:::: MENU ::::

3 de agosto de 2017

  • 3.8.17
La ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, situada a pocos kilómetros de Baena en el paraje del mismo nombre, abrió sus puertas la jornada de ayer para que todos los devotos pudieran orar ante la imagen bajo la advocación de los ángeles. Tras el rezo del Santo Rosario y la eucaristía, los asistentes compartieron un rato de convivencia en los aledaños de la ermita.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Durante toda la mañana permaneció abierta y a partir de las 20.00 de la tarde se celebró el rezo del Santo Rosario y una eucaristía que fue oficiada por el sacerdote baenense José Priego León, que tuvo un especial recuerdo para que el fuera párroco de Santa María la Mayor, Virgilio Olmo Relaño, del que se cumplen en el día de hoy doce años de su muerte.

Como en años anteriores, fueron muchos los vecinos que se congregaron en los aledaños de la ermita, en la confluencia con el río Marbella. Y es que según cuenta la tradición, en el siglo XVI libró al Duque de Sessa de una muerte inminente al ser atacado por un jabalí cuando se encontraba cazando en las inmediaciones del Cerro del Minguillar. Fue entonces cuando el duque ofreció a la virgen la realización de la ermita por librarlo del trance.

La imagen que preside el altar fue donada por una señora de Baena en la década de los 80. Talló en la piedra la cara de sus hijos, que murieron a una corta edad, representando así a los ángeles que se encuentran junto a la imagen mariana que preside la ermita.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL




DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos