Ir al contenido principal

Escalofríos

De un tiempo a esta parte, vemos cómo poco a poco la cultura japonesa va ganando adeptos y se va haciendo cada vez más conocida. Uno de sus elementos más atrayentes es su cine de terror, también llamado J-Horror (Japanese Horror).

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Estas películas de miedo son ligeramente distintas de las que estamos acostumbrados en occidente. Tanto es así que a más de un aficionado a las producciones americanas ha podido causar sorpresa, inquietud y algún que otro escalofrío. Por supuesto, como es común en la cultura nipona, también podemos ver reflejados esos terrores en sus mangas y animes, a los que haremos referencia.

La cultura japonesa es muy antigua y sus leyendas e historias de fantasmas nacen de los relatos clásicos del Período Edo (1603-1867) y la Era Meiji. Estas historias se fundamentan principalmente en unas creencias férreas en la religión y, sobre todo, en lo que atañe al descanso del alma, que viene muy relacionado con los ritos funerarios de la religión sintoísta.

Uno de los elementos comunes de terror japonés es que ahondan en el miedo psicológico, más que el gore o los asesinatos. Normalmente, el espíritu principal es una mujer, quizás por la creencia que tienen los nipones de que la mujer es capaz de tener sentimientos más fuertes y retenerlos por más tiempo.

Debido a ello, en una buena parte de las películas de terror japonesas aparece una chica vestida de blanco, emulando a las ropas funerarias, de pelo largo, enredado, que le cubre el rostro. Ello provoca profundo pavor en lo japoneses debido al misterio que representa la cara oculta del espíritu. Un ejemplo claro es la película The Ring.

Al igual que en occidente, en la cultura nipona le tienen un profundo respeto al Más Allá y en todo momento se busca no perturbar el descanso de las almas. Se cree que si el ente se queda en esta vida es porque tiene algo que hacer y no parará hasta cumplir sus objetivos, solo afectando a las personas directamente relacionadas con su caso. Otro elemento identificativo, que vemos en las películas, son los escenarios con agua, un elemento al que se relaciona en muchas ocasiones con fantasmas.

En cuanto a los tipos de entes en Japón hay una variada gama, producto de varias leyendas e historias. Podemos encontrar a los llamados Yurei, personas normales que no han encontrado la paz y vagan por el mundo terrenal, normalmente mujeres.

La Kuchisake Onna, una mujer hermosa pero con la boca desfigurada; los Funayurei, espíritus de las personas perecidas en el mar; la Rokurokubi, una mujer normal que por la noche le crece el cuello para cazar; o el Nopperabo, un personaje sin rostro. Además de éstos, también consideran elementos de terror cosas comunes de occidente como los vampiros y los zombies, entre otros.

Como mencionamos antes, estas leyendas y creencias sobre espíritus también podemos verlas reflejadas en sus mangas y animes, que a pesar de ser "dibujos" pueden llegar a dar tanto miedo como una película real. Aconsejaremos algunas series interesantes de terror y suspense.

La serie Hell Girl o Jigoku Shōjo. Nos cuenta la leyenda de una página web que si alguien escribe el nombre de la persona de quien se quiere vengar aparecerá una niña de pelo negro y largo que se vengará por ella, arrastrando al inscrito en la página web al infierno. Todo con la condición de que se cavarán dos tumbas, para la víctima y para la persona que hizo el trato.

Esta serie nos muestra el lado más humano y, a la vez, más deprimente de las personas. La venganza, el odio y, sobre todo, el miedo. El anime cumple con su requisito y en todo momento mantiene al espectador en tensión gracias a las situaciones y su ambiente lúgubre.

Otra serie interesante de terror es Another. Relata la historia de Koichi Sakakibara, un muchacho que se traslada y entra en un nuevo instituto. Allí, él será el detonante de una maldición que asolará su clase mientras que se hace amigo de una muchacha muy reservada a la que todo el mundo hace el vacío. Entre ambos tendrán que evitar la catástrofe que se cierne sobre la clase 3-3.

En Another vemos un ambiente triste y oscuro durante todo el anime. Las referencias a la mala suerte con cuervos y las muñecas de porcelana son un elemento constante en toda la serie, algo que provoca gran inquietud. El dibujo del anime engaña, al ser tan bello y cuidado: no hace presagiar las calamidades que ocurrirán en la historia.

Y, por último, mencionar el anime Shiki. La historia transcurre en una pequeña villa llamada Sotaba. Allí llegan unos nuevos vecinos, los Kanemasa. A partir de ahí se empiezan a desencadenar una serie de muertes extrañas tras graves casos de anemia que el doctor del pueblo, Toshio Ozaki debe investigar. Lo más misterioso de todo es que en todas las muertes había un factor decisivo: lo que parecían dos pequeñas picaduras en el cuello.

En este caso vemos otra serie, oscura de principio a fin, que parece no dar ni un gramo de esperanza a los protagonistas. Su opening es bastante significativo y nos da una idea muy acertada de lo que ocurrirá en la serie. Vemos un ambiente tenso, inquietante, con muchos enigmas por resolver.

Para finalizar, podemos decir que la cultura nipona, al igual que la occidental, es rica en leyendas e historias de fantasmas, capaces de helar la sangre al más experimentado. Sería interesante conocer un poco más de ellas para salirnos de lo habitual. Una buena opción es ver sus famosas películas de terror o algún buen anime/manga de esta temática.

SARA B. PATRÓN / REDACCIÓN
Si lo desea, puede compartir este contenido: