:::: MENU ::::

2 de mayo de 2018

  • 2.5.18
El estupor y la consternación se han apoderado hoy de buena parte de los vecinos de Montalbán. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigan desde esta mañana el fallecimiento accidental de un hombre de 56 años de edad, vecino de la localidad, que ha perdido la vida tras ser sepultado por el muro de una vivienda de su propiedad en la que se encontraba trabajando.



El inmueble, situado en la calle La Vega, cerca del Polígono El Horcajo, en las inmediaciones de la salida hacia Santaella, registró el pasado mes de febrero un primer desplome que dejó atrapado durante cerca de una hora a su hermano.

Tal y como ha avanzado Europa Press, los hechos han tenido lugar en torno a las 10.45 de la mañana cuando, por razones que están siendo investigadas, el hombre ha resultado alcanzado por un muro que se ha derrumbado mientras trabajaba en una vivienda propiedad de su familia, que es conocida por muchos vecinos de Montalbán como "Villa Gallina".

El inmueble, que era utilizado como segunda residencia, registró el pasado mes de febrero un primer derrumbe que alcanzó al hermano del fallecido, que permaneció atrapado en la más absoluta oscuridad durante cerca de una hora, siendo localizado por su esposa y por su hija, que se acercaron hasta la zona en vista de que estaba anocheciendo y el hombre no contestaba al teléfono ni regresaba a casa.

De forma casi providencial, lograron advertir los golpes que el hombre daba en el cristal de un cuadro, por lo que decidieron avisar a los trabajadores de varias empresas próximas que, con la ayuda de la Policía Local, la Guardia Civil y los Bomberos del Parque de Montilla, lograron rescatar al hombre con vida, aunque con múltiples contusiones y traumatismos.

Hoy, apenas tres meses después de aquel primer accidente, un muro de la misma vivienda ha sepultado al hermano mayor. Tal y como han confirmado a Montalbán Digital fuentes de la Policía Local, la voz de alarma la daba un primo de la víctima, que se acercó hasta el lugar para entregarle un martillo compresor que necesitaba en las obras de rehabilitación que estaba llevando a cabo en la casa. Al descubrir el derrumbe, el familiar alertó a otras vecinas que fueron las que llamaron a la Policía Local.

En primera instancia, ha sido atendido por el médico de Montalbán y por personal sanitario del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) del Hospital de Montilla, que no han podido hacer nada por salvar su vida. Hasta la zona se han desplazado también agentes de la Policía Local de Montalbán y varias patrullas de la Guardia Civil.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO (ARCHIVO)

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos