Ir al contenido principal

Fiestas a la japonesa

Se nota en el ambiente. El frío, luces de colores por las calles, vías públicas más transitadas de lo habitual. Compras y regalos. Símbolos inequívocos de que dentro de escasos días llegará una de las fiestas más entrañables y familiares: la Navidad. Como todos sabemos, en España esta celebración se realiza por motivos religiosos. Pero en Japón solo una mínima parte de su población es cristiana y, sin embargo, celebran la Navidad. ¿A qué es debido?

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

En Japón, antiguamente, el 25 de diciembre era un día cualquiera. De hecho, a día de hoy, el 25 es laborable para los japoneses. Así que si en el País del Sol Naciente hay Navidad se debe a dos motivos fundamentales.

Por un lado, la gran influencia americana tras la Segunda Guerra Mundial. Y por otro, el hecho de que a los japoneses les encantan las fiestas. Como buenos captadores de otras culturas, aprendieron lo mejor de estas festividades y las hicieron propias, obviando el motivo religioso.

Si viajásemos a Japón en Navidad encontraríamos las calles recargadas de luces y adornos por todas partes. Incluso algunas familias decoran sus casas con guirnaldas, renos, Papa Noel, árboles... simplemente por el hecho de que quedan bonitos. Es el momento en el que los centros comerciales japoneses, que son los que promueven más estas fiestas, hacen su agosto vendiendo todo tipo de productos navideños.

Todo esto llevado sin ningún tipo de sentimiento religioso. Como mencionamos antes, los japoneses no tienen creencias cristianas. Su religiones principales son la budista y la sintoísta, que sí que tiene gran relevancia en su Fin de Año.

Por otra parte, además del fin comercial, el día de Nochebuena se ve como una oportunidad de estar con la persona que más se quiere, en este caso la pareja. Para ellos no es un día de reunión familiar como podría ser aquí en España, sino una “noche romántica”. Debido a esto, meses antes se empiezan a hacer reservas en hoteles y los mejores restaurantes para pasar ese día con la pareja.

La Navidad se considera una festividad para novios, por lo que muchos japoneses no la celebran. En muchos casos porque no tienen novia o viven solos en sus casas. Gracias a esto han proliferado las web para encontrar pareja. Un ejemplo de ello es la comunidad online Hi-mote NSN que significa “No tener éxito con las mujeres/hombres”, en donde los solteros participan animándose los unos a los otros y contándose sus experiencias.

Otra curiosidad sobre el día de Navidad en Japón es la comida. Además de cenar el típico pavo o pollo, el postre siempre será la “tarta de Navidad”, algo así como el Roscón de Reyes. Esta tarta hace las delicias de las japonesas y sus parejas. No es raro encontrar las pastelerías llenas de obras maestras de repostería. Pasteles hermosamente adornados con elementos navideños expresamente hechos para el día.

Además de todo esto, también tienen la tradición, como nosotros, de entregarse regalos. A familiares, entre padres e hijos, a las parejas o a personas a las que se les tiene gran respeto.

Sin dejar de lado su cultura manga y anime, podemos poner como ejemplo de sus tradiciones navideñas el anime Amagami SS basado en un videojuego sobre citas. Es una comedia romántica muy entretenida, dividida en arcos de cuatro capítulos en los que el protagonista trata de conquistar a cada una de las chicas bajo diversas circunstancias.

La historia trata de un chico llamado Junichi al que le rompen el corazón el día de Nochebuena. Al año siguiente no quiere saber nada de la Navidad por lo mal que lo pasó, pero en su camino aparecerán varias chicas que le hacen cambiar de opinión sobre esa fecha tan señalada.

En un anime enmarcado en el periodo previo a la Nochebuena, en el que podemos ver cómo son las circunstancias de un joven que no tiene pareja y qué hace para pasar la Navidad acompañado de la chica que ama.

Para finalizar, podemos decir que así es como celebran la Navidad los japoneses: muchos adornos, amor de pareja y tarta. Aunque su festividad principal es el Fin de Año y Año Nuevo, efemérides por las que sienten gran respeto y tienen sus propias tradiciones, que ya explicaremos con más detalle en el próximo artículo.

SARA B. PATRÓN / REDACCIÓN