Ir al contenido principal

Aureliano Sáinz | Hermanos

Todos nacemos en el seno de una familia, ya que esta es una ley de la naturaleza y que, a lo largo de la historia, socialmente se ha estructurado para la supervivencia y la continuidad de los seres humanos. Pero lo que ahora denominamos en singular ‘familia’, lo debemos pensar también en plural, es decir, ‘familias’, dada la diversidad de formas que tienen en la actualidad. De todos modos, no voy a extenderme en esas modalidades, ya que esto lo abordo con detenimiento en el último libro que he escrito y que espero que pronto vea la luz.


Con anterioridad he tratado a las hermanas dentro del ámbito familiar en el artículo Familias con hijas. De igual modo, tiempo atrás, apareció El mundo de los hermanos, que contó con una segunda parte, aunque en este caso hablaba de manera genérica, tanto de los hermanos como de las hermanas. Ahora es la ocasión de hablar de aquellas familias cuya descendencia está formada por varones.

Tras la lectura de aquel artículo, podría pensarse que las relaciones entre los hermanos son muy distintas a las de las hermanas; sin embargo, también entre ellos aparecen formas de cariño, afecto y protección, tal como he podido comprobar en los trabajos de investigación que he realizado a lo largo de los años. Y para corroborar lo que indico, he seleccionado cuatro dibujos de familias con hijos varones, al tiempo que realizo un pequeño comentario de cada uno de ellos.

Así, el que acabamos de ver fue realizado por un chico de 12 años. Por la escena, se aprecia que pertenece a una familia con dos hijos varones. El autor del dibujo se sitúa en el centro, teniendo detrás a su hermano mayor, lo que es indicio de la admiración que siente hacia él, aparte del sentimiento de seguridad y protección que expresa al representarse delante suya. Bien es cierto, que esa seguridad queda reforzada por la posición de los padres que aparecen en los extremos cerrando todo el grupo.


En este segundo caso aparece una familia que tiene cuatro hijos varones. El autor del dibujo es el mayor de todos, representándose con los brazos extendidos hacia los dos hermanos que les siguen en edad, al tiempo que traza al más pequeño delante y en el lado izquierdo. Detrás del grupo aparecen los padres. Comprobamos que, siendo el hermano mayor, se siente el protector de los otros que lo siguen, al trazarlos de modo cariñoso con sus brazos hacia ellos, formando un grupo totalmente cohesionado.


En ocasiones, dentro de los dibujos aparece lo que llamamos familia ampliada, es decir, que los autores de las escenas trazadas incorporan a otros miembros como pueden ser los abuelos o los tíos, como acontece en el precedente. El autor se dibuja en el centro y al lado de su hermano mellizo al que mira con cierto aire de broma, debido a que ambos tenían caracteres diferenciados: uno era extrovertido y bromista, mientras que el otro reservado y tímido. No obstante, siempre estaban juntos, ya que, incluso, iban a la misma clase del centro en el que estudiaban.


En la actual sociedad nos encontramos con situaciones diversas que hay que considerarlas cuando se aborda el estudio la familia. Es lo que acontece con las denominadas familias reconstituidas, que son las que se forman tras una separación o divorcio. En el caso del autor de este dibujo, sus padres se habían divorciado, de modo que se madre volvió a casarse con otro divorciado que tenía también dos hijos. Curiosamente, él acepta esta situación de manera que escribe con toda naturalidad quién es cada uno de ellos, de forma que junto a su hermano pequeño incorpora a sus otros dos hermanos (hermanastros) como si fueran ya de su nueva familia.

AURELIANO SÁINZ

BODEGAS ROBLES - VINOS COMPROMETIDOS CON SU TIERRA