:::: MENU ::::

3 de septiembre de 2020

  • 3.9.20
Hoy se inaugura la temporada de la piscina cubierta. Una nueva etapa en la que se podrá acceder a la piscina climatizada, previa cita a través del teléfono o el correo electrónico, con el fin de organizar el uso de los espacios deportivos. En función del aforo existente, se asignará día y hora a cada usuario, pudiendo reservar cada persona hasta 2 días a la semana en horario de 8,30 a 13,30 y de 18,30 a 20,30 horas.



Entre las normas de uso de la piscina cubierta, se establece que la reserva no será efectiva sin el pago correspondiente de la tasa y que deberá realizarse con una antelación máxima de 48 horas.

Se utilizará una zona determinada del vestuario para cambiarse, que será indicada por el personal de la Delegación de Deportes; será obligatorio el uso de gorro, chanclas limpias (desinfectadas y de uso exclusivo para la piscina) y gafas de propiedad del usuario.

Se deberá mantener una distancia de seguridad de al menos 2 metros con los demás y de un mínimo de 1,5 metros dentro de la piscina, evitando el contacto de las chanclas con el agua. Será obligatorio ducharse antes y después de la actividad, sin embargo, las duchas y aseos de la zona de vestuarios estarán precintadas estando prohibido su uso.

Además, durante cada turno, se realizarán las limpiezas y desinfecciones que correspondan de las zonas de uso colectivo.

Balance del verano
La apertura de la piscina climatizada ocurre tres días después de la clausura del verano, que pone punto y final a una temporada de mucho calor pero en la que no se han alcanzado las cifras deseadas. “Sabíamos que no iba a ser una temporada como otras, pero tampoco ha sido todo lo buena que esperábamos”, explica Joaquín Morales, delegado de Deportes. Si al desembolso inicial, más costoso que otros años por las medidas implementadas como el contador de gente, la desinfección y las duchas con sensor, le sumamos que ha habido menos usuarios, “los datos no han sido muy halagüeños”.

Sin embargo, el sentimiento es positivo y desde el equipo de gobierno están muy satisfechos con la labor llevada a cabo y con que las medidas de seguridad e higiene hayan alcanzado las expectativas de los usuarios. “Pretendíamos dar un servicio más a la ciudadanía y los bañistas han estado contentos con las instalaciones. Gracias a la piscina, muchas personas han podido disfrutar de un verano muy parecido a lo normal”.

Los resultados finales, tras dos meses abierta, han sido 9.680 usuarios en todo el verano, de los cuales 3.740 han sido hombres y 5.940 mujeres. El día que más usuarios hubo en la piscina fue el pasado 2 de agosto, cuando se alcanzó la cifra total de 370 bañistas, mientras que el día 11 del mismo mes se registró la más baja, con apenas 36 usuarios, por la amenaza de tormenta.

“Ha sido un verano diferente, en el que hemos estado muy pendientes de que se cumplieran todas las normas establecidas para evitar riesgos y todo ha transcurrido con cierta normalidad a pesar de una pequeña incidencia que nos llevó a cerrar todas las instalaciones deportivas y la propia piscina por el positivo de una trabajadora el pasado 15 de agosto”, concluyó Morales.

MARTA BAENA SANZ / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos