Ir al contenido principal

Concluye la restauración de la Torre del Montecillo

El Ayuntamiento de Baena ha dado por finalizadas esta semana las obras de restauración de la Torre del Montecillo, que se han venido ejecutando en los últimos meses con una partida presupuestaria de 24.000 euros de los fondos FEDER. Para ello se ha contado con la autorización de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, ya que el monumento es un bien patrimonial que goza del máximo grado de protección legal, el de Bien de Interés Cultural (BIC).

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Las obras han consistido en el repaso de juntas de la fábrica de piedra, así como la colocación de piedras sueltas caídas de la fábrica, especialmente en el lado sur, junto a la puerta de acceso. Se ha intervenido tanto en la cubierta como en la reja de entrada. Además, para completar la intervención se ha llevado a cabo una limpieza del entorno así como la mejora del camino de acceso.

Según explicó José Antonio Morena en las últimas Jornadas de Historia de Baena y su entorno, Montecillo fue un poblado de época ibérica, pero posee restos de ocupación más antiguos. Aunque no se han hecho excavaciones arqueológicas, el arqueólogo municipal indicó que "diversos expolios han afectado a su necrópolis".

De este espacio se conservan exvotos idénticos a los de Torreparedones. Además, al igual que la colonia Ituci Virtus Iulia, "posiblemente tuvo un pequeño santuario o ermita en la que se rendía culto a una divinidad". Torre Morana estuvo rodeado por una muralla, bien conservada, que data entre el siglo V y IV a.C.

La Torre del Montecillo se sitúa en la carretera que une Baena y Valenzuela, en una meseta que ocupa unos 4.000 metros cuadrados. Por su altura goza de una gran visibilidad: al norte se divisa Sierra Morena y al este el Pantano de Vadomojón y Alcaudete.

REDACCIÓN / BAENA DIGITAL