:::: MENU ::::

4 de junio de 2018

  • 4.6.18
En 1912 el monarca Alfonso XIII cedió al Real Club Recreativo de Tenis de Huelva el trofeo de la Copa del Rey para que este se jugase siempre en las instalaciones onubenses. Un torneo, por tanto, que cuenta con más de un siglo de historia y que en la actualidad es el más antiguo de todos los que se celebran en España en el deporte de la raqueta.



Durante este 2018 se celebra la XCIII Edición de la Copa del Rey de Tenis (02/06/2018 - 09/06/2018). Un torneo que, a lo largo de su centenario recorrido, ha acogido a algunos de los tenistas más grandes de la historia de nuestro país: Rafa Nadal, Sergi Bruguera, Alex Corretja, David Ferrer o Carlos Moyá entre otros.

Desde el año 2016, la Copa del Rey de Tenis se oficializó pasando a ser un torneo Futures. En la actualidad, está ya incluido en el calendario ITF y es puntuable para el ranking ATP.

La preparación física y mental de los tenistas profesionales

Lo cierto es que para los jugadores de tenis españoles no hay mayor satisfacción que poder contar con la Copa del Rey entre sus títulos conquistados. Unos jugadores que necesitan no solo de una buena preparación física, sino también de una gran fortaleza mental para aprovechar sus virtudes y proteger las debilidades.

A decir verdad, cada jugador requiere de una preparación específica para afrontar un torneo de entidad como es la Copa del Rey. Antes de cada partido hay quienes necesitan de una mayor concentración o un entrenamiento previo, mientras que otros para relajarse prefieren jugar al poker, escuchar algo de música, leer, etc.

El entrenamiento previo a los partidos

El entrenamiento previo, por ejemplo, es fundamental. Los grandes especialistas de tenis aconsejan entrenar la mayor parte del tiempo fuera de las pistas al menos cinco días antes del inicio del torneo. No obstante, hay que jugar también todos los días de la semana antes del torneo y trabajar con el entrenador aquellos golpes que puedan mejorarse o hacer más daño al jugador rival.

Es el momento, por tanto, de sacar el máximo partido de los puntos fuertes de cada jugador. Todo ello a partir de una serie de prácticas programadas en sesiones cortas. Lo ideal es entrenar durante tres veces al día en sesiones que no duren más de 45 minutos, con tiempo para recuperarse y descansar antes de los partidos.

El tenista profesional suele entrenar unos 50 minutos antes del partido. Este entrenamiento previo se distribuye en 15 minutos de calentamiento físico y un entrenamiento técnico en cancha no superior a los 45 minutos. En él el jugador intenta visualizar el partido que desea jugar e incide en la estrategia que seguirá dependiendo del juego de su rival.

La alimentación e hidratación

Durante los entrenamientos hay que controlar en gran medida la alimentación. El cuerpo debe disponer de los nutrientes necesarios para el desgaste físico que se va a llevar a cabo. Una alimentación que debe ir de la mano de una buena hidratación, un aspecto fundamental para mantenerse concentrado y contar con los niveles óptimos de energía.

Al mismo tiempo, la rutina física de cada día de partido es un componente a tener en cuenta. Por lo general, los jugadores deben estar al máximo rendimiento al menos 3 horas antes de que comience el partido. De esta forma, se le da al cuerpo la capacidad para entrar en calor y estar en perfecto estado una vez se inicie el choque.

La preparación mental y la adaptación al equipamiento

Pero el apartado físico no es el único elemento que los tenistas deben tener en cuenta para su preparación. El apartado mental es también de gran importancia en este deporte. Especialmente cuando hay que afrontar un partido frente a un rival teóricamente superior sobre la cancha.

Los jugadores de primer nivel utilizan una serie de rutinas mentales que ejercitan durante los propios entrenamientos. Unas rutinas en las que tiene un especial protagonismo la concentración antes y durante los partidos. Es importante no ser crítico ni duro con uno mismo durante un encuentro. Perder la concentración puede hacer que el rival se venga arriba y aproveche la ocasión.

En este sentido, hay que destacar también la importancia de pasar por el periodo de adaptación del equipamiento antes del torneo. No es recomendable estrenar raqueta o unas zapatillas en un partido. Especialmente en lo que concierne a estas últimas, ya que ya deberían estar previamente adaptadas al pie.

Al mismo tiempo, es ideal que estas zapatillas tampoco estén muy desgastadas, pues que tendrán que sobrevivir a los rigores del torneo.

Tal y como se puede apreciar, los tenistas profesionales tienen un preparación especial para afrontar cualquier torneo. En este caso, la 93 edición de la Copa del Rey ya acoge durante estos días a algunos de los mejores jugadores del tenis español.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos