Ir al contenido principal

Educación invertirá el próximo curso 91,5 millones de euros en la gratuidad de libros de texto

La Consejería de Educación invertirá el próximo curso 91.530.747 euros en el programa de gratuidad de libros de texto, lo que supone un incremento del 83% respecto al periodo anterior 2014-15, que beneficiará a más de 920.00 alumnos de enseñanzas obligatorias de 3.500 centros docentes sostenidos con fondos públicos. Esta medida, que ha dejado de aplicarse en 15 comunidades autónomas, ha sido sufragada en solitario por la Junta de Andalucía durante los últimos años tras retirar su financiación el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.



Para el próximo curso escolar 2015-16 se renovarán todos los libros de texto de los seis cursos de Educación Primaria, ya que la normativa relativa a este nivel motivada por la entrada en vigor de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) está desarrollada en lo que afecta a contenidos curriculares en el ámbito autonómico andaluz. En cambio, en el caso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) aún está por desarrollar la regulación autonómica, por lo que hasta la nueva ordenación educativa de estas enseñanzas se hace necesario modular los sistemas de renovación.

No obstante, aunque no haya renovación completa de los libros en determinados niveles, la Consejería de Educación repondrá aquellos que estén en peor estado. Ya en el curso pasado la Administración educativa facilitó la reposición de un 33% de los libros de texto de 4º de la ESO.

Este programa, que se puso en marcha en 2005, está dirigido a la totalidad del alumnado escolarizado en Primaria y Secundaria Obligatoria de los centros docentes sostenidos con fondos públicos, es decir, tanto públicos como concertados. Desde el comienzo de su implantación, ha atendido a 7.775.487 alumnos con una inversión de más de 605 millones de euros.

La gratuidad de los libros de texto está recogida en el Plan de Apoyo a las Familias de Andalucía y se ha configurado como un nuevo derecho de los andaluces, establecido en el Estatuto de Autonomía. La Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía dispone que se garantizará la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria en los centros docentes sostenidos con fondos públicos.

El sistema se desarrolla en régimen de préstamo. Los libros son propiedad de la Administración educativa y permanecen, una vez concluido el curso académico, en el centro donde el alumno haya estado escolarizado para que puedan ser utilizados por otros compañeros en años sucesivos. Gracias a esta iniciativa, las familias andaluzas se benefician de un ahorro medio de en torno a 200 euros por alumno y curso.

Pero además del apoyo económico que supone a las familias, el objetivo de este programa es inculcar al alumnado desde el ámbito educativo y familiar la importancia de cuidar el material escolar y de ser responsable de la inversión realizada en su educación.

REDACCIÓN / BAENA DIGITAL