:::: MENU ::::

13 de febrero de 2020

  • 13.2.20
El Día de los Enamorados se remonta a antes de la aparición del cristianismo. Su origen coincide con las Lupercales, fiesta dedicada al Dios de la Fertilidad y de la Sexualidad. Ofrecían ritos de purificación y pedían al Dios que les favoreciera con un buen cambio de estación para obtener fertilidad tanto humana como agrícola. Luperco deriva de lobo (lupus) y hace referencia al Fauno Luperco, romanización de Pan, el Dios griego de la Agricultura.



Como curiosidad, los miembros lupercales se reunían en una cueva sagrada donde sacrificaban una cabra. A continuación, los niños salían a la calle para azotar a las mujeres con la piel de los animales, para que aumentaran la fertilidad. Las Lupercales se celebran el 15 de febrero en el entorno del monte Palatino. Son el origen del Carnaval y de la fiesta de los enamorados o san Valentín.

¿Por qué el 14 de febrero se celebra el Día de los Enamorados o san Valentín? Los antecedentes quedan claros en la fiesta romana. Llamarle san Valentín o enamorados depende del matiz cristiano o no cristiano que se le quiera dar a dicho evento.

La excusa o la razón de tal celebración nos la plantean como una forma de sorprender a nuestra pareja con regalos variados y festejar el amor compartido. Dicha festividad se conmemora en bastantes países, cada cual según sus tradiciones. Pero ¿dónde se celebra dicha festividad y cómo? Hago un breve recorrido por algunos países de la mano de Canal de Historia, que ofrece bastante información. Veamos algunos ejemplos.

Parece ser que esta festividad, como se le conoce en la actualidad, tiene su origen sobre el siglo XIV en el Reino Unido, donde comenzó como la fiesta de la amistad. También en Inglaterra, Jack Valentine, personaje misterioso, la noche antes de san Valentín llama a las puertas y deja regalitos para grandes y pequeños. Debe desaparecer sin ser visto.

En Francia hay costumbre de reunirse hombres y mujeres por separado en dos casas. Por la ventana van asomándose para decidir a quién le atraen la mujer asomada. Las no seleccionadas queman las fotos de los hombres que las rechazaron. Dicha fiesta está prohibida en la actualidad. ¿Por parecer una ofensa o un desprecio? No, simplemente por el descontrol bullanguero que se monta.

Brasil celebra el Día de los Enamorados el 12 de junio, festividad de san Antonio de Padua, patrón del amor y del matrimonio, día en que se exalta el amor romántico y la amistad. A modo de juego, cada mujer soltera escribirá en un papel el nombre de su “amor” y hay que adivinar de quién es dicho mensaje. Otra referencia más.

China celebra en agosto “la leyenda de los amantes” (la Noche de los Siete Qi xi). Se refiere a la historia de un hada y un mortal que se casan desobedeciendo a los dioses. Al enfadarlos, estos crean la Vía Láctea para separarlos y solo les dejan verse una vez al año coincidiendo con la celebración del “Qi xi”. Dicha fiesta también es la excusa para que las mujeres pidan al dios Zhinu encontrar al amor de su vida.

En la República Checa, las parejas de enamorados deben besarse bajo un cerezo en flor para obtener felicidad y salud en su relación. La fiesta se celebra a primeros de mayo, siguiendo sus costumbres, que vienen de lejos.

En Dinamarca y Noruega no está muy arraigada dicha fiesta. Aun así, en san Valentín los hombres mandan cartas con poemas anónimos, dejando pistas de su identidad y las chicas, si lo adivinan, ganan un huevo para Semana Santa; si no lo descubren, se lo deben.

En El Salvador se celebra el Amigo Invisible por san Valentín a través del juego del Angelito en el que participan pequeños y mayores haciéndose regalos. El fin del juego es adivinar quién te hizo tal regalo. Previamente se envían cartas o notas dando pistas. En Colombia y Paraguay es muy popular celebrar el Día de la Amistad.

En Guatemala se celebra el Día del Amor Platónico o Romántico. La nota simpática la pone el llamado “Amor Viejo”, consistente en un desfile de mayores vestidos con trajes originales y adornados con corazones o flores. Las flores son indicio de amor.

En Japón y Corea ese día se regala chocolate a los hombres. Operación que se repite a la inversa en marzo en el llamado “Día Blanco”. En Corea se celebra el “Día Negro”, que sirve de consolación para los solteros no elegidos y que quedan desparejados.

En Perú es típico intercambiar orquídeas como muestra de amor. Esta clase de flor es muy abundante y de variados colores y parece que bastante caras de precio. Recordemos que, en este caso, las orquídeas simbolizan un amor profundo. Y por amor… lo que sea.

En Filipinas, el Día de los Enamorados se celebran, a lo grande, muchas bodas que duran más de lo normal y, si es posible, las oficia un personaje socialmente conocido. En Polonia existe la costumbre de viajar a la “Ciudad de los Amantes”, Chelmo, donde aseguran que reposan las reliquias de san Valentín. La pareja le pide al santo un matrimonio feliz.

Rumanía celebra san Valentín el 24 de febrero. Tradicionalmente le llaman el día de “Dragobete”, personaje mitológico joven y bello parecido a Cupido que protege contra las enfermedades, el resto de año. Simboliza el fin del frío invernal y la llegada de la primavera. Durante la fiesta el pueblo se reúne en la plaza para cantar y jugar.

Hay más historietas en relación a otros países. Esto solo es un botón de muestra, una curiosidad. Completo el recorrido citando la presencia de san Valentín y explicando quién fue o quiénes fueron dichos “valentines”. Han existido más de tres candidatos llamados Valentín para el día 14 de febrero.

San Valentín es un médico y luego sacerdote que vive en Roma donde gobierna Claudio II quien decide prohibir los matrimonios jóvenes. ¿Motivos? Los solteros son mejores soldados porque no tienen nada que perder. El cura se opone e insta a que se casen. El emperador manda matarlo el 14 de febrero. Este Valentín es más popular y al que está dedicada la festividad.

Otro candidato fue el obispo Valentín de Terni (Italia) que era famoso y muy querido. Fue decapitado por orden del emperador Marco Aurelio. Del tercer Valentín solo se sabe que fue martirizado en África junto a otros cristianos.

Valentín Raetian, es otro obispo que vive en el siglo V y cuya festividad se celebra sobre todo en Alemania. Suelen representarlo con un niño epiléptico tumbado a sus pies. Fin de la historia valentiniana.

En el siglo XX (1969), después del Concilio Vaticano II, se elimina la fiesta de san Valentín pero el festejo de los enamorados ya era imparable. El negocio es el negocio y el gasto, primero en tarjetones y después regalando flores, bombones, regalos varios…, la fiesta no para. El comercio y los regalos se diversifican y amplían cada vez más.

Baste recordar los actuales días del Padre, de la Madre, de los Abuelos; el santo de cada cual u onomástica, que cada vez se celebra menos y su lugar lo ocupa el cumpleaños, el aniversario de…, Navidades, etcétera. El comercio tiene que comer.

Una anécdota curiosa sacada del periódico 'Las Provincias' de Valencia: “el san Valentin más comercial llega gracias a Galerías Preciados”. ¿Se acuerdan de Galerías? “En 1948, un periodista propone importar la fiesta de san Valentín para celebrar el Día de los Enamorados. Cuenta con Pepín Fernández, dueño de tal comercio. ¿Objetivo? Hacer regalos. La idea se extiende y la publicidad prende fuego…”. Éxito total porque las ventas fueron en aumento.

PEPE CANTILLO

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos