:::: MENU ::::

23 de octubre de 2017

  • 23.10.17
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, dio a conocer el presupuesto de su departamento para 2018, que crece un 4,9 por ciento y alcanza los 730 millones de euros “con una fuerte apuesta por jóvenes, modernización, producción ecológica e investigación”.



Sánchez Haro explicó que se trata de una apuesta del Gobierno andaluz ”que nos permite, un año más, consignar un presupuesto con un carácter netamente inversor, con el 80 por ciento de los recursos destinados a impulsar operaciones de capital, así como compensar en parte los efectos de la congelación de la renta de los agricultores y ganaderos debido a los recortes que viene aplicando el Gobierno central”.

Según el consejero, estos 730 millones –correspondientes a la ficha financiera de la Consejería y sus dos entidades, Agapa e Ifapa– se suman a otros 1.400 millones en concepto de ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) y de regulación de mercados. En su conjunto, la Consejería va a gestionar en 2018 unos 2.130 millones, un 1,6 por ciento más que el ejercicio precedente.

Sánchez Haro desglosó las líneas de actuación en materia agraria y pesquera en las que se articula su programa presupuestario, dirigido a dar un “nuevo y definitivo empuje al sector andaluz, desde el rigor, la seguridad jurídica, la agilidad y la cercanía para generar riqueza y puestos de trabajo en Andalucía”.

En primer lugar se refirió a aquellas orientadas a la “renovación del sector para seguir avanzando en que sea más moderno, competitivo, innovador y con una creciente proyección a los mercados exteriores”.

Para ello, destacó un incremento del 8,4 por ciento en programas de ordenación y mejora de la producción agroganadera y de incentivación agroindustrial, hasta los 219 millones de euros. De este montante, se reservan 54 millones para facilitar la incorporación de jóvenes al campo y fomentar así el relevo generacional, otros 68 millones para favorecer la modernización de explotaciones y 11 millones para mejora de infraestructuras. Asimismo, hay previstos 42,8 millones para la modernización de industrias agroalimentarias, casi seis para actuaciones de promoción y tres para proyectos de fusión e integración de cooperativas.

Para el consejero, es “imprescindible y necesario seguir trabajando para reforzar y visualizar la presencia de las mujeres si queremos un sector moderno y competitivo, por lo que va a ser eje transversal de todas nuestras iniciativas”. El año que viene se desarrollarán las actuaciones comprendidas en el I Plan de Igualdad para 2018.

Asimismo, remarcó como fundamental el “mantenimiento de unos espacios rurales dinámicos, capaces de atraer y fijar la población al territorio”. En este sentido, valoró el trabajo de los Grupos de Desarrollo Rural, que el año que viene esperan impulsar unos 180 proyectos que permitirán generar unos 300 puestos de trabajo.

Para el consejero, estos objetivos deben ir acompañados de una clara y firme apuesta por una Administración que proporcione mejores y más ágiles respuestas, a través de la simplificación administrativa y la reducción de tiempos de gestión.

Fomentar la innovación

El presupuesto del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) aumenta un 5,8 por ciento y supera los 52,5 millones de euros. “Se trata de una apuesta en firme por la generación de conocimiento para fomentar la innovación y por la transferencia de sus resultados al sector”, aseguró Sánchez Haro.

En concreto, se realizarán unos 60 proyectos de investigación, desarrollo e innovación, se llevarán a cabo unos 100 contratos y convenios con entidades públicas y privadas en el ámbito de la innovación aplicada, y se pondrán en marcha 13 proyectos de transferencia de tecnología. Según el consejero, “mantendremos líneas investigadoras en sectores clave para Andalucía, como son el hortofrutícola, el olivar, la acuicultura o el viñedo, entre otros”.

En el apartado de la capacitación y la formación de los profesionales del sector y del personal técnico e investigador, el instituto tiene previstas 1.231 actividades para 37.000 alumnos y alumnas.

Sostenibilidad y seguridad alimentaria

Según resaltó Rodrigo Sánchez Haro, en 2018 se va a hacer “especial hincapié en un principio de presente y futuro: poner en valor la función de los profesionales del sector, garantes y defensores del medio ambiente”. En este sentido, se va a seguir apoyando la producción ecológica así como otras prácticas beneficiosas para el medio ambiente, la economía circular y agrosistemas emblemáticos como la dehesa.

En concepto de ayudas agroambientales hay reservada una partida de 50,8 millones de euros, y otros 15,3 millones para zonas con limitaciones, mientras que para la producción ecológica se publicará una nueva convocatoria el año que viene dotada con 31 millones de euros.



La estabilidad, la seguridad alimentaria, la calidad comercial y la certidumbre del sector es otro de los ejes estratégicos que señaló Sánchez Haro. Dentro de este apartado destacó el “incremento del 28 por ciento del montante destinado a apoyar la contratación de seguros agrarios, con 7,7 millones de euros”, así como una partida específica para la puesta en marcha de diferentes medidas frente a la sequía.

Se va a fortalecer igualmente el compromiso con los sistemas de prevención, control y vigilancia en el ámbito de la seguridad alimentaria, la calidad comercial y la sanidad vegetal y animal. Según el consejero, “pondremos especial acento en la prevención de entrada de agentes nocivos, como la Xylella fastidiosa, y la erradicación de enfermedades del ganado”.

Asimismo, subrayó que otra cuestión de primer orden va a ser continuar el trabajo para proporcionar estabilidad al sector con instrumentos de gestión que sean verdaderamente eficaces. En este sentido, enumeró la necesidad de atender a cuestiones como el desequilibrio de la cadena alimentaria, la vulnerabilidad de una parte de la misma debido a la volatilidad de los precios o el insuficiente desarrollo de las herramientas de gestión de crisis. “La Ley de Agricultura va a suponer un salto cualitativo en este sentido”, aseguró el consejero.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos