:::: MENU ::::

27 de septiembre de 2017

  • 27.9.17
El salón de actos de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (Safa) fue ayer el escenario elegido para celebrar el cierre del 75º aniversario de la fundación del centro (1942-2017), un acto en el que se produjo la entrega de la medalla de la ciudad por parte del Ayuntamiento de Baena.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

En nombre de la corporación municipal, las ediles Manuela López, Berta Guijarro y Cristina Vidal dieron lectura al acuerdo plenario por el que el pasado día 12 de septiembre se concedía la medalla de Baena a las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA) en reconocimiento a la "encomiable" labor educativa desarrollada en la ciudad desde su fundación en 1942.

El alcalde, Jesús Rojano, destacó el papel que ha desarrollado la Safa en estos 75 años por "haber contribuido a lo que Baena es hoy". Rojano agradeció al centro su labor en favor de los más humildes y permitir así muchas oportunidades de adquirir una formación y una "educación con principios y valores", de ahí que animara a la Safa a "seguir trabajando con la misma motivación y la misma ilusión".

El director del centro, Ramón Martín, agradeció a la corporación municipal el reconocimiento al proyecto que inició el Padre Villoslada en Baena, el cuarto que propuso en Andalucía. Martín agradeció la labor del personal de Safa Baena y se remontó a los orígenes de una institución en la que hoy día cursan sus estudios más de 20.000 alumnos de toda la región.

El acto comenzó con unas palabras del profesor Roberto Sánchez, que hizo un repaso por la intrahistoria del centro y aseguró que aunque "el colegio se ha hecho nuevo cada año", esta celebración ha servido para "valorar nuestro pasado". Sánchez recordó las "grandes dificultades" del colegio en sus primeras décadas y destacó la vinculación de la Safa con Baena, pero también con alumnos de otras muchas localidades.

Uno de ellos fue Miguel Ángel Pareja, juez decano de Córdoba, que expuso sus recuerdos como alumno interno y todo lo que el centro aportó a su vida personal y profesional. "Mi vida no sería la que es sin mi paso por la Safa", aseguró Pareja, que insistió en que la Safa le enseñó valores de "esfuerzo, sacrificio y trabajo diario" y que "por encima de todo están las personas".

El acto terminó con el descubrimiento de un azulejo en la entrada del colegio en agradecimiento al pueblo de Baena. También se proyectó un vídeo con imágenes de las actividades que han tenido lugar este año con motivo del 75º aniversario.

JESÚS ORDÓÑEZ / ANDALUCÍA DIGITAL




DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos