:::: MENU ::::

18 de abril de 2017

  • 18.4.17
La Cueva del Yeso de Baena recibió un total de 1.109 visitantes durante su segundo año de apertura al público. Concretamente el periodo en que se puede visitar esta formación kárstica es entre noviembre y febrero, coincidiendo con los meses de hibernación de las seis especies protegidas de murciélagos que habitan en la cavidad.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Según ha dado a conocer la Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Baena, el mes de mayor afluencia de público fue precisamente noviembre, con un total de 451 visitas, mientras que enero, con 158 visitantes, fue el mes de menos tránsito. En diciembre fueron 279 las personas que visitaron la cueva baenense, mientras que en febrero, último mes de apertura en la temporada 2016-2017, fueron 221 los visitantes.

Hasta la fecha, el visitante puede conocer unos 140 metros de la cavidad, lo que supone solamente un cinco por ciento del total de su extensión. Además de turistas provenientes de toda la geografía andaluza y de distintos colectivos deportivos, vecinales y culturales de Baena, la formación kárstica ha recibido la visita de especialistas como el Grupo Espeleológico Ilíberis de Granada o la Sociedad Excursionista de Málaga.

La Cueva del Yeso está situada en el paraje de la Maturra, en la carretera que une Baena y Cañete de las Torres. Además de diversas salas y galerías, los visitantes pueden contemplar los pendants, formaciones naturales únicas de este tipo de cavidades y los múltiples lagos donde habita una especie de gamba autóctona llamada Niphargus Baenensis.

Uno de los primeros atractivos que se encontrará el turista durante la visita guiada es la Sala de los Cristales, un espacio abierto repleto de espeleotemas, maclas, formaciones de nubes, bolas y coraloides yesíferos de gran belleza.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos