:::: MENU ::::

18 de enero de 2021

  • 18.1.21
Representantes del PSOE e IU han mantenido una reunión con la actual adjudicataria del servicio de Ayuda a Domicilio, con el objetivo de plantear soluciones a los diferentes problemas que vienen sufriendo, "tanto por el retraso en los pagos de facturas por parte del Ayuntamiento como por la situación del contrato, actualmente caducado".


Según indican desde PSOE e IU, el contrato caducó hace 2 años y la prórroga el pasado año, y todos los grupos de la oposición ya han trasladado al equipo de gobierno su disposición para sacar adelante un nuevo proceso de licitación del servicio, haciendo especial énfasis en que en el pliego de condiciones se blinden los derechos laborales de las trabajadoras, se mantengan los puestos de trabajo y se preste un buen servicio a los usuarios tal y como se viene realizando en los últimos años, incluso planteando mejoras en el mismo.

Una licitación que no impide que “se siga trabajando para ver la posibilidad de realizar una gestión más directa en el futuro, bien directamente desde el Ayuntamiento, o bien a través de otros instrumentos públicos”. La nota de prensa que han enviado a los medios continúa diciendo que el hecho de que el contrato esta caducado, supone que las facturas que el Ayuntamiento debe abonar a la empresa por la prestación de un servicio tan importante, deben ser aprobadas a través de reconocimiento extrajudicial por el pleno de la corporación.

"Unas facturas que se vienen aprobando gracias a la responsabilidad que los grupos de la oposición están demostrando, pero que se están retrasando por algo que no depende del pleno, sino de la propia Alcaldesa, ya que en varias ocasiones no ha llevado al pleno estas facturas para que se aprueben, o incluso se ha retrasado el pago a pesar de haber sido ya aprobadas.

Según indican los de izquierdas, "en algunas ocasiones han sido los propios partidos de las oposición quienes han tenido que instar al gobierno municipal a que convoquen pleno para poder aprobarlas, como ocurrió en el mes de Diciembre, que la Alcaldesa quería posponerlo hasta mediados de enero, a pesar de llevar dos meses sin pagar la Ayuda a domicilio".

Ante esta situación se han planteado dos cuestiones, por un lado, que la empresa pueda facturar cada quince días, de modo que el periodo adeudado que deben soportar sea menor y, por otra parte, proponer al equipo de gobierno que convoque los plenos extraordinarios que sean necesarios, para poder pagar el servicio en la mayor brevedad posible, de modo que el pago de las nóminas de las trabajadoras no sufran los retrasos que están padeciendo en estos momentos, y pueda de este modo además la empresa hacer frente a sus gastos, incrementados con motivo de la pandemia.

Los concejales de los diferentes grupos de la oposición han manifestado su preocupación por "la pasividad y la falta de interés que el equipo de gobierno esta poniendo sobre este servicio", y han indicado que “por responsabilidad no podemos permanecer de brazos cruzados mientras el gobierno municipal pone en riesgo un servicio esencial para nuestros vecinos y vecinas, así como perjudica a las 60 trabajadoras de este servicio y a sus familias, que están haciendo un gran esfuerzo para poder sacarlo adelante” y han añadido “si el gobierno no quiere trabajar, tendremos que volver a solucionar los problemas desde la oposición”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: M.B.S.


DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos