:::: MENU ::::

13 de mayo de 2020

  • 13.5.20
Muchas son las circunstancias que unen a Andalucía con el norte del país, pero una de las más ancestrales y reconocidas es el Camino Mozárabe, que tuvo una notable importancia durante la Edad Media, especialmente durante la ocupación de los musulmanes en el territorio español, y que ahora recorre parte de los términos municipales de Baena y Castro del Río.



Se trata de uno de los Caminos de Santiago que une varias rutas que divergen entre las provincias de Andalucía oriental –Almería, Málaga, Granada y Jaén– confluyendo en una senda única en Córdoba. Desde nuestra ciudad se adentra por tierras extremeñas por la cuenca pacense de La Serena, continuando por las Vegas Altas del Guadiana hasta llegar a Mérida. Es aquí, donde estos caminos se unen con los Caminos Mozárabes del sur, provenientes de Sevilla, Huelva y Cádiz, para continuar unidos, compartiendo la milenaria Vía de la Plata hasta Santiago de Compostela.

Este camino debe su nombre a que, en el siglo IX, tras el hallazgo del sepulcro de Santiago Apostol, y como el territorio estaba ocupado por los musulmanes, la población cristiano-visigoda que residía en esta zona decidió preservar su cultura y su fe y decidió comenzar su peregrinación hasta la Catedral de Santiago de Compostela, para mostrar su fervor a la tumba del apóstol. A estos cristianos se les denominaron mozárabes y de ahí el nombre de este camino... ‘Camino Mozárabe’.

En concreto, se trata de una senda en la que confluyen culturas, tradiciones, sentimientos, turismo y naturaleza, entre otros aspectos. Un trazado perpetuado en la historia, con un importante y destacable bagaje cultural y ferviente. Un camino que ha sido puesto en valor por Asociaciones Jacobeas, desde los inicios de la década de los noventa del pasado siglo.

Son indudables los valores de todo tipo con los que cuenta este Camino a su paso por la provincia de Córdoba. El peregrino -que partiendo de los municipios de Jaén, Granada o Málaga- alcance la provincia cordobesa puede admirar vetustas fortalezas, puentes romanos o castillos, núcleos medievales y un sinfín de muestras arquitectónicas religiosa o civiles, ya sean musulmanas o cristianas, entre otras.

Además de estos vestigios de la historia, la provincia ofrece una gran variedad de paisajes naturales que la hacen especial como los campos de olivar y cereal, dehesas de encinar y jara o monte, donde se puede observar aún a día de hoy rebaños ovinos o vacunos pastando, zonas de Especial Protección de Aves y numerosos ríos y arroyos que debe cruzar el peregrino, como el Guadajoz, el Gualdalquivir, el Guadalbarbo, el Cuzna o el Zújar, entre otros.

Debido al aumento del número de peregrinos que cada año deciden hacer el Camino Mozárabe, los ayuntamientos de las distintas poblaciones por las que transcurre facilitan a los caminantes los medios necesarios para poder alojarse sin que sea un problema encontrar un lugar donde descansar y coger fuerzas para seguir.

El resultado es un camino que refleja con bastante fidelidad las rutas históricas medievales, además de ser escaso el recorrido por carreteras; cuando así ocurre, éstas son locales o comarcales de poco tráfico. En definitiva, es un Camino ideal para todos aquellos peregrinos que busquen alejarse por unos días del bullicio que la vida cotidiana nos impone.

Por ello, y dada la importancia de la conservación patrimonial del territorio como fuente de generación económica y cultural, la Diputación de Córdoba decidió formar parte del proyecto ‘Caminos Jacobeos del Oeste Peninsular’, financiado por los Fondos Feder, en el que participa como socia junto a otros doce socios más como son las Diputaciones de Badajoz, Cáceres, Sevilla, Huelva, Cádiz, Pontevedra, Ourense y Zamora; los socios portugueses de Turismo de Centro, Turismo de Alentejo y el municipio de Barcelos; y la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura.

Lo que la institución provincial pretende con la puesta en valor de este camino es fomentar el conocimiento de los valores naturales y culturales que atesora la provincia de Córdoba por las 4 zonas por las que discurre (Subbética, Guadajoz, Sierra Morena cordobesa y Pedroche), impulsando la participación de todos los agentes sociales y económicos en esta iniciativa que potenciará, aún más, la buena imagen de los municipios cordobeses y su potencial turístico.

En cuanto a las etapas que recorren la capital Cordobesa, nos encontramos desde Granada la de Alcaudete-Baena (24,6 km); Baena-Castro del Río (20 km); Castro del Río-Córdoba (39 km); Córdoba-Cerro Muriano (16,6 km); Cerro Muriano-Villaharta (20,5 km); Villaharta-Alcaracejos (35,2 km); Alcaracejos-Hinojosa del Duque (21,5 km); Hinojosa del Duque-Monterrubio de la Serena (31,7 km).

Por otra parte, desde Málaga, se encuentra la ruta de Cuevas Bajas-Encinas Reales (5,7 km); Encinas Reales-Lucena (20 km); Lucena-Cabra (13 km); Cabra-Doña Mencía (13 km); y Doña Mencía-Baena (8,7 km), punto en el que coincide con el recorrido de Granada.

El delegado de Programas Europeos y Administración Electrónica de la institución provincial, Víctor Montoro, destaca que “la puesta en valor de este camino tiene como objetivo favorecer el desarrollo de infraestructuras y servicios en los Caminos a Santiago del sur peninsular con mayor tradición jacobea, como son la Vía de la Plata o Camino Mozárabe en España y el Camino de la Costa o Camino Portugués, protegiendo y revalorizando el patrimonio cultural y natural, sirviendo como base para la generación de nuevas oportunidades económicas tanto de nuestra provincia como de toda la región transfronteriza”.

Así lo destaca Montoro, quien además insiste en que “este proyecto permitirá seguir trabajando, mejorando así los equipamientos, la señalización y aplicación de las TICs a los caminos para dotarlos de las infraestructuras necesarias, incrementando así la oferta cultural de carácter transfronterizo, en sus cuatro tramos que discurren entre Encinas Reales, Lucena, Cabra, Doña Mencía, Baena, Castro del Río Espejo, Córdoba, Villaharta, Alcaracejos, Villanueva del Duque, Fuente La Lancha e Hinojosa del Duque”.

Por su parte, la delegada de Turismo de la institución provincial, Inmaculada Silas, subraya que “a través de todas estas actuaciones se pretende aumentar el número de viajeros y peregrinos en los diferentes caminos jacobeos del oeste peninsular, propiciando el desarrollo económico de ambos territorios a través de los recursos asociados al turismo, aumentando la competitividad de la zona con el incremento del empleo en el sector turístico y mejorando la calidad de los servicios y productos turísticos transfronterizos”.

Así, según Silas, “se trata de posicionar y fortalecer la provincia de Córdoba como destino turístico de calidad, seguro y comprometido con su entorno sostenible; las circunstancias que vivimos en los últimos meses nos están llevando a crear estrategias que desarrollen un nuevo panorama turístico marcado en conceptos claves como son la calidad, la seguridad, el binomio cultura-patrimonio y las experiencias turísticas en el marco de la naturaleza y el territorio”.

“Teniendo en cuenta que la recuperación turística será progresiva, a medio y largo plazo, debemos continuar trabajando en la generación de medidas de apoyo al sector turístico centradas en el marco del compromiso social y primando el turismo de cercanía”, concluye la delegada de Turismo de la Diputación de Córdoba.

El proyecto ‘Camino Mozárabe’ cuenta con un presupuesto total de 2.435.790 euros y está cofinanciado en un 75 por ciento por fondos Feder, con cargo al Programa Operativo Interreg de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (Poctep). La Diputación de Córdoba que participa en las seis actividades del proyecto, con un presupuesto de 197.754,46 euros, tiene a su cargo el desarrollo de la actividad cuarta para la constitución de la Red Transfronteriza del Camino de Santiago, que permitirá a todos los actores interesados continuar poniendo en valor más allá de 2021, la duración del desarrollo del proyecto.

Las actividades principales del Proyecto Caminos incluye acciones o medidas que apoyan la promoción del turismo sostenible en torno a la cultura y productos locales encontrados en sus trazados (meta 8.9 del ODS nº 8), la protección del patrimonio cultural y natural con el fomento de nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (metas 11.4 y 9.c) respondiendo a las necesidades y la generación de alianzas para conseguirlo (metas 16.7 y 17.17).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos