:::: MENU ::::

9 de julio de 2020

  • 9.7.20
Hoy se ha dado por finalizada la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en Andalucía, unas pruebas que han tenido que retrasarse este año a consecuencia del coronavirus. En Baena, la situación tan peculiar que vivimos, ha provocado que se examinen menos alumnos que en anteriores convocatorias, ya que los estudiantes de Castro del Río este año han realizado los exámenes en su propio municipio.



Por las circunstancias tan atípicas que ha dejado la pandemia a su paso, este año se han examinado en Baena menos alumnos que ningún otro, desde que se llevan celebrando las pruebas en el Instituto IES Luis Carrillo de Sotomayor. Sin embargo, ha sido la vez que más aulas se han ocupado para la realización de los exámenes. “Otros años, incluyendo a los alumnos castrenses, usábamos cuatro aulas, mientras que este año, con menos estudiantes, se han empleado cinco para respetar la distancia de seguridad de dos metros entre pupitres”, explica Antonio García, director del centro.

Un total de 175 alumnos, estudiantes del IES Luis Carrillo de Sotomayor, SAFA y Espíritu Santo, de 2º de Bachillerato y Ciclos Formativos se han enfrentado a unas pruebas marcadas por el covid-19 y que, por primera vez, se han celebrado a primeros de julio, dando comienzo el martes y finalizando hoy jueves. “Tres jornadas de 8:30 a 15:00, haciendo el llamamiento a las 8:00”.

Los estudiantes, provenientes de los municipios de Baena, Zuheros, Doña Mencía y Albendín, no han contado, sin embargo, con la compañía de los alumnos castrenses. “Esta edición hemos tenido menos alumnos porque los que estudian en el IES Ategua de Castro del Río, donde acuden también de Nueva Carteya, Espejo y de Llano del Espinar, se han quedado en su centro”.

Medidas que se han arbitrado
Este año, Andalucía ha contado con más sedes para evitar aglomeraciones y se ha aumentado el número de servicios y la forma de acceder, que ha sido por turnos. Se ha tenido que guardar la distancia entre alumnos y dentro de la propia aula, respecto a la colocación de las mesas para que estuvieran más separadas.

Ha sido obligatorio el uso de gel hidroalcohólico y de mascarillas mientras se han examinado. El acceso a la sede de Baena, que otros años ha sido por una sola puerta, este año ha contado con tres salidas “las más próximas a las aulas de los exámenes”. Tampoco se ha hecho llamamiento en la puerta para evitar colas, sino que se ha hecho dentro del aula el control de la documentación.

“Otros años se les dejaba estudiar y descansar en el interior y por los pasillos, pero este año se han aprovechado los espacios abiertos”. Lo que no han notado ha sido un especial nerviosismo por las medidas de prevención de contagios o por pisar por primera vez en cuatro meses el centro, de nuevo, “sólo los nervios propios de las pruebas”, concluye.

MARTA BAENA SANZ / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos