:::: MENU ::::

12 de julio de 2016

  • 12.7.16
La empresa Oleícola El Tejar ha solicitado en el Ayuntamiento de Baena una licencia de obras para iniciar un proyecto de I+D presupuestado en 1,2 millones de euros destinado a sustituir los combustibles y pasar de la quema del orujillo y del hueso de la aceituna a la poda y la hoja del olivar. Con esta inversión, que se ejecutará entre septiembre y diciembre, la planta ahorrará energía eléctrica y disminuirá las emisiones de monóxido de carbono.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

El director de la empresa en Baena, José Ortiz, ha explicado que la planta cuenta con un horno que produce la energía para el secado del alperujo procedente de todas las almazaras de la comarca. Para conseguir una humedad del 10% a través de la evaporación, la empresa ha utilizado hasta ahora como combustible el orujo, el orujillo –el elemento que causa más opacidad y olores– y el hueso de aceituna. Con esta inversión Oleícola El Tejar pasará a utilizar la poda del olivar con la sustitución de los tres hornos de parrilla fija por uno de parrilla móvil para generar la energía térmica del proceso de secado.

Según Ortiz, también se mejorará la decantación de las cenizas volantes, con lo que se evitará que las partículas de la combustión sigan en el proceso de secado. Los hornos que se utilizan actualmente, del año 2008, también contribuirán a esta medida, ya que pasarán a funcionar como cámaras intermedias de decantación. De esta forma, la empresa aumentará el rendimiento térmico de las instalaciones –con el consiguiente ahorro de combustible– y mejorará el control de las emisiones con un ciclón detrás de la cámara de combustión.

El alcalde, Jesús Rojano, se ha mostrado partidario de la inversión de la empresa porque contribuirá a disminuir el impacto de las chimeneas de secado. Rojano valoró de forma positiva la incorporación de la poda del olivar para la producción energética y puso en valor la actividad de la planta por tener "una repercusión muy significativa para la sociedad baenense".

El primer edil, que recordó los datos positivos arrojados por el estudio de la calidad del aire de Baena, significó que aparte de la generación de empleo, Oleícola El Tejar viene a solucionar un problema medioambiental, ya que "dos terceras partes de la aceituna quedan como desecho". Esta actividad supone "un ahorro para las almazaras y cooperativas" y por tanto un beneficio para el precio del aceite, algo que a su juicio es una "gran ventaja para una sociedad que depende del olivar".

La actividad de Oleícola El Tejar

José Ortiz apuntó que Oleícola El Tejar es la mayor empresa del país que trabaja en el tratamiento de residuos del olivar. No en vano ha procesado durante los últimos años 1,5 millones de toneladas de alperujo. Además, su planta de extracción química procesa unas 100 toneladas de orujillo graso seco –de él se extrae el aceite de orujo– y su central térmica produce energía para abastecer a 40.000 habitantes.

Ortiz reiteró que Oleícola El Tejar "trabaja por y para el olivar" y explicó que solo en la campaña de 2016 se han recibido 374.000 toneladas de alperujo, 17.000 de hoja de olivo, 12.3000 de poda y 3.000 de leña. En total, unas 32.2000 toneladas de biomasa del olivar.

Según el responsable de la empresa, con esta inversión "se abrirá un nuevo campo de trabajo destinado a todos los agricultores" con la "recogida, transporte y proceso de la poda del olivar". Asimismo, indicó que aunque la empresa se dedica a eliminar los residuos que generan las almazaras, colaborará en la reducción de las molestias y el impacto visual.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - BAENA DIGITAL

FIRMAS
Baena Digital te escucha Escríbenos