:::: MENU ::::

8 de septiembre de 2017

  • 8.9.17
"El Ayuntamiento de Baena muestra su apoyo a la Comunidad de Regantes del Marbella en el mantenimiento no solo de los derechos históricos de riego, sino al acceso real al agua de riego". Ese fue el principal acuerdo de la moción conjunta que aprobaron ayer los cuatros grupos municipales durante la sesión ordinaria del pleno.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Según el texto, cuya iniciativa partió inicialmente de Izquierda Unida, el Consistorio "apoyará ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a aquellos colectivos que quieran lograr nuevos derechos o trasvases de agua a Baena, siempre que ello no suponga la disminución o reparto de los ya existentes".

La idea del acuerdo es defender el mantenimiento de un caudal ecológico en el arroyo Marbella, así como mantener los compromisos adquiridos durante el desarrollo del proyecto europeo Agri-Urban, cuyo objetivo es fomentar una alimentación sana mediante una agricultura ecológica y el consumo de productos a nivel local.

Por otra parte, también se dio luz verde –con la abstención de Ciudadanos– al avance del plan general de ordenación urbanística de Baena para la identificación y delimitación de los asentamientos urbanísticos y de los ámbitos de hábitat rural diseminado existentes en suelo no urbanizable.

Se trata de un documento redactado por los servicios técnicos municipales que se enviará a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Como explicó el primer teniente de alcalde, Francisco Garrido, concluye que Baena no cuenta con nuevos asentamientos urbanísticos. Aunque habrá que estudiar cada caso, "hay viviendas aisladas que con esta reforma podrán regularizar su situación".

Ruegos y preguntas

En el turno de ruegos y preguntas, los tres grupos de oposición reprocharon al equipo de gobierno la devolución de una subvención a la Diputación de Córdoba por valor de 28.300 euros destinada al arreglo de una tubería de agua. La portavoz del PP, Cristina Piernagorda, acusó al alcalde de ser un "nefasto gestor". La dirigente popular aseguró que mientras se han impuesto cortes y restricciones sin avisar el Ayuntamiento ha despilfarrado agua y no ha dado ejemplo.

David Bazuelo, de Izquierda Unida, también hizo referencia a la devolución de la subvención "por no ejecutar las obras en tiempo y forma a pesar de que crearon una comisión específica para supervisar estas cosas". Asimismo, el edil de Ciudadanos, Miguel Jurado, lamentó que el Ayuntamiento "vuelva a tirar el dinero de todos los baenenses".

El alcalde, Jesús Rojano, explicó que al tenerse que cambiar el trazado de la tubería y pasar por fincas privadas el Ayuntamiento necesitaba la autorización de los propietarios, que pidieron que se pospusieran las obras para no interferir con la campaña de aceitunas y "eso ha generado un problema en la tramitación". Según Rojano, el cambio de la tubería se ejecutó con fondos propios y la institución provincial compensará el dinero de la subvención con una partida del plan de inversiones financieramente sostenibles.

JESÚS ORDÓÑEZ / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos