:::: MENU ::::

13 de septiembre de 2020

  • 13.9.20
Esta semana se ha presentado el último libro del escritor baenense, Manuel Espejo Jurado, en el Cine Coliseo, titulado ‘Cuando una Reina se descalza’. Un relato que cuenta la vida de dos mujeres y los caminos que eligen, donde entra en juego el amor, y cuyo hilo conductor será el libro de poemas que ambas están leyendo.


Su autor, Manuel Espejo Jurado, nacido en Baena en 1958, desarrolla su profesión en el sector servicios durante treinta y seis años, en Madrid, donde fija su residencia hasta la actualidad. Sin embargo, desde los diecisiete años se une al mundo de las letras publicando artículos, crónicas, relatos cortos y poesía. En 1992 fue mención de honor Premios Narrativa Ciudad de Baena y, precisamente, hasta su pueblo se ha trasladado a presentar su última obra y para contestar a la entrevista de Baena Digital.

—¿De qué trata la historia 'Cuando una Reina se descalza'?

—Dos mujeres, una bella, inteligente, elegante y expuesta continuamente a las críticas de los medios de comunicación. Una mujer que se siente observada, fiscalizada, a veces, atada de pies y manos, incluso en su labor como madre. La otra mujer, la rescato de mi primera novela, ‘La tienda de zapatos’ sencilla y totalmente anónima, refugiada por entero en su trabajo. Ambas, distintas y pertenecientes a mundos diferentes. A ellas se une un tercer protagonista que resulta ser un libro de poemas.

—¿Qué espera despertar en los lectores de su novela con este relato?

—Me gustaría despertar la importancia que tiene el ser uno mismo cuando entra por la puerta de su casa. Se descalza y se queda con toda su autenticidad de persona que siente, ama, sufre, añora, desea y se apasiona.

—¿En qué se inspiró y cómo fue el viaje de escribirlo?

—Es una situación de esas que te acontece en la vida y me dije, esto tiene una historia.

—¿Qué siente un banenese al presentar en su pueblo su obra literaria?

—Siempre es una satisfacción poder presentar mi trabajo a mis paisanos. De alguna manera, parte de estos sentimientos, sobre todo los que plasmo en mi poesía, están llenos de aspectos que nos identifican, el paisaje, las costumbres, nuestra idiosincrasia, nuestro acento, nuestras raíces. De igual manera, mi prosa está tocada de esa forma poética a la hora de describir situaciones o escenas en una historia. Cuando se escribe poesía, la prosa toma otra dimensión.

—¿Qué similitudes o diferencias encuentra con respecto a sus otras obras?

—Las diferencias que establezco con ‘Sabes qué…’ o ‘Escucha mi voz’ tal vez llevan ese contenido íntimo y personal del autor en los poemas. Mientras que en las otras dos novelas, ‘La tienda de zapatos’ y ‘Cuando una Reina se descalza’ la similitud está en su riqueza a la hora de contar algo de una forma sencilla y poética que te mete dentro de sus personajes y te hace vivirlos de forma especial.

—Su obra ‘Sabes qué...’ son poemas, ¿se siente más cómodo en el terreno de la poesía o la prosa?

—Me gustan los dos géneros, pero tal vez me identifique más con la poesía. Ahí es donde saco todo lo que llevo dentro y se mueve en mi cabeza.

—¿Hay algún proyecto literario en el que esté trabajando actualmente?

—Mi sistemática de trabajo es diaria. Para mí es algo que forma parte de mi vida cotidiana. Salir a escribir, salir al campo y dejar que la inspiración llegue cada día. Seguramente el próximo proyecto será un libro de poemas que anda gestándose.

¿Tiene ya título ese próximo poemario?

—Aún no, será mi editorial, Entrelíneas Editores, quien se decante a este respecto y también las circunstancias. Este año ha servido para trabajar mucho y en silencio, sin Ferias de Libro en las que presentar proyectos y promocionarlos. La cultura en este aspecto ha sufrido un revés grande y hace falta nuestro ánimo y trabajo para que sea uno de los motores de los pueblos para avanzar junto a la ciencia, la formación, la igualdad, la libertad y la esperanza de dejar a nuestras generaciones un mundo mejor.

MARTA BAENA SANZ / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos