:::: MENU ::::

28 de diciembre de 2018

  • 28.12.18
La Guardia Civil ha intervenido en una granja de Baena una tonelada de carne de cerdo que se encontraba en un estado insalubre y que se pretendía comercializar para su consumo humano. En concreto, los agentes de la Benemérita han instruido hasta ocho expedientes de denuncia, siete de ellos por incumplimiento de las medidas higiénico sanitarias del transporte de la carne y otra a la empresa por carecer de autorización para el despiece y sacrificio de los animales.



El operativo se inició el pasado día 17 de diciembre cuando, en un servicio preventivo de seguridad ciudadana, la Guardia Civil de Baena identificó al conductor de un vehículo que transportaba un espécimen troceado de cerdo común sin las mínimas condiciones higiénicas necesarias para el transporte de carne dedicada al consumo humano.

La investigación abierta tras este hallazgo permitió a los agentes de la Benemérita determinar que el ejemplar troceado procedía de una explotación ganadera de cerdo común de Baena que, a pesar de que podía estar sacrificando animales para consumo humano, no cumplía con las medidas higiénico sanitarias oportunas, ni contaba con la autorización necesaria para realizar estos trabajos

De esta forma, con el apoyo de la patrulla del Seprona, la Guardia Civil localizó dentro de las instalaciones de la granja a varias personas despiezando ejemplares de cerdo sin cumplir con la normativa sanitaria, por lo que se procedió a la inmovilización de la carne que, tras ser examinada por los servicios veterinarios de salud de la Junta de Andalucía, fue destruida al no ser apta para el consumo humano.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos