:::: MENU ::::

28 de julio de 2017

  • 28.7.17
Los grupos municipales del Partido Popular, Izquierda Unida y Ciudadanos abandonaron anoche la sesión plenaria ordinaria del mes de julio durante el debate conjunto de dos propuestas del Partido Socialista para aprobar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible con el que concurrir a una convocatoria de fondos europeos de 5 millones de euros para fomentar una economía baja en carbono.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Una vez que el delegado de Gobernación, José Andrés García, expuso la importancia del documento para llevar a cabo una "modificación integral de la movilidad en Baena", los portavoces de los distintos grupos de oposición alegaron falta de tiempo para estudiar ambas propuestas y abandonaron la sesión antes de finalizar el primer turno de palabra. El primero en intervenir fue el edil de Ciudadanos, Miguel Jurado, que puso en duda la "moral política del equipo de gobierno".

David Bazuelo, de Izquierda Unida, también reprochó al PSOE el poco tiempo del que había dispuesto la oposición para analizar tanta información. "Ni ustedes saben lo que van a votar. No sabemos si el Plan de Movilidad es bueno o malo", aseguró Bazuelo, que insistió en que muchas de las actuaciones planificadas dependen del enlace de la Carretera de Cañete, una infraestructura cuya construcción "no está en manos de este Ayuntamiento".

Por último, el portavoz del PP, José María Baena, aseguró que se trataba de "una tomadura de pelo más para la oposición" porque "no es serio y no tiene sentido ninguno" votar sin haber tenido tiempo para estudiar un plan técnico tan ambicioso que contempla medidas por valor de 12 millones de euros.

Ante el repentino abandono de los nueve concejales de PP, IU y C's, García aseguró que "no es tan complicado" valorar medidas cuyo objetivo es "movernos de una forma más sostenible y eficaz y fomentar la peatonalización, el transporte público y la bicicleta".

Entre estas propuestas se encuentran el fomento de la movilidad peatonal, un sistema de bicicletas públicas, el traslado de la parada de autobuses a una zona más céntrica, la peatonalización de varios tramos en calles como Salvador Muñoz o Avenida Cervantes y la instalación de unas rampas rodantes entre la Plaza Virrey del Pino, la Plaza de la Constitución y la Almedina que sirvan para conectar el ensanche con el casco antiguo.

El responsable de la Delegación de Gobernación recordó que el Ayuntamiento de Baena ha llevado a cabo durante los últimos meses muchas actividades participativas para que la ciudadanía hiciera llegar sus propuestas al plan de movilidad, entre ellas una encuesta por internet que ha sido respondida por 500 vecinos.

El alcalde, Jesús Rojano, también mostró su sorpresa por la actitud de los grupos de oposición: "han tenido la misma información y el mismo tiempo que nosotros y la pasada semana en junta de portavoces les parecía magnífico el Plan de Movilidad Urbana Sostenible".

En este sentido, Rojano aseguró que "Baena se juega cinco millones de fondos europeos", 10 si se suman los otros cinco millones de la tercera convocatoria de la EDUSI. "Tengo la responsabilidad y la obligación de hacer todo lo posible para que ese dinero venga a Baena", sentenció el alcalde poco antes de que los doce ediles socialistas aprobaran en solitario ambas propuestas y se diera por finalizada la sesión sin el ruegos y preguntas. 

JESÚS ORDÓÑEZ / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos