:::: MENU ::::

21 de julio de 2020

  • 21.7.20
Los presidentes de Cooperativas Agroalimentarias de Córdoba y Asaja Córdoba, junto a los secretarios generales de COAG y UPA Córdoba, rechazaron ayer las multas por la tractorada que el pasado 14 de febrero provocó cortes de tráfico intermitentes en la autovía Córdoba-Málaga (A-45), a su paso por el término municipal de Lucena.



Rafael Sánchez de Puerta, Ignacio Fernández de Mesa, Carmen Quintero y Miguel Cobos han remitido una carta a la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, manifestando su "sorpresa" e "indignación" por lo que entienden que es un "ataque a la libertad de manifestación" de los agricultores y ganaderos de Córdoba que participaron en la protesta –"autorizados por la autoridad competente" según los organizadores– y que en los últimos días están recibiendo notificaciones de multas instruidas por la Jefatura Provincial de Tráfico en Córdoba.

Las entidades firmantes del escrito recuerdan que las protestas y manifestaciones públicas de agricultores y ganaderos se fueron sucediendo por toda la geografía española para denunciar que su situación es "límite" por la falta de rentabilidad de sus explotaciones agroganaderas. A su vez, reconocen que la "masiva afluencia pacífica" en todas las concentraciones –y que, en el caso de la que tuvo lugar en el término municipal de Lucena, fue secundada por más de 5.000 agricultores, según los promotores– provocó innumerables cortes de las vías de comunicación en toda España.

"La concentración de agricultores y ganaderos en la autovía A-45 a su paso por Lucena el 14 de febrero fue, si cabe, aún más numerosa que en otros lugares de España, dada la importancia del sector primario en la provincia de Córdoba, por lo que se produjo un desbordamiento y bloqueo de la autovía y de todas las vías de salida y entrada a la misma", indican los firmantes del escrito.

Tanto Rafael Sánchez de Puerta, como Ignacio Fernández de Mesa, Carmen Quintero y Miguel Cobos reconocieron ayer que hubo “incontrolados que, como siempre ocurre en todas las manifestaciones, ajenos a las necesidades de los agricultores y ganaderos, impidieron el tránsito pacífico y autorizado de los convocantes", y que tuvieron que ser desalojados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado varias horas después de provocar los cortes de la autovía.



Según Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, "la situación descrita impidió que los tractores de los pacíficos manifestantes no pudiesen salir ni entrar en la autovía como estaba previsto hasta muchas horas después, cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad recibieron las órdenes de actuar".

"A partir de ese momento, fueron ordenando el tráfico y dando instrucciones precisas a los agricultores para que fueran desalojando la autovía por las vías de servicio que iban quedando despejadas", relatan los firmantes del escrito, que añaden que "nadie entró ni salió de la autovía, ni al principio ni al final, sin autorización de la Guardia Civil allí desplegados".

Por todo ello, las organizaciones agrarias y las cooperativas aseguraron ayer "no comprender cómo en una clara actuación injustificada e injusta", la Jefatura Provincial de Tráfico en Córdoba ha tomado la decisión de sancionar "por el hecho de circular por autopistas o autovías con vehículos con los que está expresamente prohibido".

"No puede olvidarse que la autovía y las vías de salida y entrada estaban bloqueadas y, si estaban allí los pacíficos agricultores con sus tractores, es porque los agentes de la Ley les dejaron entrar y no podían salir por el colapso provocado por los cortes que tardaron horas en ser levantados", añaden desde Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, cuyos máximos responsables entienden que "no se puede sancionar a los que quedaron encerrados por causas ajenas a su voluntad, cuando pretendían manifestarse conforme a las autorizaciones pertinentes, ejerciendo sus derechos constitucionales".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos