a Heladería de Montalbán en uno de los centros de producción más significados de heladería y alta pastelería. Su fórmula de éxito ha sabido combinar en un equilibrio perfecto los productos artesanos y las materias primas de alta calidad, con las nuevas demandas del mercado en lo que a sabores y formatos se refiere. De esta forma, esta firma cordobesa ha puesto en marcha una nueva línea caracterizada por un formato pequeño con el que disfrutar de sus tartas y ponches.


"El objetivo de esta nueva línea de productos es dar respuesta a los nuevos tiempos, en los que se busca formatos más pequeños con los que disfrutar en casa, y nuevos sabores, pero manteniendo siempre nuestra apuesta por la calidad y la producción artesana", explican desde la firma montalbeña fundada en 1955 por Julián Gálvez, y en la que hoy ya está presente la tercera generación.

Así, si bien las limitaciones establecidas con motivo de la crisis sanitaria han obligado a reducir el número de comensales en cualquier celebración que se desarrolle, Heladería de Montalbán han querido poner en marcha estos nuevos formatos para que, la pandemia, no suponga un freno para disfrutar de una buena tarta o ponche.

"Somos conscientes de que ahora no hay grandes celebraciones y todo queda reducido a un ambiente más familiar, a pequeñas reuniones en casa, y por eso las nuevas tartas y ponches, de 7 o 9 raciones, permiten que se puedan seguir disfrutando de un postre artesano a pesar de todo", destaca esta firma cordobesa que en los últimos meses ha apostado por reforzar su presencia en el sector de la alimentación "para que los clientes puedan seguir disfrutando en casa de nuestros productos".

Nuevos formatos que, asimismo, también invitan a descubrir nuevos sabores pues, si bien algunas de las recetas más demandadas de Heladería de Montalbán tienen ahora su versión 'mini', esta empresa montalbeña sigue apostando por innovar con nuevos sabores y propuestas que, como siempre, también tienen en cuenta las necesidades de las personas diabéticas o con alguna intolerancia alimentaria.


Así, entre los muchos sabores de sus delicias benjaminas, la firma montalbeña invita a disfrutar de propuestas como las tartas de Kinder Bueno, Galletas Lotus o Filipinos Blanco, así como su tarta Pretige, Zanahoria o Red Velvet, junto a los ponches de Tiramisú, San Marcos o Nata-Nueces.

Una nueva apuesta que refuerza el carácter pionero de Heladería de Montalbán, firma que desde sus inicios ha sabido conjugar la experiencia y la tradición de las recetas más artesanales, con la aportación de nuevas tecnologías y nuevos desarrollos, para sacar al mercado productos únicos en calidad, sabor y texturas, con el sabor único que aporta la producción artesanal cien por cien.

Con todo ello, esta empresa familiar no sólo se ha convertido en un referente nacional de producción de heladería y alta pastelería a lo largo de todo el año, sino que además sus productos son especialmente demandados en Navidad, cuando la fabricación de tartas y postres destinados a celebraciones familiares, para las que este año ya preparan nuevas propuestas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos