Ir al contenido principal

¡Vuelve España!

La semana ministerial de Naciones Unidas en Nueva York dejó a finales de septiembre un elocuente número de secuencias e imágenes políticas del Gobierno y de la acción exterior española, en el marco de la inauguración del período de sesiones de la Asamblea General.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

El inicio del curso político internacional nos ha deparado el comienzo del deshielo de las relaciones norteamericano-iraníes, la desconfianza que envuelve la esfera de las relaciones internacionales, el balance provisional de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y las bases de la nueva propuesta de Objetivos de Desarrollo Sostenible 2015-2030, como hechos más relevantes.

No ha pasado desapercibida la vuelta de España al carril onusiano y así lo atestigua la intervención del presidente del Gobierno español ante la Asamblea General donde, como ha acuñado algún medio de comunicación, ha zapatereado al presintonizar con la trayectoria de la política exterior del Estado.

Afortunadamente se ha recuperado el discurso del multilateralismo, la política de desarme y se ha reconocido la labor de la cooperación española, al tiempo que se ha enarbolado con orgullo la Alianza de Civilizaciones como iniciativa que fomenta la cooperación entre sociedades civiles para avanzar en una convivencia pacífica, respetuosa y segura.

Sin duda, el nuevo curso político internacional tiene una agenda muy cargada y muchos objetivos a corto y medio plazo que requieren del fortalecimiento del sistema institucional de Naciones Unidas. Países como España deben trabajar con espíritu constructivo por dinamizar la comunidad internacional. Estamos de enhorabuena, ¡España vuelve! Y lentamente, con sus claroscuros, la política exterior española se reincorpora al carril onusiano necesitado de apoyo y coraje políticos.

MIGUEL ÁNGEL MORATINOS
Si lo desea, puede compartir este contenido: