:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

IPRODECO - PROYECTO CÓRDOBA RURAL JOVEN

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - IMPUESTO VEHÍCULOS TRACCIÓN MECÁNICA

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - LLENAR DE COLOR TU MESA

12 de agosto de 2021

  • 12.8.21
El libro Mitología griega y romana de J. Humbert ofrece una elaborada explicación sobre dioses, semidioses y héroes. Todos ellos vienen a darnos un bosquejo para, en la medida de lo posible, tener una visión del entramado de tales personajes. Al final nos ofrece dos breves apartados sobre animales y colores.


En el apartado “Emblemas” de los animales ofrece una breve y concisa información de una veintena de animales y lo que simboliza cada uno de ellos. Dicha representación es muy posible que nos sea familiar como datos transmitidos en nuestro entorno. Intentaré sobrevolarla, añadiendo a la brevísima explicación que da, cierta ampliación general para completar el recorrido. Solo me centraré en los animales.

La primera explicación es dejar claro qué se entiende por “emblema” en referencia a los animales. Un emblema se entiende como “cosa que es representación simbólica de otra”. Simbolizar significa “servir como símbolo de otra, representarla y explicarla por alguna relación o semejanza que hay entre ellas”.

La simbología animalística podemos referirla desde distintos enfoques. La mitología y su entronque con la religión nos da una explicación; la Psicología, también, al igual que el saber popular. Dicho lo cual, ahora me detendré en algunos de los animales que conforman el listado del libro. Entre comillas aparecerá la cita textual de la obra y, a continuación, ofreceré una información complementaria.

“La Abeja es símbolo del trabajo” en equipo, de riqueza, responsabilidad, de orden y prosperidad, del ardor belicoso, coraje, sabiduría, inmortalidad, amor, fidelidad, virginidad. En Egipto era símbolo de realeza y poder. Por su trascendencia divina y su conexión terrenal fue tomada como atributo de reyes.

“El Cordero simboliza mansedumbre”, docilidad, inocencia y de ahí viene la expresión “cordero expiatorio” que tiene sus raíces en el cristianismo, procedente tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo y asociadas al sacrificio de Jesús. La expresión “cordero expiatorio” y “chivo expiatorio” parecen dar a entender que son lo mismo. Entre nosotros, “chivo expiatorio” ofrece variados enfoques, como alguien que tiene la culpa de todo, víctima propiciatoria, cabeza de turco…

“El Asno de la estupidez”. Pese a todo, es un animal sufrido y bastante despreciado. Juan Ramón Jiménez, con su obra Platero y yo, será defensor del borriquillo (borrico). Algunos sinónimos son burro, jumento, pollino y tienen entre nosotros un marcado sentido despectivo cuando lo aplicamos a los humanos. “¡Eres un burro, amigo!”.

“El Buey simboliza la paciencia” y la paz. Es parsimonioso, sufrido, dócil, tranquilo… Representa el esfuerzo en el trabajo como animal de carga. Dice el refrán: “Habló el buey y dijo mu”, cuyo significado se aplica a los necios, que cuando abren su boca la cagan con algún disparate. Este animal fue muy considerado por egipcios y griegos.

“El Camaleón de la volubilidad”, la inconstancia, el camuflaje y de lengua serpentina (“perteneciente o relativo a la serpiente”). Cambia de color a conveniencia (mudable), es acomodaticio al medio para así encubrirse y atacar con facilidad y éxito. Transferido a los humanos, se entiende como “persona que tiene habilidad para cambiar de actitud y conducta, adoptando en cada caso las ventajas”.

“El Gato de la libertad” por lo que son poco previsibles en su comportamiento. Son ingeniosos e inteligentes, de una rapidez tanto de ataque para cazar como en defensa. Son misteriosos. Simbolizan protección. Son poco cariñosos aunque dan el pego con su runruneo con quien les da de comer. Interesaba tenerlos en casa como defensores de los roedores que arramblaban con todo lo hubiera en la alacena. En estos tiempos está muy acogido y mimado.

Eran venerados por los egipcios; abundan en cuadros y son protagonistas de muchos dibujos animados. Pablo Neruda les dedica la Oda al gato. Me acabo de enterar que tienen tres días señalados en el calendario: 20 de febrero, 8 de agosto y 29 de octubre.

