:::: MENU ::::

13 de enero de 2021

  • 13.1.21
El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha aprobado sus programas de Empleo Social, Ayudas Económico-familiares y Emergencia Social con una ampliación del rango de cobertura que permitirá llegar a nuevos perfiles y responder mejor a las necesidades generadas por la crisis derivada de la pandemia.


Así lo ha expresado su presidente, Francisco Ángel Sánchez, quien ha destacado, además, “la celeridad con la que se han tramitado para poder dar una respuesta ágil a la población vulnerable de los municipios, recogiendo el aprendizaje de todas las dificultades a las que nos enfrentamos durante el 2020”.

Sánchez ha explicado que “se han recogido las peticiones trasladadas por los alcaldes y alcaldesas de la provincia, quienes demandaban una adaptación de estos programas a las necesidades surgidas por el covid-19, crisis sanitaria que ha hecho que personas que nunca antes habían acudido a los Servicios Sociales Comunitarios se hayan visto obligadas a hacerlo”.

Por ello, la principal novedad que recoge el Programa de Empleo Social para 2021 es la actualización de los criterios de valoración de hogares en umbral de pobreza. Pasan a considerarse tales aquellos hogares que tengan ingresos inferiores a 1,5 veces el IPREM en vigor, lo que “permitirá ampliar el rango de usuarios potenciales para que puedan acceder al programa personas que hasta ahora se quedaban fuera por contar en sus casas con unos ingresos mínimos, insuficientes para desarrollar una vida digna pero que impedía a su vez a sus miembros optar a empleos sociales”, ha apuntillado Sánchez.

El presidente del IPBS ha abundado en que “el programa ha recibido un importante respaldo presupuestario, pasando de los 841.165,76 euros que tenía reservados en 2020 a los 2 millones de euros, lo que supone un incremento del 137,7 por ciento, siendo éste un presupuesto inicial, ampliable si la coyuntura lo requiere”.

En la misma línea, se ha actualizado la cuantía que percibirán las personas usuarias del Programa de Emergencia Social, que pasarán a beneficiarse de una ayuda básica igual al IPREM vigente a la que se sumarán, en cada caso, entre un 10 y un 25 por ciento más en función del número de miembros de la unidad familiar. Este programa tiene reservados inicialmente en el presupuesto de 2021 un total de 200.000 euros que podrán ampliarse en función de las necesidades.

Finalmente, el Programa de Ayudas Económico-Familiares parte con un presupuesto inicial de 600.000 euros, susceptibles de incrementarse si las circunstancias sociales, humanitarias, económicas o de interés público lo aconsejaran. Estas ayudas mantienen los criterios por los que se regían en 2020, ya que, tal y como ha recordado Sánchez, “se ajustan al reglamento autonómico vigente”. En este sentido, se actualizarán conforme a la nueva orden que tiene previsto publicar la Junta de Andalucía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos