Ir al contenido principal

Adiós Madiba, gracias por tu coraje

La comunidad internacional está de luto por la muerte de Nelson Mandela, un hombre de convicciones profundas que derribó la frontera del apartheid y, sin duda alguna, nos descubrió la fuerza de la paz y de la reconciliación. En su autobiografía, El largo camino hacia la libertad (1944), comenta de dónde sacó la coherencia y la fuerza de sus convicciones:

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Es de estos camaradas en la lucha de los que he aprendido el significado del coraje. Una y otra vez he visto hombres y mujeres expuestos y torturados sin quebrantarse, demostrando una fortaleza y resistencia que desafía a la imaginación. 

He aprendido que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo del mismo. He sentido miedo yo mismo más veces de las que puedo recordar, pero lo oculté tras una máscara de audacia. Un hombre valiente no es el que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo.

En esas memorias nos enseña que la libertad es responsabilidad e implica una lucha diaria, continuada: He recorrido ese largo camino hacia la libertad. He intentado no desfallecer; he tropezado a lo largo del camino. Pero he descubierto el secreto tras subir una gran colina, pues uno descubre que hay otras muchas más colinas que subir. 

He tomado un momento de descanso aquí, para robar una vista a la gloriosa vista que me rodeaba, para mirar desde la distancia a la que he llegado. Pero solo he podido descansar por un momento, porque la libertad entraña responsabilidades, tengo que persistir porque mi largo camino no ha finalizado aún.

Adiós Madiba, y gracias por enseñarnos que la búsqueda de la tolerancia, el diálogo y la paz son un proceso vital y continuado al que nos has invitado desde el ejemplo de la coherencia. Gracias Madiba porque nos has mostrado la importancia de África y has contribuido a su despertar en el siglo XXI. Hasta siempre.

MIGUEL ÁNGEL MORATINOS