“El Caballo es símbolo de la victoria y la autoridad” y fácil de domesticar. Su agilidad y docilidad es genial. Militarmente ha tenido un papel destacado. Una sugerencia para disfrutar del caballo nos la brinda la Escuela Andaluza del Arte Ecuestre en Jerez de la Frontera, que ofrece diversas formas de doma del caballo andaluz que no envidia nada a la de Viena. Es emblema significativo de algunos coches. De momento, es figura importante en el ajedrez y en las cartas. El caballo de Troya (artificial) sirvió para colarse en dicha ciudad.

“El Perro de la fidelidad” y la lealtad. En general suele ser muy sociable y el mejor amigo de los humanos. Tiene un olfato muy fino y educable, es inteligente y muy leal a quien le cuida. Sufrido cuando, domesticado, busca personas entre escombros, droga o dinero camuflados. La fidelidad es un don de estos animales (unos más que otros, como los humanos).

“La Paloma de la ternura”, el amor. Una paloma blanca con una rama de olivo en el pico simboliza la paz. Su importancia aparece en el relato bíblico del Arca de Noé porque salía a otear el panorama después del diluvio. Para el cristianismo representa la pureza, la maternidad y la paz. En la cultura siria reflejaba la esperanza y la salvación. Venus, madre del amor, suele aparecer con una paloma. Ha jugado un papel importante como mensajera.

“El Gallo simboliza vigilancia” y actividad. Al alba nos recuerda la llegada del día. Trabajador y territorial, es celoso defensor de lo suyo, dispuesto a pelear ante los intrusos. Su arrogancia dio origen a seres mitológicos como el basilisco, mezcla entre gallo y reptil.

“Basilisco” significa “pequeño rey” y en él resalta la cresta, que parece una corona. Se dice que el aliento (hálito) ahogaba a sus víctimas. Alguien es un gallo de pelea cuando no se achanta ni se deja intimidar a la par que da señas de soberbia, altanería, vanidad y superioridad. Con respecto a “valores del gallo”, hay una mina de cuentos infantiles, resaltando valores éticos que se pueden explicar a los pequeños.

“La Hormiga de la previsión” y la paciencia. Trabaja duro acumulando comida para el invierno, cualidad poco frecuente en animales. Simboliza la paciencia y la obediencia. Son sistemáticas y capaces de transportar un peso mayor que el suyo. Cuando invaden, son muy molestas y nerviosas.

“La liebre de la timidez”, la rapidez y astucia, la fecundidad y la lujuria por su gran apetito sexual (se reproducen a buena velocidad). Su origen divino prohibía comerla. Para los judíos era animal inmundo. En la Edad Media representaba cobardía por lo rápido que huye.

“El León de la fuerza”, de la valentía y la ferocidad. Atacan coordinados en manada, dato que los hace más peligrosos pero más respetados.

“El Pavo real es símbolo del orgullo”. De este animal y aplicado a los humanos, ya dejé un artículo en este mismo diario digital.

“La Mariposa de la inconstancia” y de la libertad; vuela sin ton ni son, de manera errática, sin que haya un motivo ni hacia dónde quiere ir (suponemos). Es casi imposible adivinar su próximo movimiento.

“La Urraca de la charlatanería”. Inteligente y astuta, almacena comida para cuando hay escasez; puede imitar la voz humana, despierta muchas supersticiones entre los humanos; muy interesada por los objetos brillantes, puede guardar desde una lata a joyas que se encuentre.

“El Zorro simboliza la astucia”, la sabiduría práctica. Ante situaciones adversas elige lo que le permita salir airoso de cualquier situación. Está muy presente en las fábulas.

“El Tigre de la crueldad y el furor”. Posee gran velocidad, agilidad y fortaleza, cualidades que lo hacen mortífero. Es muy valiente y no ceja en perseguir a la víctima. Monta un conjunto feroz con el león, el jaguar y el leopardo.

“La serpiente simboliza salud”, sabiduría, riqueza, prudencia, inmortalidad, astucia y el bien y el mal. En el cristianismo, y relacionada con el mito de Adán y Eva, representa el demonio. El cambio de piel le permite renacer, dicen. Soporta el frío. Está presente en todas las culturas. Es un animal querido y odiado por los humanos. La bicha no es muy querida en Andalucía. Para los celtas simboliza el saber oculto y la capacidad de transformación.

PEPE CANTILLO

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - BAENA DIGITAL


UNICEF

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

DEPORTES - BAENA DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos