:::: MENU ::::

13 de noviembre de 2017

  • 13.11.17
Siete meses después de su traslado a Cabra, la Hermandad del Cristo de la Sangre vivió el sábado una jornada muy emotiva con la vuelta de su imagen titular a la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde se celebró una eucaristía de acción de gracias y una conferencia en la que Salvador Guzmán explicó que las dos actuaciones principales de la restauración han consistido en mejorar la sujeción a la cruz y recuperar su policromía original.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Según Guzmán, como "la sujeción de la imagen a la cruz no era muy estable y producía tensiones" se ha optado por fijar el cristo con un tornillo metálico con un sistema de anclaje interior. Asimismo, gracias a una limpieza exhaustiva se ha recuperado la policromía original de la imagen, que puede fecharse a finales del siglo XVI y principios del XVII, momento del tránsito del estilo renacentista al barroco.

El restaurador egabrense confirmó la hipótesis que ya apuntó en 1986: el Cristo de la Sangre fue obra de Pablo de Rojas, maestro de Martínez Montañer, padre de la escuela sevillana, un hecho que demuestra la importancia del Cristo crucificado baenense para la imaginería andaluza y que justifica su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Junta de Andalucía.

El autor de la restauración, que en 2004 ya realizó diversas labores de mantenimiento, apuntó que a partir de ahora se hará un "seguimiento exhaustivo y periódico" al Cristo de la Sangre por el normal deterioro que sufren las imágenes procesionales.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTO: SANDRA NÚÑEZ 


DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos