:::: MENU ::::

15 de julio de 2017

  • 15.7.17
Baena Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un escrito de la familia baenense López Caraballo, residente en Cataluña, que ha celebrado este mes los 100 años de su madre con el recuerdo de Baena muy presente. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Mi nombre es Miguel López Caraballo, soy el menor de tres hermanos habidos del matrimonio formado por nuestros padres Francisco López Ávila y Carmen Caraballo Rojano. Mi hermana Asunción es la mayor con 76 años, después viene mi hermano Francisco con 73 y yo, Miguel, con 69 años, todos nacidos en Baena, donde vivimos hace años en la Calle Puerta de Córdoba.

Mi abuelo paterno tenía una panadería en Baena y le llamaban 'Frasquito el del horno', y el abuelo materno tenía un bar, se llamaba Miguel Caraballo León. Juntamente con mi abuela materna, 'mamá Adela', regentaban el bar y tenían casa en la calle Calderos.

En aquellos tiempos las cosas fueron mal y mis padres se vieron obligados a buscar una solución, la cual fue vender la casa y marchar a Catalunya, en Tortosa, provincia de Tarragona. Esto ocurrió sobre el año 1951 donde había trabajo, y aquí siguieron la lucha para sacar la familia adelante, alimentarnos, vestirnos y educarnos.

Mi padre trabajó de panadero, de peón y de albañil, y de lo que hizo falta. Mi madre lavaba ropa en una clínica, donde toda la ropa pasaba por sus manos. Mi padre hace años que falleció, que Dios le tanga en su gloria, y mi madre aún vive gracias a Dios. Ella siempre ha gozado de buena salud, siendo positiva y alegre, recordando las costumbres y tradiciones de su pueblo.

Cuando podía nos hacía pestiños para celebrar la Semana Santa de Baena, donde un año tuve la suerte de presenciar, juntamente con mi esposa, sus procesiones y sus bellísimos pasos. Los tambores y las cornetas y los judíos coliblancos y colinegros. Mi madre también tiene devoción a Jesús Nazareno y a pesar de su edad aún se acuerda y nos recita versos de su juventud quinceañera. Y aunque se acuerda de Baena, también está agradecida de la acogida en Catalunya y de sus buenas gentes.



Tiene siete nietos, una nieta, tres biznietos, dos biznietas y otra que está en camino. El pasado día 6 de este mes de julio cumplió 100 años, por este motivo le hicieron un homenaje para felicitarle por su larga vida. Fue en el hospital de la Santa Creu de Jesús (Tortosa), donde está ingresada desde hace casi seis meses. Gracias al cuidado de los médicos, enfermeras y todo el personal del centro ha conseguido ir ganando las batallas y seguir viviendo.

No olvidaremos ni olvidará lo contenta que estaba con sus ramos de flores y una placa conmemorativa de su centenario. En el transcurso del mismo llegó a recordar a su pueblo natal, preguntando: ¿Me van a ver en Baena?.

FAMILIA LÓPEZ CARABALLO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Baena Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos