Ir al contenido principal

Un país de sueldos bajos

“Bruselas mejora las previsiones económicas para España”. Con este titular abría ayer un artículo El País sobre las previsiones de Bruselas en cuanto al crecimiento en España. Y, al leerlo, me asaltó inmediatamente una pregunta: ¿a quién se le imputara la deuda del rescate a la banca? Lo más probable es que se contabilice cuando gobierne la izquierda, para volver a mentirnos diciendo que la derecha gestiona muy bien, y que la izquierda lo hace muy mal.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Pero el problema de la hipocresía de Bruselas y de la derecha, española y europea –puesto que debemos darnos cuenta de que, al margen de la "curiosidad" francesa, quien gobierna en Europa es la derecha- es que los ciudadanos nos creemos lo que nos dicen y no vamos más allá de lo que se nos muestra en la televisión o lo que reiteradamente dicen los portavoces de la derecha de aquí y de allí.

La verdad es que en España seguimos yendo mal, aunque sí es cierto que vamos menos mal que la tendencia que apuntaban los últimos datos. Pero ese “menos mal” no se debe a ninguna acción del Gobierno que se ha dedicado a apuntalar a sus "colegas", sino a que ya no podemos ir peor, aunque nos gobierne Rajoy.

No obstante, de seguir con estas políticas neoliberales de derecha, estamos abocados a un país lleno de pobres, aunque, eso sí, con unas grandes empresas boyantes y unos empresarios –que recientemente daban pena en todos los sentidos-, triunfadores en un país de sueldos bajos y derechos ciudadanos aniquilados.

PEPE MOLINA
Si lo desea, puede compartir este contenido: