Ir al contenido principal

La solterona

Acabo de terminar este envolvente libro que te sumerge en un mundo asfixiante para una mujer occidental del siglo XXI. He tenido la suerte de asistir a un club de lectura, donde vino como invitada la traductora de este libro, Lale González-Cotta, y ello me ha permitido ampliar mis conocimientos sobre la escritora del libro: la estadounidense Edith Wharton.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Como ya señalé en otro artículo, para los que no leemos en el idioma original de una novela, tenemos que indagar para encontrar buenas traducciones que nos acerquen lo máximo posible a lo que el autor quiso contarnos.

Wharton fue una mujer que vivió a finales del siglo XIX y que se sintió encorsetada dentro de una clase alta de costumbres inamovibles y donde el universo femenino se circunscribía al pequeño mundo de lo doméstico. Este libro refleja sus luchas internas, su inconformismo y su soledad existencial, acrecentada por la sensación de ser diferente, de no encajar con su entorno.

La novela está protagonizada por dos mujeres: Delia, la perfecta señora que ha hecho lo que se esperaba de ella; un modelo a seguir, pero que esconde sobre ese superficie brillante deseos no cumplidos y cierto valor para ser capaz de tomar dos decisiones que cuestionan los valores imperantes en su micromundo. Y digo "micromundo" porque Edith retrata las vicisitudes de dos mujeres pertenecientes a lo que en Europa equivaldría a la aristocracia.

Por otro lado, nos encontramos con la oscura Charlotte, cuya vida está escondida en las elipsis que utiliza la escritora y que nos producen cierta desazón. Ella guarda un secreto: cometió un error imperdonable, por el que tiene que pagar.

En el coloquio que se produjo dentro del club de lectura hubo opiniones para todos los gustos: gente que empatizó con Charlotte y otra que lo hizo con Delia. Para la traductora, la primera podría ser el “alter ego” de Wharton. Reconozco que yo me incliné por la perfecta Delia.

Para mí, este libro es un peldaño imprescindible en la escalera ascendente de la escritura femenina en la que se cuestiona el papel social impuesto a la mujer. Después de haber leído a las hermanas Brontë, a Jane Austen y a Virginia Woolf, Edith Wharton me ha parecido, dentro de sus circunstancias, una escritora que ha conseguido ir más allá, haciendo una reivindicación de la libertad no ya sólo con su escritura, sino también con su propia vida, aunque ello le costara su salud.

Además, fue un ejemplo de que elegancia e inteligencia pueden ir unidas. Muy interesantes las notas y el postfacio de la traductora. No dejen de leerlo. Yo acompañaría su lectura con alguna canción de la inimitable Nina Simone que, al igual que la autora, escapó del país más poderoso del mundo a la cuna de los derechos humanos: Francia.



Ficha literaria

Título: La solterona.
Autor: Edith Wharton.
Género: Novela.
Título original: The Old Maid.
Fecha de publicación: 1921.
Editorial: Impedimenta.
ISBN: 978-84-15578734.

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ / REDACCIÓN
Si lo desea, puede compartir este contenido: