:::: MENU ::::

12 de diciembre de 2017

  • 12.12.17
La producción industrial de Andalucía creció un 5,6 por ciento durante el pasado mes de octubre respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el incremento acumulado en el conjunto del año fue del 3,4 por ciento, según los últimos datos del Índice de Producción Industrial de Andalucía (IPIAN), corregido de efectos estacionales y de calendario.



El IPIAN es un indicador elaborado a partir de una muestra de establecimientos, productos y ponderaciones, ha sido consensuado entre el Instituto Nacional de Estadística y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía y tiene por objetivo medir la evolución productiva del sector industrial.

Atendiendo a la clasificación de los bienes según su funcionalidad, es decir, por destino económico de los mismos, la tasa de variación interanual ha experimentado un mayor incremento en energía, con un 9,4 por ciento, mientras que ha aumentado un 6,9 por ciento en bienes de equipo; un 4,1 por ciento en bienes intermedios y un 0,7 por ciento en bienes de consumo.

Por ramas de actividad se produjeron crecimientos del 22,8 por ciento en el “Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado”, con un peso del 15,8 por ciento en el Índice General de Producción Industrial. Asimismo, se ha registrado un aumento del 9,4 por ciento en el área de “Industrias extractivas”, que supone un 1,2 por ciento sobre el conjunto del indicador, y del 2,6 por ciento en la “Industria manufacturera”, que tiene una ponderación del 78,3 por ciento.

En términos brutos, la producción industrial andaluza creció un 8,0 por ciento y en lo que va de año la variación interanual también ha sido del 3,4 por ciento. En cuanto a los bienes producidos, se produjeron incrementos de un 10,3 por ciento en energía, 10,2 en bienes de equipo, 8,2 en bienes intermedios y 3,6 por ciento en bienes de consumo.

Considerando también las ramas de actividad, en el décimo mes de 2017 en términos acumulados y respecto al mismo periodo de 2016, se produjeron incrementos del 13,9 por ciento en el “Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado”, del 9,5 por ciento en las “Industrias extractivas”, y del 1,8 por ciento en la “Industria manufacturera”, y una disminución del 0,8 por ciento en el “Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación”.

En un análisis más detallado, en función de las divisiones de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE-09) que presentaron mayor repercusión positiva en la tasa anual del Índice General fueron, la actividad de “Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado” con una tasa del 24,3 por ciento y una repercusión del 3,8; y la de “Reparación e instalación de maquinaria y equipo” con una tasa del 35,8 por ciento y repercusión del 1,5.

Por el contrario, las divisiones con mayor repercusión negativa fueron la de “Coquerías y refino de petróleo” con una tasa del -4,6 por ciento y una repercusión del -0,7, y la de “Metalurgia; fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones” con una tasa del -6,2 por ciento y una repercusión del -0,4.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos