:::: MENU ::::

15 de septiembre de 2017

  • 15.9.17
El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, se comprometió ayer, en el seno de la Comisión de Economía de la Cámara andaluza, a plantear y consensuar un plan de agilización para la tramitación administrativa de ayudas en el área de autónomos que permita acortar los plazos actuales de los procesos de resolución.



El consejero, en respuesta a una pregunta oral en el Pleno del Parlamento andaluz, se comprometió a llevar este asunto al seno de la Comisión de Economía de la Cámara autonómica, dado que a su juicio es necesario "analizar en profundidad entre todos la situación y buscar medidas que agilicen los procedimientos administrativos, algunos de los cuales no dependen de las normativas autonómicas".

De este modo, el consejero llevará a la Comisión un balance de la gestión y propondrá un plan de agilización burocrático, dado lo prolongado de los plazos, añadiendo que, además, "a veces las normativas que estamos obligados a aplicar son de difícil comprensión para los afectados". Asimismo, consideró necesario que los perfiles de las ayudas se adhieran a las necesidades reales de este colectivo, matizándolos a raíz del interés que están despertando los incentivos en curso.

Ramírez de Arellano señaló que, pese al esfuerzo que se realiza desde la administración, las ayudas del Plan Andaluz de Trabajo Autónomo, que movilizan 41 millones de euros y beneficiarán a unas 18.000 personas, están requiriendo un tiempo de tramitación considerable.

Así, respecto al estado de las ayudas, éstas se dividen en tres líneas diferenciadas que se encuentran en distintos estadios de resolución: tanto la línea 2 de Consolidación empresarial, como la línea 3 de Creación y consolidación del empleo en empresas de trabajo autónomo, están en su última fase de resolución por parte de las delegaciones territoriales de Economía, exceptuando Sevilla, que está en fase de requerimiento de subsanación y Málaga que se encuentra en fase de orden de pago.

En cuanto a la línea 1 destinada al Fomento de la creación de empresas de trabajo autónomo, que está dotada con 31,5 millones de euros, está en todas las provincias en fase de publicación de requerimiento de subsanaciones de información de las peticiones o bien en fase de listados provisionales de resolución.

La línea 2, dotada con 8,7 millones de euros, tiene el objetivo de favorecer el afianzamiento de iniciativas que ya están puesto en marcha, concediendo incentivos a medidas dirigidas a la cooperación empresarial, el relevo generacional, así como ayudas a la competitividad y a la continuidad (facilitando el cambio de estrategia de negocio). De esta forma se persigue mejorar las tasas de supervivencia de las empresas. Las cuantías están entre los 1.000 y los 3.000 euros.

En cuanto a la línea 3 de Creación y consolidación del empleo en empresas de trabajo autónomo está dotada con 770.000 euros. Tiene por objetivo, por un lado, fomentar la creación de empleo estable apoyando las contrataciones indefinidas de trabajadores, y por otro, consolidar las plantillas respaldando la transformación de contratos de duración determinada en indefinidos así como favorecer una mayor presencia de la mujer en el trabajo autónomo. Las cuantías de estas ayudas oscilan entre los 1.500 y los 3.000 euros.

La línea 1 se subdivide en incentivos el fomento de creación de empresas de trabajo autónomo y para el establecimiento y consolidación. Así, las ayudas para el fomento de las iniciativas emprendedoras de trabajo autónomo oscilarán entre los 2.000 y los 3.500 euros, y las ayudas para el establecimiento de las iniciativas emprendedoras de trabajo autónomo oscilan entre los 8.000 y los 9.500 euros, en función de que la actividad económica sea desarrollada por colectivos en riesgo de exclusión o en áreas territoriales o de empleo preferentes.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos