:::: MENU ::::

13 de octubre de 2020

  • 13.10.20
La experiencia y buen hacer recopilados a lo largo de sus setenta años de historia han permitido a Bodegas Galán Portero de Montilla conquistar al jurado de las prestigiosas guías Peñín y Wine Up con su nueva apuesta enológica: Marqués de la Vega 5 Essences, una línea de vinos generosos elaborados con uvas cien por cien Pedro Ximénez. Cinco vinos que, junto a otros más consolidados de esta bodega familiar –como su Pedro Ximénez Marqués de la Vega Solera Fundador y su Pedro Ximénez Marqués de la Vega cosecha 2017–, han superado una valoración de 90 puntos.


"Bodegas Galán Portero ha empezado recientemente a comercializar los generosos que poseía en su botas de roble americano, lanzando una línea de productos llamada 5 Essences que recoge Amontillado, Oloroso, Cream, Palo Cortado y su prestigioso Pedro Ximénez, todos amparados bajo su marca comercial Marqués de la Vega, y para poder analizar su nueva apuesta, quisimos que fueran catados a por estas prestigiosas guías", explicó el gerente de esta bodega familiar, Manuel Galán Espina.

En concreto, la guía editada por Joaquín Parra, Wine Up, que en su decimosexta edición recoge 650 vinos monovarietales elaborados con 63 variedades viníferas diferentes, ha valorado por encima de los 90 puntos la totalidad de la nueva línea lanzada por Bodegas Galán Portero tras la cata a ciegas realizada por el jurado.

En concreto, las puntuaciones obtenidas han sido Pedro Ximénez Marqués de la Vega Solera Fundador, 95.23 puntos; Pedro Ximénez Marqués de la Vega 5 Essences, 93.54 puntos; Palo Cortado Marqués de la Vega 5 Essences, 93.08 puntos; Amontillado Marqués de la Vega 5 Essences, 92.62 puntos; Pedro Ximénez Marqués de la Vega cosecha 2017, 92.15 puntos; Oloroso Marqués de la Vega 5 Essences, 92.00 puntos; y Cream Marqués de la Vega 5 Essences, 91.46 puntos.


Una valoración que pone en valor la calidad de los caldos de esta bodega montillana que, asimismo, ha obtenido el respaldo de los críticos que conforman el jurado de la Guía Peñín –considerado el manual de vino español más completo del mundo–, donde esta bodega familiar del marco Montilla-Moriles obtuvo puntuaciones entre los 89 y los 92 puntos. "La apuesta de esta bodega por los vinos de calidad queda así reflejada en estas guías, muestra de su vocación por impulsar los vinos de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles", subrayó el gerente de la firma.

Ligados al vino dulce

La historia de Bodegas Galán Portero se remonta a mediados del siglo XX cuando Antonio Galán y Soledad Portero fundaron una pequeña bodega donde, a raíz de los estupendos viñedos de la comarca, elaborar vinos de calidad. Tras una primera etapa dedicada a los vinos finos, marcada por la dificultad, la competencia y las fluctuaciones de precios de estos mercados, Bodegas Galán Portero apostó por elaborar vinos dulces Pedro Ximénez a partir del soleado de la uva hasta la pasificación. 

Una apuesta arriesgada –que hoy gestiona la tercera generación– caracterizada por la calidad, aprovechando que el terreno, el clima, y sobre todo una variedad de uva que se presta de manera única a elaborar el vino enseña de esta bodega montillana.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos