:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

EUSA MATRICULACIONES CURSO 2021

8 de abril de 2021

  • 8.4.21
El Consejo de Gobierno ha aprobado la modificación del Decreto ley 1/2021, de 12 de enero, de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, que permite triplicar las ayudas dirigidas al pequeño comercio, la artesanía y la hostelería, pasando de los 1.000 euros iniciales a 3.000, gracias a que la dotación aumenta de 46,1 a 132,4 millones. La previsión es que esos incentivos, que beneficiarán al menos a unas 60.000 pequeñas y medianas empresas andaluzas de estos segmentos económicos, se convoquen a principios de abril.


Estos sectores económicos atraviesan por una situación adversa derivada de la pandemia del covid-19, de ahí que sea necesaria la adopción de medidas de excepción con las que se pretende contribuir a evitar el cierre definitivo de sus negocios, la pérdida de empleo y el daño irreversible a la estructura productiva y social.

Con este incremento del presupuesto global, las dos líneas de subvenciones previstas en el decreto ley, que serán financiadas con Fondos Feder, modifican su montante. Así a la destinada al comercio minorista y al sector de la artesanía se le asigna una cuantía de 79,2 millones frente a los 26,4 millones inicialmente consignados, mientras que la segunda amplía también su presupuesto de los 19,7 millones originales a los 53,2 millones acordados.

Estos recursos se dirigen a la hostelería andaluza, concretamente a los establecimientos de restauración, ya que los alojamientos turísticos y las agencias de viajes, que originariamente estaban contemplados también en el Decreto ley 1/2021, dispondrán de su propia línea específica de ayudas. En las dos modalidades se concederán 3.000 euros por solicitud en régimen de concurrencia no competitiva, es decir por orden de presentación de la solicitud hasta el agotamiento del crédito asignado.

Al margen del aumento de dotación, la modificación normativa aprobada también incluye otras mejoras, como la eliminación de la incompatibilidad con los incentivos concedidos por el Gobierno central por cese de actividad y con las ayudas de 1.000 euros a autónomos para mantener su actividad otorgadas por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo. Con esta decisión, se logra que el apoyo llegue a más pymes de comercio, artesanía y hostelería, a las que se les aportará mayor solvencia económica. En el caso de las empresas que hayan recibido el incentivo de 1.000 euros de Empleo, la cuantía de la subvención será de 2.000 euros.

Por otro lado, se agiliza y simplifica el proceso de solicitud y tramitación. De esa forma, tan solo se exige al interesado presentar junto a la solicitud el documento del poder de representación en el caso de que la curse su representante. Bastará con rellenar el formulario y la acreditación de los requisitos que exige la normativa europea en la gestión de sus fondos y que se hará utilizando por primera vez la tecnología RPA (siglas en inglés de Robotic Process Automation)mediante el cruce de bases de datos.

El plazo máximo para resolver será de dos meses desde la fecha de la solicitud, que deberá realizarse de forma telemática. El plazo para presentar las solicitudes será de 30 días naturales a contar desde la publicación en BOJA del extracto de la convocatoria de las subvenciones y el pago será del 100% de la ayuda.

Sectores beneficiados y requisitos para optar a los incentivos
Para acogerse a esta línea se establece como requisito indispensable tener la condición de pyme, es decir, contar con una plantilla inferior a los 250 trabajadores y un volumen de negocio anual no superior a los 50 millones. Las pymes que pueden solicitar la ayuda son las encuadradas en los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) o en los epígrafes del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) correspondientes a servicios de comercio y restauración. En el caso de las pequeñas y medianas empresas artesanas, deberán estar inscritas en el Registro de Artesanos de Andalucía.

Entre otras condiciones exigidas, se encuentran la de contar con el domicilio fiscal en Andalucía, desarrollar la actividad con anterioridad al 14 de marzo de 2020 y mantenerla vigente hasta que se presente la solicitud. Asimismo, estas pymes tendrán que acreditar una caída de ventas o ingresos motivada por la pandemia de al menos un 20% en 2020 respecto a 2019 y demostrar que no se encontraban en situación de crisis a 31 de diciembre de 2019.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: M.B.S.


GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - BAENA DIGITAL


UNICEF

DEPORTES - BAENA DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos