:::: MENU ::::

6 de octubre de 2017

  • 6.10.17
La situación del sector del vino en el marco Montilla-Moriles es "crítica". Así lo asegura la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba), que ha abordado en su Sectorial Vitivinícola los temas más actuales del marco tras la última vendimia que, según la organización, ha estado marcada por la "merma acumulada de producción de uva" y los bajos precios alcanzados.



Una vez terminada la campaña en la zona de Montilla-Moriles, que este año arrancó el 19 de julio con la recolección mecánica de las primeras variedades de uva blanca, ideales para la elaboración de vinos jóvenes sin crianza, el balance de producción de uva blanca hecho público por Asaja es de 32 millones de kilos de uva, lo que supone una reducción del 20 por ciento respecto al pasado año, una disminución que, a juicio de la organización agraria, "realmente es más grave teniendo en cuenta que ya se venía acumulando una merma de la campaña anterior".

No obstante, la variedad autóctona de uva, la Pedro Ximenez, ha tenido un "buen balance", después de que las entidades productoras de vino dulce –la cooperativa Nuestra Señora de la Aurora, las Bodegas del Pino de Montalbán, las Bodegas Galán Portero de Montilla, la cooperativa La Purísima de Puente Genil y Bodegas San Acacio de Montemayor–han destinado hasta 8 millones de kilos de uva a las paseras.

En los últimos tiempos, la campaña más productiva fue la del 2003, con 86,1 millones de kilos de uva, una cosecha que permitió elaborar 14,5 millones de litros de vino, de los que 1,5 millones correspondieron a la variedad Pedro Ximénez y 507.000 litros a vinos jóvenes. Desde entonces, el aforo hecho público por el Consejo Regulador sitúa en 2012 la peor cosecha de la última década, cuando cooperativas y bodegas apenas molturaron 27,6 millones de kilos.

Por su parte, tal y como adelantó Montilla Digital, la uva tinta también ha experimentado una disminución importante, con una cosecha de 3,5 millones de kilos. A la pertinaz sequía que viene azotando la Campiña cordobesa en los últimos años se unen los arranques paulatinos de plantas de variedades tintas, encabezadas principalmente por la Syrah. La cifra contrasta con los 8,9 millones de kilos con los que se cerró la campaña del año 2013 y los 7,5 millones que se molturaron en el 2014.

En cuanto a los precios de la uva, la Sectorial Vitivinícola de Asaja-Córdoba desveló que han aumentado en bodega un 20 por ciento con respecto a la campaña anterior, llegando a pagarese unos 38 céntimos por kilo. "El sector debería ser sensible con la situación de precios, ya que la merma de kilos que se va acumulando campaña tras campaña no se sufraga con la subida de seis céntimos por kilo de uva", denunció la organización a través de un comunicado.

Por todo ello, Asaja-Córdoba consideró que “es fundamental la promoción de nuestros vinos, teniendo en cuenta que el consumo principal se realiza en nuestra provincia y es necesario ampliar el mercado, máxime cuando en el marco Montilla-Moriles se produce el 80 por ciento del Pedro Ximénez”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos