Ir al contenido principal

La feligresía despide con un homenaje al sacerdote de Santa María la Mayor Miguel David Pozo León

El pasado domingo en la iglesia de Santa María la Mayor la comunidad parroquial, catequistas, cofrades y pueblo en general despedía al que ha sido su pastor durante los últimos diez años, Miguel David Pozo León. Natural de la villa de El Carpio, ha ejercido su ministerio llevando a cabo diversos proyectos, entre los que destacan la realización de las obras del Centro Interparroquial de Catequesis San José y la Iglesia Auxiliar de Santa María la Mayor, que restauró y adecentó.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Desde su llegada a Baena, Pozo León se ha mostrado muy dinámico, impulsando la pastoral juvenil, un grupo con el que ha realizado diversas actividades a lo largo de estos años, asumiendo incluso durante varias navidades la realización y dirección de la Cabalgata de Reyes Magos a petición del Ayuntamiento de Baena.

No exento de polémicas, a lo largo de estos diez años también ha tenido que afrontar una serie de problemas con la Real y Muy Antigua Hermandad Sacramental del Santísimo Corpus Cristi, los cuáles aún siguen latentes en la sociedad baenense. En un abarrotado templo de Santa María la Mayor, entre recuerdos y con cierta tristeza entre los asistentes se hacía balance de estos diez años al frente de la parroquia por el presbítero, que a partir de ahora pasará a ejercer su ministerio en la capital cordobesa.

Tras la eucaristía, en la que participaron los sacerdotes de la localidad, se celebró una copa de despedida en la que tras elogiar la labor desempeñada en los últimos años se hizo entrega de diversos regalos, entre los que destacó el escudo de la localidad por parte del primer edil, Jesús Rojano, el crismón de Baena entregado por Juan Carlos Roldán en nombre de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y un cáliz regalo de las cinco cofradías de la parroquia de Santa María la Mayor.

Asunción Trujillo, miembro del consejo pastoral, ha trasladado a Baena Digital "el buen recuerdo de Baena" que se lleva el sacerdote, "diez años de trabajo muy duros y muchas cruces sobre sus espaldas, pero diez años con una apasionante aventura de fe". Del mismo modo, Trujillo se ha mostrado ilusionada con la llegada del nuevo sacerdote, Juan Laguna Navarro, que tomará posesión de su cargo el próximo viernes 21 de agosto.

REDACCIÓN / BAENA DIGITAL