:::: MENU ::::

15 de octubre de 2020

  • 15.10.20
Las firmas cordobesas Bodegas Robles y La Abuela Carmen, reconocidas internacionalmente por su apuesta por productos innovadores y creativos, han unido fuerzas para reinventar el tradicional ritual del aperitivo gracias a la unión de los vermús ecológicos de la bodega montillana, aderezados con la mandarina negra elaborada por la firma agroalimentaria montalbeña.


Una mezcla única de sabores nacidos en tierras cordobesas que se dará a conocer de forma conjunta gracias a una estrategia promocional que, entre otras propuestas, recoge la elaboración de cocktails especiales de la mano del experto barman Javier Caballero, así como de campañas comerciales conjuntas.

De esta forma, de la mano de está colaboración, los vermús de Bodegas Robles –tanto el Receta Andalusí creado junto al galardonado chef cordobés Paco Morales, como su Vermut Ecológico– incluirán rodajas de la mandarina negra de La Abuela Carmen junto con la receta del combinado para poder disfrutarlo en casa.

La compañía andaluza, con sede en Montalbán de Córdoba y pionera en la elaboración del ajo negro, además de creadora de la cebolla negra, presenta la mandarina negra, un producto que es fruto de un largo proceso de investigación que ha dado como resultado un innovador condimento culinario para aromatizar platos y bebidas.

Al igual que el limón negro, su otro hermano cítrico de la empresa, la mandarina negra es el resultado de un proceso natural, caracterizado por la baja humedad y una temperatura controlada, en el que la materia prima no es sometida a ningún otro tipo de ingrediente ni aditivos. Con la mandarina negra, La Abuela Carmen vuelve a ser pionera en la producción de este alimento cultivado y desarrollado en España, gracias al departamento de I+D+i de la firma montalbeña.

Una apuesta por la innovación que maridará a partir de ahora con unos productos reconocidos internacionalmente por su características y creatividad, como el vermú VRMT Robles. Receta andalusí, surgido de esta apuesta por poner en valor los sabores tradicionales del pasado sobre la base de un vino oloroso ecológico de ocho años, macerado con diez de plantas aromáticas presentes en el viñedo ecológico de Bodegas Robles y con una selección de especias andalusíes.

Empresas innovadoras

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

Por su parte, la empresa que comercializa bajo la marca La Abuela Carmen tiene su sede central en Montalbán de Córdoba, donde cuenta con más de 5.000 metros cuadrados. También dispone de instalaciones en Santaella, de más de 12.000 metros cuadrados, dedicadas a la limpieza, clasificación del ajo y almacenaje.

Desde hace unos diez años, La Abuela Carmen viene apostando por nuevas alternativas de comercialización para el ajo a través del procesado de productos de cuarta y quinta gama. Comercializan productos como ajo en conserva para ensaladas o pastas (en aceite de oliva a las finas hierbas, al pimentón, picante), ajo pelado, picado, laminado, frito en aceite de oliva (su producto más demandado), deshidratado o pulpa de ajo. Tienen igualmente una línea de productos ecológicos certificada por Ecovalia.

También en colaboración con el centro Ifapa de Palma del Río, en 2013 pusieron a punto la producción de ajo negro, donde a partir de ajo fresco y mediante un proceso que combina temperatura y humedad produce un ajo fermentado con múltiples propiedades saludables. Han sido pioneros en Andalucía en su producción.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos