:::: MENU ::::

20 de mayo de 2017

  • 20.5.17
La sanidad pública andaluza ha incluido en el nuevo diseño del examen de salud para mayores de 65 años el despistaje de la baja visión y de la degeneración macular asociada a la edad, ya que, en palabras del consejero de Salud, Aquilino Alonso, "hay evidencia positiva sobre la detección precoz en consulta de atención primaria en población vulnerable, como este colectivo de edad".



Alonso detalló en comisión parlamentaria ésta y otras actuaciones que se están llevando a cabo desde la Administración sanitaria para abordar las patologías retinianas en Andalucía y dar respuesta a la Proposición No de Ley (PNL) aprobada por el Parlamento andaluz sobre esta materia.

Se calcula que en Andalucía existen alrededor de 230.000 personas con problemas de visión por cualquier causa. La principal causa de baja visión es el glaucoma y de ceguera legal, la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Por tanto, es un problema frecuente que se asocia al envejecimiento de la población y a la presencia de enfermedades crónicas, bien como complicación (diabetes) o como propia enfermedad (glaucoma).

Para conocer mejor las características de los pacientes con patologías que pueden provocar baja visión en Andalucía, la Consejería de Salud ha iniciado este año un primer análisis que tiene como fuente de información la Base de Datos Poblacional de Salud.

De este análisis se desprende que hay 99.232 pacientes con al menos un diagnóstico de riesgo de baja visión, con una edad media de 67,1 años, siendo de 64,9 años para los hombres y de 69,2 años para las mujeres. Son estos datos y la evidencia científica disponible lo que justifica que se incluya en el examen de salud el análisis que permita detectar a tiempo las patologías de baja visión y prevenir la ceguera en lo posible.

Medidas en la sanidad pública

El consejero destacó que más del 80 por ciento de los hospitales cuentan con tomógrafos de coherencia óptica, con los que se da cobertura al 100 por cien de la población que requiere de esta prueba. Además, en la cartera de procedimientos del sistema sanitario público para la especialidad de Oftalmología, publicada en septiembre de 2015, se incluyó en todos los hospitales con disponibilidad de tomografía de coherencia óptica, las Inyecciones Intravítreas.

Aquilino Alonso explicó que se ha realizado una revisión bibliográfica sobre el manejo de las inyecciones intravítreas, y tras ésta, se planteó a la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETSA) que propusiera para el año 2016 el estudio de evaluación Inyecciones intravítreas. Recomendaciones sobre el lugar del procedimiento (Quirófano, Consulta, Sala De Prueba...), en el marco del Plan Anual de trabajo de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud.

Este estudio fue realizado durante 2016 y publicado recientemente con el título Inyecciones intravítreas. Efectividad y seguridad en función del lugar del procedimiento, cuyos resultados demuestran que pueden realizarse tanto en quirófano como en consulta o sala limpia, siempre y cuando se cumplan una serie de medidas de asepsia, como indican las fichas técnicas de los fármacos.

En el año 2016 también se realizó una consulta a 41 hospitales del sistema sanitario público de Andalucía, que confirma que se vienen realizando en los ámbitos de quirófano, consulta/sala limpia y hospital de día médico, siempre garantizando que el proceso de atención al paciente se realice en condiciones de asepsia y calidad.

Por otra parte, la consulta ha reflejado que los tratamientos se basan en el seguimiento regular del paciente y su retratamiento precoz, buscando evitar pérdidas de visión no reversibles que pueden producirse en las recurrencias de las enfermedades.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos