:::: MENU ::::

28 de octubre de 2017

  • 28.10.17
Portugal, Eslovenia, Londres, Barcelona, Madrid y Sevilla. Son algunos de los próximos destinos del baenense Domingo Castro, un monitor de fitness al que le apasionan el step y el aeróbic dedicado a la formación de nuevos monitores. Para el 3 de febrero ya prepara la segunda edición de Córdobafit, un evento que el año pasado reunió en Baena a cerca de 200 aficionados al fitness de muchas ciudades españolas y varios países.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

—¿Quién es Domingo Castro deportivamente hablando?

—Una persona normal y corriente que le apasiona su trabajo y que lleva toda su vida practicando esta modalidad deportiva hasta que después de un gran esfuerzo conseguí convertirlo en mi rutina diaria haciendo de este mi trabajo.

—¿Desde cuándo se dedica al mundo del fitness?

—Creo que me he dedicado a este mundillo desde que tengo uso de razón, ya que siempre me ha gustado el baile, el montar coreografías… De pequeño siempre era el chico 'loco' que miraba a los bailarines y sus coreografías antes que a los cantantes. Nunca he dejado de dedicarme a esto que es lo que a mí me gustaba, primero como hobby y luego dedicándome ya profesionalmente al mundo del fitness.

—¿Qué fue lo que le motivó a ello?

—Pues yo creo que fue el desconectar un poco, siempre se ha dicho que el deporte es fuente de salud. Hice de este mundillo mi vocación, y hoy día me siento realizado con el trabajo que llevo a cabo en mi día a día.

—¿Cuáles cree que son los peores errores que se pueden cometer al comenzar a ir al gimnasio?

—Traerte desde el primer día un pulsómetro y decir "yo no quemo calorías" durante los primeros días. Es normal que el cuerpo tenga una preadaptación, un tiempo en el que reconoce esos cambios que estás produciéndole. La gente piensa que venir al gym o a una sala fitness es decir estoy dos días aquí pegando saltos, me muevo y sudo mucho pero no pierdo. Ese es el mayor error que creo que una persona puede cometer en los primeros días.

—¿Qué consejos le daría a alguien que esté considerando empezar con una rutina de ejercicio?

—Lo primero que le aconsejaría es que vaya paulatinamente, por semanas, con sus progresiones, con sus ejercicios bien realizados y sobre todo que atienda y haga caso al instructor que esté con él. Hay mucha gente que piensa que cuando viene a un sitio de estos saben más que el propio monitor y eso conlleva una pérdida de tiempo para ambos.

—¿Cuál ha sido su recorrido académico y profesional en el mundo del deporte?

—Títulos, cursos, homologaciones y certificados podría llenar una pared entera, pero mis comienzos fueron con un curso de bachata y ritmo latino que realicé cuando tenía 15 años y estaba estudiando la ESO. A raíz de ahí comencé a moverme en este mundillo y no he parado hasta el día de hoy. Con las titulaciones que tengo y la formación he conseguido llegar a ser uno de los formadores de fitness y step que está preparando a nuevos monitores, siendo uno de los pocos que existen en Andalucía

—¿Qué le define como entrenador?

—Creo que mi constancia, mi alegría y mi forma de ser. El estar atento a la gente, el ayudarle a conseguir cada uno de los objetivos que mis alumnos se marcan e intentar en el día a día que mis usuarios tengan plena confianza en la actividad física que les imparto para así conseguir sus objetivos.

—¿Cuáles han sido los últimos premios que ha conseguido?

—El último premio fue este año en marzo en el que conseguí quedarme como campeón de Europa en Eslovenia.

—¿Cómo es el día a día de un personal trainer?

—Mi día a día es una locura e intenso al máximo. Hay días en los que haces seis y siete horas seguidas de deporte, cada hora diferente en las que estás en contacto directo con la gente. Me levanto cada día a las 7.00 de la mañana para que todo esté a punto y termino sobre las 12 de la noche con un pequeño descanso para almorzar.

—¿Cualquier monitor de gimnasio está preparado para ser personal trainer?

—Creo que cualquier persona está preparada para trabajar en este mundo, pero a la vez no todo el mundo sirve para ello. Todo monitor debe tener lo que en esta profesión llamamos la chispa, el temperamento que nos caracteriza a los personal trainer. Pienso que el monitor de gym además de formarse tiene que nacer con ese ritmo que siempre nos caracteriza además de la formación académica en la que aprendemos como es el cuerpo humano.

—¿Cuál es la filosofía y la disciplina que infunde a sus alumnos?

—Que sean ellos mismos, que tengan mucho ímpetu y que crean en lo que están haciendo para que se noten sus resultados con el tiempo. Yo siempre digo que hay que sembrar en otoño e invierno para recoger en primavera y en verano.

—¿Qué supone para Domingo Castro ser campeón de step en España en 2015 y en Eslovenia 2017?

—Yo sigo siendo el mismo de siempre, el ser campeón te abre muchas puertas al mundo del fitness porque conoces a mucha gente importante… empresarios que están interesados en ti pero uno no tiene que dejar de tener los pies en la tierra y tiene que seguir luchando por lo que hace, con lo que disfruta y por lo que cree. Entonces realmente eso te ayuda mucho pero yo siempre digo que no es más que un papel, un diploma que se pone en la pared.

—¿En qué consiste el step?

—El step es una forma de trabajar tus rodillas, aunque la gente a veces no se lo crea. A su vez es terapéutico y consiste únicamente en subir y bajar un escalón para trabajar la parte de la rodilla, meniscos, talones, ligamentos, cadera y lumbares.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

—¿Se siente valorado en su trabajo?

—Me siento valorado pero no comprendido en muchas ocasiones. Muchas veces no se valora el trabajo de los monitores en este mundillo donde se creen que somos monos de feria y solo vienen por vernos pegar saltos. El monitor de fitness es mucho más que eso y por supuesto profesionales en este campo de trabajo.

—De todas las actividades que imparte, ¿con cuál se queda?

—Me quedo con un poquito de todo porque el día a día tiene que ser intenso, aunque con lo que más me identifico es con el step y el aeróbic pero me apasiona el corebar, me vuelve loco el ciclo indoor, la música alta y rápida, y por último el recharge que es un momento de estiramiento para conocer tu cuerpo y que la gente vea sus limitaciones.

—Una de las actividades dirigidas con más público es el body jump. ¿En qué consiste?

—Pues mira el body jump es un deporte que está de moda y que a pesar de que la gente crea que es extranjero se equivoca. Es una moda española, más concretamente andaluza. Nace en Cádiz y consiste en hacer movimientos aeróbicos en lo alto de un mini trampolín o cama elástica pequeña.

—Hay gente reacia a asistir a clases dirigidas porque temen no dar seguimiento a la coreografía. ¿Qué le diría?

—Pues que no se asusten, que por ahí hemos empezado todo el mundo y nadie nace enseñado. Hay que empezar desde cero y ser constantes, formándose para conseguir unificar el ritmo en una clase colectiva. Hay que aprender 'despacito' y poco a poco con el tiempo. La persona que empieza no puede pensar que desde primera hora va a realizar la actividad a la perfección, al igual que lo hace el monitor porque es imposible.

—¿Hay una edad para hacer este tipo de deporte?

—No hay edad, únicamente es saber tus limitaciones y buscar tus propias clases que te pueden venir bien. Nunca debes empezar con el nivel avanzado y guiarte por las recomendaciones que te den los monitores.

—¿Por qué la gente debe practicar deporte?

—El deporte es salud y aconsejo que lo hagan aunque sea simplemente caminando. Hay estudios que nos indican que una hora de deporte al día es una pastilla menos en el cuerpo. Hacer deporte nos da salud, nos da vida y es un antidepresivo.

—¿Hasta dónde quiere llegar después de ser campeón de España en este mundo del step?

—Pues no me pongo limitaciones, llegaré hasta donde mi cuerpo pueda llegar. Cuanto más va pasando el tiempo es cierto que vamos notando un desgaste y por eso tenemos que seguir formando monitores que sigan enseñando a generaciones futuras. Este año volveré a Portugal, Eslovenia, Londres y a las convecciones que se realizan en España, Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia.

—El año pasado organizó una convención en Baena con varios participantes de otros países. ¿Para cuándo otra?

—Estamos de nuevo inmersos en una nueva edición de lo que fue Córdobafit Baena y que en esta ocasión alcanzará su segunda edición. Se esté preparando para el próximo 3 de febrero. Haremos lo que más nos gusta, aeróbic y step y contaremos además con la participación de nuevos profesores. Organizar este evento en Baena nos supone volver a poner a mi pueblo en la élite del mundo del fitness. La pasada edición tuvo una gran aceptación y este año esperamos volver a repetirlo.

CARLOS VALENTÍN BERNAL / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos