:::: MENU ::::

21 de octubre de 2020

  • 21.10.20
Caja Rural de Baena celebró, el pasado 15 de octubre, su asamblea general ordinaria donde fueron aprobadas las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2019, en las que se muestra un incremento del beneficio neto del 6,85%, lo que supone un 0,64% de los activos totales de la entidad.


“También, se han producido importantes crecimientos en la solvencia, el volumen de préstamos concedidos y en el ahorro captado, así como, en otras magnitudes no económicas, como son, el número de clientes y el número de socios”, explican desde la entidad financiera.

El incremento del volumen de préstamos ha ido acompañado por “una mejora en la calidad crediticia, ya que, se ha conseguido reducir la tasa de morosidad hasta el 1,38%, casi tres veces y media inferior a la media de la morosidad del sector financiero español, que alcanza el 4,79%. Asimismo, la tasa de cobertura de la morosidad de la Caja se sitúa en el 273,15%, frente a sólo un 63,49% que tiene de media el sector en España”.

Esta salud financiera y económica es fruto, según apuntan, del equilibrio entre el mantenimiento del modelo de negocio que nos define, basado en un trato cercano y de compromiso con los socios y clientes, y el uso de las nuevas tecnologías, que ayudan a reducir costes y a ofrecer nuevos productos y servicios cada vez más demandados por la sociedad.

Nueva oficina en Baena

Además, el presidente de la entidad informó de que se ha abierto al público una nueva oficina en Baena, en la calle Juan Valera número 27, que espera redunde en un mejor servicio y una mayor rapidez en el mismo.

El presidente de la Fundación Caja Rural de Baena resumió las actuaciones de esta institución durante 2019 y dio a conocer las ayudas llevadas a cabo para combatir los efectos de la pandemia. Entre ellas, se está elaborando una guía informativa de todos los comercios de Baena y Castro del Río.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: M.B.S.


DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos