:::: MENU ::::

2 de enero de 2017

  • 2.1.17
Muchos son los retos que se presentan en Baena con la llegada del nuevo año. A lo largo del 2017 la ciudad debe hacer frente a una serie de tareas para solventar problemas como el desempleo o la pérdida de población, entre ellos fomentar el consumo de productos locales, la continuidad en las políticas de puesta en valor de los recursos turísticos o la rehabilitación del casco antiguo.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

1.- Uno de los primeros objetivos será conseguir los cinco millones de euros en la segunda convocatoria de los fondos FEDER. En caso de que el Ministerio de Hacienda y Función Pública seleccione la estrategia de desarrollo urbano sostenible e integrado "Casco urbano de Baena", el Ayuntamiento podrá ejecutar en los próximos años múltiples inversiones relacionadas con la mejora de la red de agua y alcantarillado, ahorro energético en edificios públicos y alumbrado, nuevas tecnologías y conservación y protección del medio ambiente.

2.- La mejora del empleo. Aunque en la actualidad Baena es una de las mayores ciudades de la provincia con menor tasa de paro, a excepción de la campaña de aceitunas todos los meses el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) cifra entre 1.500 y 2.000 las personas paradas de Baena y entre 3.000 y 4.000 los demandantes de empleo.

3.- Una de las claves para generar puestos de trabajo en varios sectores debe ser la apuesta por el turismo y la cultura. La continuidad en los trabajos de puesta en valor del yacimiento arqueológico de Torreparedones, la Cueva del Yeso o la Vía Verde y la organización de actividades en el Castillo de la Almedina, el Museo Histórico y Arqueológico, el Pantano de Vadomojón y las lagunas y humedales pueden ser reclamos para visitantes no solo de Andalucía, sino de muchos puntos del país.

4.- En relación con el punto anterior, el Ayuntamiento de Baena y la Agrupación de Cofradías deben seguir trabajando en la declaración de la Semana Santa de Baena como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Para ello, según establece la normativa, la única tarea pendiente de Baena es alcanzar las diez actuaciones de difusión en medios de comunicación de uno o varios países extranjeros.

5.- Una de las prioridades de la ciudad es la mejora de la red de agua y alcantarillado. En los dos últimos años han sido varias las roturas de la tubería principal del manantial del Marbella las que han dejado a gran parte de la población sin suministro. Es cierto que ya se ha sustituido un tramo de 727 metros de tubería de fibrocemento por una nueva conducción de fundición dúctil, pero esta intervención todavía debe completarse con una especie de 'bypass' y un plan para la sustitución progresiva de los tramos más deteriorados.

6.- Otro de los factores clave para el desarrollo de Baena es la mejora de las comunicaciones. La ciudad, situada en el centro de Andalucía, debe seguir reivindicando al resto de administraciones la importancia del desdoble de la Nacional 432, una vía que acortaría de forma considerable la distancia entre Córdoba y Granada, las dos únicas capitales andaluzas no conectadas por autovía.

7.- También resulta inaplazable la unión del comercio local para hacer de Baena una ciudad atractiva a la hora de realizar las compras. En este sentido se antoja clave que Ayuntamiento, comerciantes y empresarios continúen organizando de forma conjunta más actividades dinamizadoras y que se empiece a hablar de un único espacio comercial que aglutine las zonas de Amador de los Ríos, el Llano, Avenida Cervantes y Salvador Muñoz.

8.- Potenciar el consumo de los productos locales de la vega del Guadajoz y el Marbella es otra de las tareas pendientes. Aunque en 2016 ya se han dado algunos pasos entre los hortelanos y la nueva Asociación de Hosteleros, el hecho de incrementar el consumo de productos frescos de Baena y Albendín entre los propios vecinos puede suponer un complemento al olivar y contribuir a la generación de empleo. En este sentido, Baena debe aprovechar el liderazgo de la red europea AGRI-URBAN.

9.- Consolidar la red de solidaridad. Además de la labor que realiza a lo largo del año la Delegación de Servicios Sociales con programas como el Plan Municipal de Solidaridad, todavía resulta necesario potenciar la actividad diaria de asociaciones e instituciones como Cáritas, Cruz Roja, Baena Solidaria, Adibae o la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer Jesús Nazareno de Baena.

10.- La rehabilitación del casco histórico puede ser clave a la hora de recuperar los 20.000 habitantes. El Plan Municipal de Rehabilitación de Viviendas y otras políticas sociales deben contribuir a que los jóvenes baenenses puedan adquirir una vivienda a un precio asequible y apuesten por iniciar un proyecto de vida en esta parte de la ciudad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos