:::: MENU ::::

3 de abril de 2018

  • 3.4.18
El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, recibió ayer en el Palacio de la Merced, sede de la institución provincial, al consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, para definir las medidas que se van a llevar a cabo en distintas localidades de la provincia donde las lluvias del pasado mes de marzo causaron daños.



Ruiz agradeció su visita al consejero y recalcó que la Diputación actuó de manera inmediata en La Granjuela, Monturque y Cabra poniendo efectivos del Consorcio de Bomberos, personal de Carreteras y Emproacsa para que la situación volviese a la normalidad. “Además, es nuestro deber, como Diputación, interceder e instar a otras administraciones para que actúen allá donde tenga competencias”, añadió.

“Es necesario llevar a cabo actuaciones para paliar más daños y agradecemos el compromiso de la Junta de Andalucía con la provincia de Córdoba, que ya lo demostró in situ los días de las inundaciones y ahora con las tres actuaciones que se van a llevar a cabo”, recalcó el máximo representante de la institución provincial.

En concreto, la Consejería de Fomento va a actuar con urgencia en las carreteras A-3125 (Baena-Cañete), en la A-339, que discurre por Priego de Córdoba y en la A-3150, que pasa por Palma del Río. Asimismo, Ruiz y López trataron otros temas en común de ambas Administraciones, como el del eje ferroviario entre el Alto y Bajo Guadalquivir. En la reunión estuvieron presentes también la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Esther Ruiz, y la delegada de Fomento y Vivienda de la Junta, Josefina Vioque.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos