:::: MENU ::::

14 de septiembre de 2017

  • 14.9.17
El arqueólogo municipal de Baena, José Antonio Morena, ha obtenido esta semana la calificación de sobresaliente cum laude tras la defensa de su tesis doctoral titulada Arquitectura, iconografía y culto en el santuario iberorromano de Torreparedones (Baena, Córdoba).

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

El director del Parque Arqueológico de Torreparedones defendió este martes su trabajo en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba (UCO), el mismo lugar en el que cursó sus estudios de licenciatura culminados con una memoria que versó sobre el mismo tema que ha elegido para el doctorado, el Santuario de Torreparedones en el año 1986.

El trabajo que ha permitido a Morena obtener el doctorado con los más altos honores ha estado dirigido por Ángel Ventura, profesor titular de Arqueología de la Universidad de Córdoba. El tribunal que ha valorado la idoneidad del trabajo ha estado formado por Carlos Márquez, catedrático de Arqueología de la UCO; Sebastián Ramallo, catedrático de Arqueología de la Universidad de Murcia y Pilar León-Castro, catedrática emérita de arqueológica de la Universidad de Sevilla.

El trabajo sobre el Santuario de Torreparedones se enmarca en los proyectos del Grupo de Investigación P.A.I. HUM-882 de la Universidad de Córdoba "Antiguas Ciudades de Andalucía" y analiza con perspectiva diacrónica y global el Santuario ibero-romano ubicado extramuros en el sector meridional.

Como recuerda el nuevo doctor, "el complejo religioso fue excavado al completo, junto con la puerta oriental, en la campaña de 2006-2007 cuando el Ayuntamiento de Baena puso en marcha el proyecto de crear un parque arqueológico en Torreparedones".

"Se trata de un lugar sagrado que estuvo en uso, al menos, durante cuatro siglos, desde el siglo II a.C. hasta el siglo II d.C. y del que hoy día conocemos aspectos tan relevantes como la arquitectura sacra que dio cabida a las ceremonias y ritos allí celebrados, la imagen de culto venerada y el nombre de la divinidad, así como un nutrido e interesante material relacionado con las prácticas religiosas desarrolladas. Y todo ello en un contexto arqueológico preciso que cuenta con diversas piezas cerámicas y numismáticas, debidamente estudiadas aquí, que permiten establecer una secuencia cronológica rigurosa de la historia de este espacio cultual".

Del trabajo realizado cabe resaltar el rigor documental en la recopilación de fuentes arqueológicas que se demuestra en la descripción del proceso de excavación, el análisis pormenorizado de las unidades estratigráficas detectadas, la elaboración de los pertinentes diagramas de la secuencia estratigráfica, la identificación de fases y periodos, los levantamientos planimétricos de las estructuras y la documentación gráfica y fotográfica de los hallazgos muebles, en su mayor parte inédito.

Toda la documentación recabada por Morena ha servido para hacer emerger al Santuario como un ente completo y analizable desde una perspectiva ideológica y funcional, transcendiendo la cultura material para adentrarse en la superestructura religiosa.

De hecho, la metodología empleada parte de una profunda crítica historiográfica del estado actual de la religión ibérica y su entronque con la romana dentro de ese fenómeno de asimilación y sincretismo que se produjo hace 2.000 años y de la confrontación de los datos materiales estudiados con las fuentes bibliográficas, literarias antiguas y epigráficas.

Resulta destacable, por innovador, el estudio arqueo-astronómico del Santuario y el análisis relativo a los rituales desarrollados, con base en el catálogo y estudio exhaustivo de los varios cientos de exvotos recuperados, así como de los restos cerámicos y de aquellos animales que fueron sacrificados.

Los exvotos, los elementos más característicos del Santuario

Sin duda, son los exvotos, mayoritariamente tallados en piedra de procedencia local, los materiales más características del Santuario. En su mayor parte, representan figuras antropomorfas, sobre todo, femeninas que están vestidas y con algunos adornos, pero también las hay desnudas al igual que otras figuras de sexo masculino. Suelen representarse estantes pero hay algunas en posición sedente. Y en función de la actitud, pueden ser orantes u oferentes con presentes que entregan a la divinidad sirviéndose para ello de vasos cerámicos de tipo caliciforme, cuencos, platos u otros utensilios.

Pero también se encuentran exvotos anatómicos que reproducen una parte concreta del cuerpo, en concreto, y de manera exclusiva, pies y piernas, lo que implica una cierta especialización del Santuario en la curación de estos miembros y en el carácter sanador de la diosa.

Según José Antonio Morena, otro aspecto de sumo interés directamente vinculado con los elementos del culto, es el del ritual, la liturgia, las prácticas y ceremonias religiosas desarrolladas en el Santuario. "Habría que diferenciar entre aquellas actividades que podríamos definir como propiciatorias dirigidas a la divinidad para llamar su atención y conseguir, finalmente, el deseo que se solicita y aquellas surgidas tras la obtención de dicho favor".

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

"Entre las primeras, se ha constatado el sacrificio de animales, que podría conllevar el consumo de una parte mientras que otras serían ofrendadas a la diosa, la libación y el culto al agua –relacionado con las propiedades mineromedicinales de la Fuente de la Romana–, la quema de sustancias aromáticas, las ofrendas de luz y, por supuesto, las plegarias pues, aunque sobre estas no tenemos confirmación arqueológica alguna, constituyen la forma más directa y sencilla de comunicación entre los fieles y los seres sobrenaturales, mediante el rezo o la súplica para impetrar su auxilio. Entre las segundas, la práctica más extendida fue la donación de exvotos como prueba de gratitud por los favores recibidos: curación de una enfermedad, parto sin problemas, buena cosecha, etcétera".

En definitiva, la tesis doctoral aúna toda una serie de aportaciones sobre materias muy diversas que proporcionan una visión relativamente completa del que ya ha sido calificado como el más importante Santuario salutífero de la Bética: Torreparedones.

El próximo objetivo que se marca el autor es la publicación de este trabajo para que pueda ser consultado, no sólo por los especialistas sino por cualquier persona interesada en el mismo dentro de la serie SALSVM que edita el Museo Histórico-Arqueológico Municipal de Baena.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos