:::: MENU ::::

5 de febrero de 2018

  • 5.2.18
La consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, destacó este fin de semana en Baena que la publicación por primera vez en España de García Lorca. Vida, cántico y muerte contribuye a “revitalizar” la figura de Fernando Vázquez Ocaña, uno de los grandes periodistas y escritores cordobeses del siglo XX.



Aguilar intervino en la presentación de la obra, editada originalmente en 1957 por el autor desde México, donde se encontraba exiliado, y que ha sido recuperada ahora por el Grupo Cultural Amador de los Ríos. Al acto asistieron familiares de Vázquez Ocaña, fallecido en 1966, además del alcalde de Baena, Jesús Rojano, y el director de la Academia de Córdoba, José Cosano, entre otras autoridades.

Aguilar felicitó a los impulsores de la iniciativa por “la pasión, el trabajo y la tenacidad” que han depositado durante los últimos años en la reedición de la que es considerada la primera gran biografía del poeta granadino. “Todo ello –destacó– permite rescatar para los lectores la excelencia creativa de Vázquez Ocaña”, abriendo la puerta a que a partir de ahora se conozca con detalle a un “ilustre baenense” y “los lazos de amistad que le unieron a Federico García Lorca o cómo ambos compartieron confidencias y paseos por las calles de Córdoba en los años treinta”.

La consejera recordó que la historia de los dos escritores tuvo también vínculos “que trascendieron más allá de la vertiente creativa”. Se refirió así a cómo “las vidas de ambos fueron truncadas por la Guerra Civil y por la Dictadura”, viéndose forzado a partir hacia el exilio el autor de la obra y siendo fusilado el protagonista de la biografía, Federico García Lorca, en 1936.

Al margen de aquella “sinrazón”, Aguilar celebró que en las páginas de la obra “quede constancia para siempre” del “alegato de ambos a favor de la palabra mimada, del talento con el que moldean el lenguaje quienes poseen el don de unir letras, una con otra, hasta construir versos, estrofas o crónicas periodísticas que resisten el paso del tiempo muchas décadas después”.

Durante su intervención, la consejera de Justicia e Interior también aprovechó la ocasión para recordar a Pablo García Baena, “otro ilustre cordobés de las Letras” fallecido el pasado mes de enero y a quien definió como “amigo y maestro de la Poesía”.

El director de la Academia de Córdoba, José Cosano, aseguró por su parte que “Baena tiene suerte al contar de nuevo con la obra de uno de sus hijos, incrementado así el legado cultural de todos los andaluces y, por tales, españoles”, y ha animado a profundizar en el legado que dejaron desde la distancia los autores españoles del exilio.

Por último, el periodista Francisco Expósito, vicepresidente del Grupo Amador de los Ríos y coordinador del libro junto a María Victoria Ruiz de Prado, subrayó que García Lorca. Vida, cántico y muerte permitirá “profundizar en el análisis de la creación lorquiana” gracias a “un texto que despliega un gran conocimiento de la obra y vida del escritor”, algo que ya ha destacado en varias ocasiones el hispanista Ian Gibson.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos