:::: MENU ::::

17 de junio de 2017

  • 17.6.17
Se hace saber a todos los que han pasado por mi vida sin verme, pisoteando buena fe, que los perdono. Quiero viajar ligera, flotar sobre ilusiones, creer en el ser humano, montarme en el tren de la calma y decir adiós desde la ventanilla a los que no me quieren o aceptan. Dejar bajo una piedra del camino todos los pensares, los análisis yermos de los porqués y el sabor amargo de la traición que no ayuda a digerir.



En la boca quiero tener el dulzor del algodón de azúcar, ligero y suave. La cabeza abierta a lo insondable y a los misterios de la vida. El pecho blandito al abrazo y lejano del dolor. El estómago relajado y agradecido por el sustento diario. Los pies prestos a recorrer nuevos caminos.

Quiero que mi cuerpo sea un templo vacío en el que el viento no encuentre obstáculos; quiero flotar cuando ando; sonreír por todo; observar sin juzgar el lado oscuro. Quiero abrirme a las mil posibilidades. Dejo constancia por escrito de esta decisión para que estas palabras sean la bandera de este nuevo barco que quiero construir para navegar por todos los ríos que la vida me presente.

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos