:::: MENU ::::

8 de diciembre de 2018

  • 8.12.18
Baena Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un artículo remitido por el alcalde de la localidad, Jesús Rojano, en respuesta a las memorias publicadas en este mismo espacio por el ex primer edil Luis Moreno Castro. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Después de la lectura del séptimo capítulo de las memorias de Luis Moreno, en las que entre otras cosas me acusa de corrupción, me veo en la obligación de aclarar algunos aspectos a mis vecinos y, por supuesto, iniciar las acciones legales oportunas para restituir mi honor y honestidad que se pretenden dañar una vez más.

El tiempo y la experiencia me han enseñado que hay realidades que, según lo que se cuente y cómo se cuenten, pueden parecer lo que no es y no basta con construir un relato que pudiera tener algunos visos de realidad para entender que es tal y como se relata. Y es que me encuentro en los digitales con memorias que más bien parecen desmemoriadas y que, desde luego, distan mucho de la realidad.

Tengo la sensación de que en pleno siglo XXI nos encontramos con Quijotes que habiendo estado toda su vida leyendo libros de caballerías, acaban confundiendo los molinos de viento con gigantes que hay que combatir.

Les sitúo en mayo de 2011: el Partido Socialista perdió la mayoría absoluta en las elecciones del 26 de mayo. En contra de la voluntad de muchos compañeros, Luis Moreno anuncia su retirada ante un posible acuerdo de PP e IUCA y decide dar un paso atrás para permitir que el PSOE siga formando gobierno en minoría.

A partir de ahí, desde el confort de su hogar, Luis Moreno llamaba a diario al Ayuntamiento dando instrucciones sobre lo que debíamos y no debíamos hacer. Forzaba un acuerdo de investidura en minoría a cualquier precio –no quería un Gobierno municipal en coalición con otro grupo–.

Sin embargo, en el momento en el que se produjo aquel acuerdo de gobierno en minoría, con la abstención de IUCA, tachó a María Jesús Serrano de traidora hacia él, abriendo una guerra sin cuartel para forzarla a dimitir, utilizando todo cuanto estuviese a su alcance.

Como siempre ha hecho, prefirió hacerlo poniendo a otras personas por delante y quedándose él en la sombra. Así que renunció a la Secretaría General proponiéndome a mí de sucesor de una forma poco ortodoxa, según los estatutos del partido. Ingenuo de mí, traté de mediar entre ambos e intentar solucionar un conflicto que, pensaba, sería temporal y más propio de un calentón.

Tardé varios meses en darme cuenta de que la actitud de Luis Moreno no respondía a un reproche político, ni siquiera era un problema de gestión política municipal: estábamos en un claro episodio de venganza personal y sólo se conformaría con la renuncia y dimisión de la alcaldesa.

Ante eso tuve que desistir de la intermediación, aparté a Luis Moreno de la toma de decisiones del Partido Socialista y pedí a María Jesús que ejerciera de alcaldesa sin tener en cuenta las opiniones de Luis Moreno, porque me había demostrado ya que estaba completamente alejado de los intereses generales de Baena y de los baenenses.

Desde ese momento nos dedicamos a la gestión municipal en minoría, abriendo un periodo de diálogo y acuerdos con las fuerzas políticas del Ayuntamiento, cerrando algunos presupuestos y acuerdos con IUCA y otros con el PP en función del grupo que más se aproximase a la propuesta que hacía el equipo de gobierno.

Y pese a discurrir la vida política con absoluta normalidad, la sed de venganza del exalcalde le impide darse por vencido y tirar la toalla. Durante estos siete años ha estado criticándonos abiertamente cada vez que ha tenido oportunidad en todos los foros y círculos en los que participaba. Lo ha hecho de forma compulsiva y obsesiva –yo diría, incluso, enfermiza–, también en los medios de comunicación con las diferentes cartas de sus memorias sesgadas en las que olvida todos los momentos malos y de dificultad y sus fracasos, que también los hubo, y lo digo desde la humildad y el análisis de quien debe ver lo ocurrido con cierta distancia y perspectiva.

Hasta aquí, creo que he aguantado en silencio y con respeto todo tipo de ataques y criticas inciertas por su parte, además de numerosos rumores y bulos que exceden de lo político y que han ido al ataque personal de forma grosera, que aparte de ser inciertas, son más propias de la prensa rosa que de la política municipal.

Precisamente él debería saber cuánto duelen las infamias en el terreno personal, él que tan amargamente se quejaba del daño que hacían en su mujer e hijos ciertas informaciones periodísticas y los bulos cuando los temas judiciales arreciaban sobre su gestión como alcalde.

Pero no siendo esto suficiente, en este tiempo también se ha dedicado a preparar algunos dosieres, del estilo de lo que relata en sus injustas memorias, que ha enviado a todos los medios de comunicación y a la propia Fiscalía Provincial para que sean investigados por periodistas y fiscales.

Durante semanas, meses y años he tenido que estar explicando y demostrando, una y otra vez, la falsedad de las acusaciones de Luis Moreno hacia mi persona y sobre la gestión municipal. De tal forma que ningún medio serio con cierto rigor periodístico ha publicado ninguna noticia al respecto porque sabía de lo tendenciosa e imparcial de la misma y, por supuesto, previa explicación y documentación de cada expediente la Fiscalía también ha ido archivando todas las denuncias. Puede concluirse que Luis Moreno ha fracasado en todas sus burdas intentonas. Aun así, nunca he hecho público ni escrito en ningún medio de comunicación esta persecución permanente.

Y a pesar de todos los infructuosos intentos de dañar la imagen pública e intentar abrir, sin éxito, algún procedimiento judicial de acusación, en su último escrito sobrepasa la linea roja de lo que permite la libertad de expresión. Nos acusa a María Jesús Serrano y a mí de corrupción política, insiste en su absurda teoría y más adelante detallaré más argumentos para comprobar que todo lo que dice es falso.

Aún no ha entendido Luis Moreno que por mucho que quiera, al menos hablo por mí, prefiero morir de pie que vivir arrodillado y que desde luego no me someto ni me someteré a nadie por mucho que me presione o amenace. Si no está de acuerdo con lo que se está haciendo en el Ayuntamiento, acepto la posible crítica política y, por supuesto, las sugerencias para hacer las cosas de forma distinta y mi deber será, entonces, explicar el porqué de las cosas que se hacen. Pero que esté anclado en el odio, sólo por el afán de superioridad sobre los demás, no lo voy a permitir jamás.

Antes de entrar a desmentir, una por una, sus acusaciones de corrupción, permítame, lector, una última reflexión. El propio Luis Moreno manifiesta en varias ocasiones que se equivocó al elegir sus sucesores: se lamenta que siempre se ha equivocado eligiendo a las personas que lo acompañan.

En otro tiempo, presumía permanentemente que ningún teniente de alcalde le aguantaba más de una legislatura y que él los acababa mandando a todos al manicomio. Con los años observas que no era una cuestión de validez o no de los tenientes de alcalde, su permanente crítica a los demás se debía, y se debe, a su obsesión por no dejar crecer nada bajo su sombra y aniquilar, políticamente, a todo lo que tuviera a su alrededor con el único propósito siempre de destacar por encima de los demás. En mi caso, no iba a ser menos...

Y a pesar de lo supuestamente mal que se gestionó el Ayuntamiento entre 2011 y 2015, conseguimos el respaldo social con el mayor numero de concejales que ha tenido el PSOE nunca antes en su historia en Baena. O dicho de otra manera, las primeras elecciones municipales sin Luis Moreno en la candidatura, el PSOE obtuvo su mayor resultado en votos. Y él, vanidosamente endiosado, ególatra desatinado, no estaba preparado para ver eso.

Con respecto a las acusaciones que hace de corrupción en su último escrito publicado por este mismo medio, me permito responder muy brevemente (siguiendo la estructura de su texto), pues ya habrá tiempo de hacerlo más detenidamente en sede judicial.

a) En su escrito, me acusa de comprar numerosas fincas y un chalet de lujo. Poniendo en duda el origen del dinero y la forma de pago. Lo expliqué pormenorizadamente ante mis compañeros y también como testigo en un juicio de alzamiento de bienes, y por supuesto estoy encantado de explicarlo a todas las personas que lo deseen.

Mientras tanto, para no caer en la simpleza del chisme ni bajar a la basura del debate político, me remito al Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Baena donde hay colgada una copia de mi nómina y mi declaración de la renta para que todo el que quiera lo pueda consultar.

b) Con respecto a las acusaciones que hace sobre el expediente de liquidación a Televisión Baena por ocupación de la vía publica, parece que olvida que hubo una sentencia judicial que dice lo contrario de lo que a él le gustaría aplicar, en base a una persecución permanente a un empresario local del que se jactaba continuamente que tenía que arruinar.

Le dio licencia de actividad y el propio mantenimiento y mejora de esa actividad no supone una nueva liquidación como un nuevo proyecto. Así lo manifestó la sentencia judicial y así se está aplicando actualmente, como no puede ser de otra forma.

c) Con respecto a El Tejar, a partir de 2011 la empresa nos solicitó en varias ocasiones la revisión del convenio que había firmado con el Ayuntamiento –en época de Luis Moreno como alcalde–. Se trataba de un convenio por el cual el Tejar pagaba un canon inusual que, según establecía el propio convenio, ascendería como máximo a 500.000 euros pero que nunca cumplía en base a un menor número de horas de funcionamiento anual.

Las cantidades liquidadas que abonaba oscilaban entre 275.000 y 300.000 euros al año. Ese mismo convenio nos obligaba a hacer una excepción con esta empresa, cobrándole el agua muy por debajo del precio que se cobra a cualquier otra empresa de Baena y facturando directamente el Ayuntamiento, algo que entendíamos que si no es ilegal, más bien parece “alegal”, pues no termina de quedar claro en base a qué se hace esta excepcionalidad ni cómo se justifica.

Para dotar de seguridad jurídica aquella relación entre Ayuntamiento y El Tejar, firmamos un nuevo convenio: El Tejar pagaría el agua al precio que lo paga cualquier otra industria, que es cuatro veces más de lo que estaba pagando hasta ese momento. A cambio, la empresa iría reduciendo progresivamente el canon que pagaba todos los años. De tal forma que se vaya regularizando la misma cuantía de dinero, pero cambiando la forma de pagarlo.

Este acuerdo en los primeros años beneficiaba económicamente al Ayuntamiento por la suma de ambos conceptos (agua facturada y canon) y cuando bajara el canon a los 100.000 euros, El Tejar pagaría entonces la misma cantidad que pagaba con el primer convenio. Por otra parte, aunque la empresa pagase algo más al Ayuntamiento, igualmente salía beneficiada, pues el cambio de concepto le permitía desgravarse el consumo de agua en la cuenta de explotación.

d) Del currículo de María Jesús Serrano no me corresponde a mí valorarlo, pero sí puedo decir, como presidente de la Mancomunidad de Municipios del Guadajoz-Campiña Este, que es cierto que María Jesús está en excedencia por cargo público y que publicó un libro de investigación sobre inmigración, editado por la propia Mancomunidad.

e) Respecto a la prescripción de la sanción urbanística del hermano de María Jesús Serrano, conviene aclarar que pese a que el Ayuntamiento redujo la sanción sólo parcialmente, el hermano, en defensa de su legítimo derecho, recurrió aquella decisión municipal en el Juzgado de lo Contencioso, que le estimó totalmente el recurso y entendió prescrita toda la obra. Fue una decisión del Juzgado, por tanto, a estas alturas, manipular la verdad para inculpar a terceros no tiene ningún sentido, salvo que el objetivo sea hacer daño personal y familiar.

f) El diario digital El Confidencial Andaluz publica lo que Luis Moreno le envía sin preocuparse de contrastar la información en el propio Ayuntamiento, con el que no ha contactado en ningún momento. Por tanto, le falta conocer la versión del Ayuntamiento.

g) El yacimiento arqueológico de Torreparedones no se ha entregado ni se ha regalado a nadie. Tan solo el Ayuntamiento de Castro del Río ha pagado 6.000 euros para un estudio de georradar del anfiteatro, dinero que se ha ahorrado el Ayuntamiento de Baena. Por otra parte, hay una empresa de turismo de Castro del Río que, de vez en cuando y de forma puntual, presta el servicio de apertura y cierre de espacios turísticos porque nos ofrece mejor precio/hora que la empresa local y son buenos profesionales.

Yo todavía conservo la propuesta que le hizo Luis Moreno al Ayuntamiento de Castro del Río en la que le ofrecía de todo a cambio de nada y aún no deja de sorprenderme el intento de registrar la marca "Torreparedones" a su nombre particular, como si fuese el propietario de la misma.

h) Con respecto a la Relación de Puestos de Trabajo, Luis Moreno siempre nos decía, en sus enseñanzas, que a los trabajadores del Ayuntamiento no hay que escucharlos: tan solo cuando protestasen mucho se les subía 200 euros al mes para que se callasen y nada más. Supongo que ese modelo le funcionaría a él y sería efectivo en la década de los noventa, pero no creo que deba ser el modelo a seguir en el siglo XXI, en el que se busca una mayor profesionalización de los trabajadores y, por supuesto, que no tengan que depender de su afinidad personal o política para el desarrollo de su carrera profesional.

Por tanto, hemos tenido que hacer una valoración por factores de cada uno de los puestos y establecer itinerarios de promoción, funcionarización y regularización del personal. Creo que lo hemos conseguido, aunque el trabajo no ha estado exento de muchas dificultades y pese a que no ha sido posible el consenso ni la unanimidad que me hubiesen gustado en algo tan sensible y de futuro como es la Relación de Puestos de Trabajo. No tiene nada que ver con los programas de la Junta de Andalucía que los financia la propia Junta y que siguen siendo indefinidos, como anteriormente.

i) No conozco el expediente de SCAFA ni la imputación judicial que le hacen. Yo no tengo ese expediente ni tampoco voy a perder el tiempo en eso. Creo honestamente que Luis Moreno no tiene nada que ver con la gestión de los fondos del caso ERE y aunque su comportamiento frente a la Junta de Andalucía pudiera tener una actitud de amenaza y presión política, lo hacía por el bien de la empresa y de su pueblo.

Por tanto, en este aspecto, no va a encontrar en mí ninguna crítica política ni personal. Y, si al parecer, como dice, está pendiente de diligencias previas o de juicio, estoy en la convicción de que saldrá la sentencia favorable. Yo no me dedico a hacer confabulaciones de corrupción absurdas como hace él hacia mi persona.

Con respecto al apartado 2 de sus memorias, entiendo que hace una critica política y respetable según su criterio, aunque mienta deliberadamente en buena parte de las manifestaciones que hace. Si no tuviésemos que pagar cada año 1,3 millones de euros de deuda en bancos hasta el año 2030, seguramente tendríamos más capacidad de inversión en estos años de crisis económica en la que tanta falta nos hace.

Y, por otra parte, cuando hace alusión a los gastos de políticos liberados o grupos políticos, por mi parte cobro como un 40 por ciento menos de los ingresos que él tenía de sueldos y dietas antes de 2011, al igual que hay menos liberados de los que había en la Corporaciones que él presidia. En cuanto a la subvenciones a grupos políticos, hemos pasado de 85.000 euros a apenas 37.000 euros en el presupuesto de 2019.

También es igualmente falso que se devolviesen 6 millones de euros de fondos FEDER, sólo se dejaron de ejecutar 1,2 millones de inversión en un hotel porque estábamos en minoría y no conseguimos sacar adelante este proyecto y 600.000 euros en la adquisición de locales comerciales del casco histórico.

Nunca hemos tenido un plan de turismo como alude en su escrito, hasta ahora que se está trabajando en la forma de gestión del mismo a través de un proyecto europeo.

Por ultimo, he de decir que echo en falta que en los momentos de bonanza no se invirtiera, cuando se arreglaba una calle, en sustituir las tuberías de abastecimiento y alcantarillado, pues entendía Luis Moreno que aquello era enterrar el dinero. Él prefería invertir solo en infraestructuras de edificios municipales, que ahora en crisis económica tanto nos cuestan mantener, en vez de priorizar el desarrollo del polígono de Los Llanos II o el polígono del Coscujo, que hubiese permitido al Ayuntamiento tener propiedad de suelo industrial que en estos momentos pudiera ofrecer a empresas que se instalen en el municipio para así poder generar ese empleo que tanto nos demandan nuestros ciudadanos. Siempre prefirió el 10 por ciento de aprovechamiento urbanístico en dinero, para hacer inversiones, en lugar de destinarlo al patrimonio municipal de suelo que ahora nos haría tanta falta.

Aun así, creo que estamos haciendo una buena gestión aprovechando todos los recursos propios y de las convocatorias de ayudas que nos van llegando para realizar las inversiones más urgentes y necesarias y planificando en base al ahorro en gasto corriente el futuro del Ayuntamiento y de Baena para que cada vez tenga más capacidad de inversión y más solvencia económica.

Termino. Como comprenderán mis vecinos, independientemente de la critica política de mi antecesor que he tenido que soportar en silencio por respeto a la figura que representa durante estos años, la acusación injustificada y a sabiendas que hace de corrupción en su último escrito me obliga a defender mi honor en los tribunales y, por tanto, tendré que obrar en consecuencia.

JESÚS ROJANO AGUILERA
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Baena Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.







DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos