:::: MENU ::::

19 de junio de 2020

  • 19.6.20
Este verano el baño será más controlado que nunca en la piscina de Baena. Así lo ha anunciado esta mañana el delegado de Deportes, Joaquín Morales, quien ha explicado detalladamente en rueda de prensa la “tremenda logística” que están poniendo en marcha para que la piscina pueda abrir el próximo 1 de julio.



Este año atípico, por la circunstancia de la pandemia, muchas piscinas municipales van a permanecer cerradas, sin embargo, el Ayuntamiento de Baena ha estudiado las medidas pertinentes para darle cobertura a este servicio de la mejor manera posible.
“A la ciudadanía de Baena no se le podía dejar sin el chapuzón y abriremos, pero también apelamos al sentido común y a la responsabilidad de los vecinos” ya que “ante cualquier rebrote lo mejor será cerrarla, porque lo primero es mirar por la salud de los ciudadanos”.

Con las instalaciones abiertas de 12:30 a 19:30 este verano los usuarios deberán asegurar su entrada con cita previa, llamando con 48 horas de antelación, incluidos aquellos que tengan el abono mensual o de temporada, que estará a la venta a partir de la próxima semana.

El aforo de la piscina será de 665 personas en la zona de césped donde deberán llevar mascarilla. Se va a contratar personal de refuerzo para vigilar y se controlará especialmente el baño. “La idea es contabilizar el aforo dentro de la lámina de agua”.

Novedades de cara al verano
El control del número de personas en la zona de baño es un sistema piloto que va a poner el Ayuntamiento de Baena, “vamos a ser de los primeros, sino los primeros en ponerlo”, que limitará las plazas a 262 bañistas en la piscina grande y a 48 en la mediana, calculando 4 metros por cada usuario. Una vez alcanzado el límite de personas establecido, el sistema motorizado mandará una señal a un dispositivo móvil controlado por el vigilante, que no dará paso al siguiente bañista hasta que no salga alguien del agua.

Se intensificarán los sistemas de desinfección y sanitarios, para ello, no se podrán utilizar los vestuarios, se debe acceder con guantes al recinto y se prohibirá el uso del material deportivo, “se va a dar cierta confianza al usuario y se le concienciará a través de información con mensajes concisos de las normas de seguridad”. Por esas, mismas restricciones se ha decidido también que la piscina infantil permanezca cerrada ya que no se podía garantizar que se cumpliera la normativa en ese espacio, al acceder a ella tanto adultos como niños.

Se instalará una zona de desinfección del calzado a la entrada, dosificadores de hidrogel, se tomará la temperatura de los usuarios y se implementarán unas duchas con sensor de movimiento, sin pomo. Todo ello, para garantizar un baño seguro en una época de incertidumbre.

MARTA BAENA SANZ / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos